'O.J.: Made In America', el desesperado intento de fuga más famoso de la historia

El malogrado deportista, inagotable y controvertida estrella mediática, ha sido protagonista de dos producciones televisivas la última temporada

Foto: 'O.J.: Made in America'
'O.J.: Made in America'
Autor
Tags
    Tiempo de lectura10 min

    El 17 de junio de 1994 comenzó en Estados Unidos el Mundial de Fútbol que fijaría para siempre, en la memoria de todos los españoles, la nariz de Luis Enrique sangrando tras recibir un codazo del defensa italiano Mauro Tassotti. Antes de llegar a ese trágico momento que, irremediablemente, vuelve a nuestra memoria cada vez que España se enfrenta a Italia, los de Clemente se enfrentaron en la jornada inaugural a Corea del Sur. Al final del encuentro, los españoles tratábamos de explicarnos cómo nosotros, que por aquel entonces ya teníamos la mejor liga del mundo, sólo éramos capaces de empatar contra semejante “superpotencia.”

    Mientras, los estadounidenses, a los que les importaba poco el campeonato que se celebraba en su país, estaban a punto de asistir al comienzo de uno de los sucesos más mediáticos de las últimas dos décadas. Un acontecimiento televisivo, social y judicial cuyo punto de partida se situaba en los días previos, pero que vivió uno de sus muchos puntos álgidos cuando O. J. Simpson comenzó una huida desesperada por la interestatal 405.

    No importaba que se jugase la final de la NBA, las televisiones de todo el país fijaron su atención en un Ford Bronco Blanco a la carrera

    No importaba que se jugase el quinto partido de la final de la NBA, las televisiones de todo el país fijaron su atención en un Ford Bronco Blanco a la carrera. 95 millones de estadounidenses fueron testigos televisivos del desesperado intento de fuga de un hombre tan famoso que la policía le había pedido que se entregase voluntariamente. Una historia en la que las cadenas nacionales invirtieron miles de horas de emisión, y que se ha empeñado en volver, por partida doble, a la actualidad de la pequeña pantalla: el caso O.J.Simpson.

    'O.J.: Made In America', el desesperado intento de fuga más famoso de la historia

    De inesperada actualidad

    La última producción sobre el proceso abierto contra la estrella deportiva de los años 90, cuando fue acusado de asesinar a su exmujer y un amigo de ésta, ha sido 'O.J.: Made In America'. Una serie documental de ESPN 30 for 30 que esta noche (22:00h.) llega a Movistar +. Escrita y dirigida por Ezra Edelman, experto en las producciones documentales de carácter deportivo, 'O.J.: Made In America' está compuesta por cinco episodios con un total de 8 horas de duración. En ellas, el espectador descubre una de las personalidades más famosas de los años noventa, desde el momento en el que llega a la Universidad del Sur de California hasta su detención en 2007.

    "Durante mi infancia en el gueto mi máxima ambición no era el dinero. Era la fama. Quería ser conocido, quería que la gente dijera 'Ahí va O.J.'"

    “Durante mi infancia en el gueto mi máxima ambición no era el dinero. Era la fama. Quería ser conocido, quería que la gente dijera “Ahí va O.J.” Así comienza una narración a la que acompaña el crudo retrato de la situación social que atravesaban los afroamericanos a finales de los 60, cuando Simpson saltó a la fama. Dos cuestiones, a primera vista, opuestas, pero que terminaron siendo fundamentales en la deriva que tomaría el caso, ya en los noventa.

    Continuando con la estela creada este mismo año por 'Making a Murderer', la miniserie documental no utiliza la figura del narrador para acercar al espectador la historia que quiere contar, y éste avanza a través de imágenes de archivo de cada época, así como de los testimonios de todos aquellos que compartieron sus días o conocieron a la malograda estrella deportiva. El resultado es una creación de gran valor artístico y periodístico que ha recibido el aplauso unánime y contundente de la crítica norteamericana.

    'O.J.: Made In America', el desesperado intento de fuga más famoso de la historia

    Ficcionado por Ryan Murphy

    Tres meses antes, la mente inquieta de Ryan Murphy y Fx, uno de los canales norteamericanos de cable que mejores series estrena últimamente, convirtió en una ficción televisiva el juicio al ídolo de masas a través de 'American Crime Story', una nueva saga en la que el creador se ocupará de algunos de los temas más controvertidos de la historia estadounidense. Gracias a ambos estrenos es innegable que, televisivamente, 2016 quedará marcado por la coincidencia de dos producciones centradas en una figura tan controvertida como O. J. Simpson. Un hombre que está en la cárcel desde 2008 y, el año que viene, cumple con su estancia mínima en prisión, por lo que podría solicitar la revisión de su petición de libertad condicional.

    La expectación del caso creció hasta límites inauditos. Una moda que los sociólogos calificaron de perturbadora

    La presencia del deportista y actor nacido en San Francisco en 1947 no es, ni mucho menos, novedosa para la pequeña pantalla. La expectación con la que se vivió su fuga, y la relevancia mediática que desde ese momento creció hasta límites inauditos, provocaron que el caso O. J. Simpson se convirtiera en el centro de atención de la rutina norteamericana. Rara era la semana en la que una novedad convertía el caso en tema de conversación en los medios, un desmedido interés que seguro que tuvo mucho que ver con que en la celebración de Halloween de 1994, las máscaras, las pelucas y los jerseys que caracterizaban al deportista se convirtieron en los disfraces más vendidos. Una moda que los sociólogos calificaron de perturbadora.

    'O.J.: Made In America', el desesperado intento de fuga más famoso de la historia

    Alrededor del sumario abierto contra Simpson se desarrolló un circo mediático en el que no faltaron los oportunos libros sobre la figura de la fallecida, de la mano de su amiga Faye Resnick, o las interminables horas de televisión cargadas de sesudos análisis y conmovedoras entrevistas. Para completar el esperpento, el juez Lance Ito permitió que las cámaras de televisión accediesen a la sala en la que se iba a celebrar el juicio, convirtiéndolo así en el primer litigio contra un personaje público que se emitía en directo en televisión. Una emisión cargada de momentos momentos inolvidables, entre los que se encuentra la lectura del veredicto en el plató de toda una estrella mediática, Oprah Winfrey. Una mujer a la que el propio O. J. Simpson llegó a acusar de ser la culpable de que se encuentre en prisión.

    O.J. como referencia

    Para los norteamericanos, la carrera del Ford Bronco blanco por la Interestatal 405 se convirtió en uno de esos acontecimientos que todo el mundo recuerda dónde se encontraba cuando sucedió. La fama de la que gozaba Simpson, y su repentina caída en desgracia, le convirtieron en un personaje aún más popular de lo que ya era cuando, simplemente, jugaba al fútbol americano. Algo que no tardó en convertirle en el recurso inevitable cuando la ficción televisiva quería que el espectador se sintiese familiarizado con las referencias de sus personajes.

    El 26 de septiembre de 1994, tres meses después del comienzo del caso, la CBS emitía un episodio de Murphy Brown centrado en un hombre que llevaba a cabo una huida como la de O. J. Simpson. Y la NBC estrenaba el episodio de 'Seinfeld 'titulado 'The Big Salad' en el que Kramer viaja en un Ford Bronco blanco acompañado de un exjugador de baloncesto sospechoso de asesinato. Pero esta no sería la única ocasión en la que la serie creada por Jerry Seinfeld y Larry David se inspiraría en el caso O. J. Simpson, y en las dos temporadas siguientes es posible encontrar referencias en los episodios titulados 'The Maestro' y 'The Caddy'.

    'O.J.: Made In America', el desesperado intento de fuga más famoso de la historia

    En junio de 1995, seis meses después de que arrancase el juicio, Laurie Metcalf salió del televisor de Roseanne caracterizada como Marcia Clark, para agradecerle el apoyo que le había prestado en los últimos meses. La actriz, que habitualmente interpretaba a la hermana de la protagonista, lucía un aspecto muy similar al de la conocida fiscal, son su característico pelo rizado y su gesto nervioso. Unos elementos que también distinguieron en 2015 al personaje de Tina Fey en Unbreakable Kimmy Schmidt, oportunamente llamado Marcia y a quien siempre acompañaba su colega afroamericano Chris.

    Simpson en 'Los Simpson'

    La ficción animada tampoco quiso perder la oportunidad de utilizar la relevancia del caso Simpson para adornar sus historias. La primera de ellas fue, cómo no, la longeva creación de Matt Groenning, Los Simpson, que ya en noviembre de 1994 parodió el circo mediático que rodeaba la investigación. Posteriormente llegarían, ya en el siglo XXI, las apariciones de O.J. Simpson en un par de episodios de la ácida 'South Park', y en 'Padre de Familia', producción en la que se convertía en amigo de Peter pero sufría el rechazo de Quahog. El episodio, titulado 'The Juice is Loose', parodiaba el nombre del documental de 1974 sobre el deportista (y su apodo), y en España fue traducido como 'O.J. anda suelto' y en Hispanoamérica 'Mi Amigo Simpson'.

    'O.J.: Made In America', el desesperado intento de fuga más famoso de la historia

    La música y el cine también se inspiraron en la caída en desgracia del deportista, pero sin duda, quienes más provecho sacaron de ella, más allá de los informativos, fueron los guionistas de los programas nocturnos y de variedades. Jay Leno lanzó a la fama a los Dancing Itos, que a veces iban acompañados de Marcia Clark, Conan O’Brien se mofaba de Johnnie Cochran, abogado de O.J., y el Saturday Night Live convertía a Tim Meadows en una referencia ineludible cuando se hablaba del deportista. El actor afroamericano dejó el programa, pero Simpson no desapareció de los guiones y en 2013 fue encarnado por el cómico Kenan Thompson.

    La escena parodiaba la búsqueda de un jurado que llevaron a cabo en 2008 para el juicio por el que el deportista ingresó en prisión. El abogado de Simpson busca personas que no tengan ideas preconcebidas sobre O.J. y entre los posibles elegidos se encuentran un hombre que ha pasado 22 años en coma, otro que sufre amnesia e incluso un extraterrestre. Cuando el abogado interroga a un hombre que lleva décadas metido en un refugio nuclear, este le habla de su pasado futbolístico y añade “Y mató a esa mujer ¿no?” “Pensaba que había estado en un refugio nuclear” comenta entonces indignado el defensor de Simpson. Y el posible jurado aclara “Ya, pero es O.J.” Y nadie puede escapar a su leyenda.

    Desde Melmac
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    1comentario
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios