Soy friki... ¿Y qué?
  1. Televisión
  2. Malditos Spoilers
Juan M. Fdez

Malditos Spoilers

Por

Soy friki... ¿Y qué?

A finales de junio del pasado año, la RAE por fin admitía la palabra friki. Lo hacía con varias acepciones. Extravagante, raro o excéntrico. Persona pintoresca

placeholder Foto: Soy friki... ¿Y qué?
Soy friki... ¿Y qué?

A finales de junio del pasado año, la RAE por fin admitía la palabra friki. Lo hacía con varias acepciones. Extravagante, raro o excéntrico. Persona pintoresca y extravagante. Persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición. Vamos, lo que en muchos pueblos se conoce como 'rarito'.

En la mayoría de los casos, el término friki suena a consumidor de videojuego o cómics. Sin embargo, desde hace ya algunos años, un nuevo grupo ha irrumpido con fuerza: el de los serieadictos o seriéfilos.

El serieadicto es un personaje peculiar de la fauna televisiva que vive por y para sus series. Que de media sigue unas diez series. Que se estresa cuando ve que se le acumulan varios episodios por ver.  Que para ello tiene descargada una o varias aplicaciones en su smartphone o tablet que le recuerdan qué episodio le toca. Que le gusta llevar sus series al día y, por supuesto, ver el final de temporada a la mañana siguiente no sea que alguien se lo estropee.

El serieadicto se entristece cuando llega mayo y los 'malvados' directivos de las cadenas americanas les cancelan sus series en los upfronts, a pesar de que realmente las odian y las están siguiendo por simple cariño. Son sus guilty pleasure. Y, lógicamente, le da igual tener que esperarse a las cuatro de la madrugada para enterarse de esos sacrificios. También lo hace en septiembre, cuando se entregan los Emmy.

El serieadicto salta de alegría cuando en otoño se produce la batería de estrenos que le anunciaron en mayo. Es como un orgasmo catódico. Sólo tiene tiempo para ver qué hay de nuevo al otro lado del océano. De hecho, incluso algunos viven con 'ansiedad'. Tiene que estar preparado por si se cruza con otro serieadicto en la vida real o en redes sociales para comentarlo o expresar su opinión.

No obstante, el serieadicto es alguien que no ve cualquier cosa, que le cuesta engancharse a una ficción patria, que se siente insultado cuando se intentan copiar sus series en España o sus actores se comparan. Es alguien que odia los doblajes, que le chirría ver una ficción americana en otro idioma que no sea el inglés. "Yo no vi Perdidos, vi Lost".

Y aunque muchos piensen que el friki serieadicto es aquel espectador que ve Breaking Bad, Mad Men, Homeland, Community o Cómo conocí vuestra madre, también ve Revenge, Once upon a time, Nashville, Padre de familia, Modern Family, South Park, Smash, Glee, Body of Proof, American Horror Story, Girls o Anatomía de Grey. Y si hace falta, se moviliza para que no le cancelen series como Héroes, Padre de Familia, Chuck o The Sarah Connor Chronicles.

Y, por supuesto, el serieadicto tiene su casa llena de series. En DVD, en BluRay, en Deluxe Edition, en Edición 20 Aniversario... Suele esperar a las rebajas, en las que se deja parte de su sueldo, pero si su fanatismo es exacerbado, el precio es lo de menos. Todo sea por compartir esa alegría en redes sociales con sus compañeros.

Son una nueva especie y, cuando varios de ellos se juntan -véase BirraSeries, el evento de los profesionales de las series-, son peligrosos. Se acabaron temas 'irrelevantes' como la política, el fútbol, o la economía. Sólo se habla de series. 

Hoy, 25 de mayo, día que se estrenó La Guerra de las Galaxias en 1977, es el día del Orgullo Friki. Es momento para reivindicar ese orgullo. Para confesar que uno se emociona al escuchar el opening de Juego de Tronos, que se le salta una lágrima al recordar que el 23 de mayo de 2010 madrugó para ver el final de Perdidos, que echa mucho de menos Fringe, o que tiene su armario lleno de camisetas de series de televisión.

*Si quieren compartir su orgullo, el canal TNT celebra este sábado en Madrid el Día Internacional del Orgullo Friki con un evento en Telefónica Flagship Store (la tienda de Telefónica en Gran Vía) en el que habrá proyecciones de Big Bang, Robot Chicken (doblada por Joaquín Reyes) y Hora de aventuras, acompañadas de karaoke, friki quizz, exposición geek y mucho más.