Es noticia
Hay vida más allá de HBO: '1992' y otras grandes producciones europeas
  1. Televisión
  2. Series
Aloña Fernández Larrechi

Desde Melmac

Por
Aloña Fernández Larrechi

Hay vida más allá de HBO: '1992' y otras grandes producciones europeas

La industria televisiva del Viejo Continente no tiene nada que envidiar a las grandes cadenas de EEUU, y cada vez más canales como BBC demuestran un nivel a la altura

Foto: Fotograma de la serie italiana '1992'. (Canal +)
Fotograma de la serie italiana '1992'. (Canal +)

Las buenas series no entienden de países de origen o de idiomas. El espectador español está acostumbrado a que la ficción televisiva patria se componga de producciones propias y series norteamericanas. Pero los productos de calidad no son exclusivos de las cadenas estadounidenses, y cada vez son más los países que quieren encontrar su lugar en el complejo mundo de la ficción televisiva. En esta difícil labor, varios países europeos, o mejor dicho, varias cadenas europeas, mucho menos pudientes que sus hermanas norteamericanas, han realizado un trabajo brillante. Y gracias a producciones que nada tienen que envidiar a las series de referencia del espectador medio, cadenas, creadores e intérpretes hasta ahora desconocidos, han encontrado su lugar en el disputado mundo de la ficcióntelevisiva.

Los entresijos de la política danesa, la compleja mente de los criminales que transitan por el puente de Oresundo la corrupción de la política italiana, tan familiar, son algunas de las historias que en los últimos tiempos se han convertido para muchos en producciones imprescindibles. Y así, esa diversidad europea que tantos problemas supone a la hora de plantear una doctrina común en las altas esferas políticases la principal ventaja del panorama televisivo del Viejo Continente. Con sabiduría, apuestan por grandes producciones a partir de mentalidades, personas y lugares muy diferentes.

La italiana ciudad del soborno

Italia, años 90. La corrupción campa a sus anchas a lo largo de todo el país y los sobornos forman parte del día a día de políticos, empresarios y figuras relevantes de la sociedad transalpina. El escándalo se desata en 1992, cuando el fiscal de tribunal de Milán, Antonio Di Pietro, detiene a Mario Chiesa, un importante dirigente del Partido Socialista Italiano. Una vez encarcelado, Chiesa se siente abandonado por su partido, lo que le lleva a confesar, provocando con su testimonio la caída de empresarios y políticos de toda Italia. Arrancaba entonces el proceso judicial denominado Manos Limpias, que popularmente se conoció como Tangentópoli.

Vídeo: 1992

Y eso es lo que narra, con todo lujo de detalles, la última gran producción de la cadena italiana Sky Atlantic, titulada 1992. El interés por llevar a la pantalla una época tan convulsa, y cercana, de la historia de Italia nace del propio protagonista, Stefano Accorsi. “La idea surgió de la necesidad de contar una parte de nuestra historia” declaró el actor al diario La Repubblica, hace un mes, cuando la serie llevaba dos semanas en antena y cosechaba unas audiencias discretas pero entusiastas. Casi tanto como la crítica, que la sitúa ya en la lista de las mejores producciones del año.

Accursi y sus guionistas recurren en 1992 a seis personajes ficticios, pero inmersos en los escenarios de interés, para explicar la cotidianedad de la corrupción que llega a todos los niveles de la sociedad italiana. Y brillantemente, aunque con menos disparos, la serie de diez episodios recoge el testigo de otras dos grandes producciones italianas, y de Sky Atlantic, Romanzo Criminale y Gomorra. Para aquellos que lo quieran comprobar por sí mismos, esta noche pueden hacerlo a las 22:30 hen Canal + Series.

La otra política en Dinamarca

En un ejercicio premonitorio pocas veces visto en televisión, en septiembre de 2010 la cadena pública danesa DR1 emitió Borgen, una producción centrada en la llegada de la líder del Partido Moderado, Birgitte Nyborg, a la presidencia del país. Un año después Helle Thorning-Schmidt, socialdemócrata, se convertía en primera ministra, la primera mujer en llegar al cargo. Pero más allá de las casualidades del destino, la serie protagonizada por Sidse Babett Knudsen es una producción que ha logrado el respeto y la admiración de millones de espectadores de todo el mundo, ya que ha sido emitida en más de una treintena de países.

Vídeo: Borgen

La razón: Birgitte no es maquiavélica como Frank Underwood, ni brillante como Jed Bartlet. Es mortal, imperfecta y terca. En su sencilla imperfección, la recién elegida presidenta sufre los problemas para compaginar su nuevo cargo con sus obligaciones familiares, pero no deja de sentirse emocionada ante la posibilidad de hacer algo verdaderamente relevante por sus votantes y por los daneses. Posteriormente tendrá que lidiar con la impotencia de no poder hacerlo, y también descubrirá la podredumbre de las bambalinas políticas o se convencerá de la importancia de las apariencias. Todo un baño de realidad política para una mujer que durante los pactos previos a su nombramiento, en la primera de sus tres temporadas, resumió su impotencia en una frase muy apropiada en estos días: “Estas son las elecciones con menos ética política que he vivido”.

La conexión policial sueco-danesa

Entre las parejas de policías que han pasado a la historia de la televisión se encuentran, desde hace cuatro años, Saga Norén y Martin Rohde, detectives, respectivamente, de la policía de Malmö y Copenhague. La razón, las dos temporadas de Bron, Broen (El puente en sueco y en danés), una serie que comienza con una investigación policial poco frecuentey termina golpeando a importantes empresarios, el Gobierno y los propios policías.

Vídeo:Bron, Broen

La historia arranca cuando el cuerpo de una mujer aparece situado en la frontera entre Suecia y Dinamarca, sobre el puente Oresund. Literalmente. Esto obligará a ambos protagonistas a trabajar coco con codo, a pesar de que, a primera vista, no parezcan el mejor equipo. Y mientras el criminal lleva a cabo su elaborado plan, ante el espectador se despliegan las historias de Saga y Martin, con sus problemas y sus defectos, tan importantes para el desenlace final como el propio caso del que se ocupan.

Con su tercera temporada pendiente de estreno, Bron, Broen es el relevo natural de otra gran producción de origen danés, Forbrydelsen, que DR1 emitió entre 2007 y 2012. Y como muestra de su calidad y su éxito, valga el interés que otros países demostraron a la hora emitir ambas producciones o adaptarlas. La televisión estadounidense, por ejemplo, hizo lo propio con ambasa The Bridge y The Killing, con resultados muy alejados de las producciones originales.

Un mafioso en Noruega

Inspirado por sus recuerdos de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1994, “aire puro, nieve blanca, tías guapas”, el mafioso Frank Tagliano solicita al programa de protección de testigos que le busque una nueva identidad en la localidad noruega de Lillehammer. Y tras declarar contra su jefe se convierte en Giovanni Henriksen, un hombre que regresa al país de sus ancestros sin más intención que pasar el resto de sus días lejos de las venganzas de la mafia. O eso se supone. Pero un mafioso que dirige durante décadas un club nocturno en Nueva York no puede mantenerse lejos de los problemasni dejar de sentirse atraído por lo prohibido. Sin entender de diferencias culturales ni costumbres, Giovanni, Johnny para los amigos, se convierte para algunos en “el puto inmigrante más guay que he conocido.”

Vídeo:Lilyhammer

Este curioso punto de partida, y el famoso actor y músico Steve Van Zandt como protagonista, hicieron de Lilyhammer la producción más famosa de la televisión nacional, congregando en su estreno a uno de cada cinco noruegos frente al televisor. Creada por Anne Bjornstad y Eilif Skodvin, la serie está coproducida por la todopoderosa Netflix y la noruega NRK. Y tras la emisión de tres temporadas, ambas cadenas aún no han decidido si la aventura noruega de Johnny ha llegado a su fin.

Muertos e historia, pasado y presente galo

La ficción televisiva europea no vive sólo de las revisiones históricas italianaso la prolífica producción nórdica. Y aunque queda para otro día la clase y las virtudes de los canales británicos, nuestros vecinos franceses tampoco se quedan atrás. Pocos podían esperar que una serie tan dramática y con una atmósfera tan gris como Les Revenants se convirtiese en el estandarte de la ficción gala, que ha contado y contará con otras producciones muy interesantes.

Vídeo: Les Revenants

Porque además del misterioso e inquietante regreso de entre los muertos, creado por Fabrice Gobert y que ha dado lugar a otras series sospechosamente similares, el mercado televisivo internacional también ha mostrado interés por otras producciones galas. Series como Braquo, del género policial, o Engranages (Spiral), con una vertiente más judicial, han sido emitidas en otros países y, cómo no, contarán con su versión estadounidense.

Pero ahora todas las miradas están puestas en Versailles, la serie más cara de la televisión francesa que se ocupará de narrar los primeros años del reinado de Luis XIV. Con un presupuesto cercano a los treinta millones de euros, la serie, que se podrá ver en España en Movistar Series, no se estrenará hasta noviembre, pero ya ha cosechado las primeras críticas en la prensa especializada gala, escandalizada porque se haya rodado en inglés. No es un buen comienzo, pero no importa:es televisión.

El redactor recomienda