Es noticia
Sofía Coppola, Oliver Stone, Fincher… miel sobre hojuelas otoñales
  1. Televisión
  2. La hija del Acomodador
María José S. Mayo

La hija del Acomodador

Por
María José S. Mayo

Sofía Coppola, Oliver Stone, Fincher… miel sobre hojuelas otoñales

Vuelta a la realidad. Perdón, a la ficción. Los meses veraniegos se reservaron un par de chispazos y con eso fuimos tirando más o menos. En el

Foto: Sofía Coppola, Oliver Stone, Fincher… miel sobre hojuelas otoñales
Sofía Coppola, Oliver Stone, Fincher… miel sobre hojuelas otoñales

Vuelta a la realidad. Perdón, a la ficción. Los meses veraniegos se reservaron un par de chispazos y con eso fuimos tirando más o menos. En el campo de la animación llegó de la mano de Pixar Toy Story 3, que recuerdo con lagrimillas en los ojos. Y eso que creo que la segunda parte es la más redonda. También tuvimos el cupo de Nolan, que después de El caballero oscuro en el pasado añonos ha dejado esta otra perla… negra: Origen. Pero ahora se supone que viene lo bueno, ¿no?   

Después de un poco de sana desconexión, el aterrizaje en la actualidad viene acompañado de dos noticias importantes que vienen del Festival de Venecia, que enseguida nos obliga a ponernos en forma a los más cinéfilos. Natalie Portman tiene muchas papeletas para conseguir la Copa Volpi por su interpretación en Black Swan, que, además, puede constituirse como un paso más, después de la más que interesante El Luchador, a la recuperación del esteta Darren Aronofsky. La verdad es que, de inicio, que se meta en la piel de una bailarina resulta de lo más creíble.

 

Además, Sofia Coppola ha presentado nueva película y es alguien que siempre tiene algo que decir y lo hace de la mejor manera posible, dos puntos aparentemente sencillos pero difíciles de encontrar en las mentes que viven de vender mentiras. Además, es mujer y, como tal -en este punto, por favor, no traigan a colación a Kathryn Bigelow-, proyecta su mirada en lo que hace, en esta ocasión algo que conoce -y que trató también en Lost In Translation- de primera mano (la culpa fue de papá): la soledad del actor.

 

Una vez calmadas mis ansias de saber qué se cuece en el mundillo, compruebo que en poco tiempo irán llegando cosas interesantes. Hay por ahí animación que promete diversión: Gru. Mi villano favorito; Oliver Stone volviendo a Wall Street después de su paseo caribeño-político; David Fincher dando muy poco jabón al creador de Facebook en La red social; Thor en manos de Kenneth Brannagh –morbo, ¿no?-; la recuperación de Tron, ahora que tantas cosas se pueden hacer digitalmente; o el nuevo trabajo como director de Ben Affleck, The Town, un thriller en el que para dejarse sorprender, no vean el tráiler, por favor. En fin, hay propuestas. Lo de que todas finalmente resulten interesantes es otra historia. Más de ficción que realista.