Compré un piso con una inquilina de renta antigua: ¿cuando se muera lo recuperaré?

Compré un piso con una inquilina de renta antigua que en el año 1980 se acogió al contrato por defunción de su marido. Sus hijos son mayores y no viven con ella

Foto: Compré un piso con una inquilina de renta antigua: ¿cuando se muera lo recuperaré?
Autor
Tiempo de lectura4 min

Compré un piso con una inquilina de renta antigua que en el año 1980 se acogió al contrato por defunción de su marido. Sus hijos son mayores y no viven con ella. ¿Cuando fallezca podré recuperar la vivienda sin más? Sólo paga 140 euros al mes.

El contrato de alquiler que indica, se regula por la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964, si bien en lo que concierne a subrogaciones y extinción o finalización del mismo tenemos que acudir a la Disposición Transitoria Segunda de la Ley 29/1994 de 24 de noviembre de Arrendamientos Urbanos.

Conforme a los datos que indica, el inquilino o arrendatario originario falleció con anterioridad al 1 de enero de 1995, subrogándose en el mismo su cónyuge, que es actualmente su arrendataria.

Si dicha arrendataria volvió a contraer matrimonio, o mantiene una relación de convivencia en análoga situación de afectividad a la de cónyuge, durante los dos años inmediatamente anteriores a su fallecimiento, esa persona podrá subrogarse en el contrato de arrendamiento.

Si ese cónyuge o persona con la que podría convivir su actual arrendataria no existe, se podrán subrogar los hijos del inquilino originario, siempre y cuando hubieran convivido con su actual inquilina (la subrogada) durante los dos años anteriores al fallecimiento.

De darse este último caso, la de la subrogación de alguno de los hijos, el contrato se extinguirá a los dos años a contar desde el fallecimiento de su actual inquilina, o al cumplir el hijo subrogado los 25 años de edad (lo que ocurra más tarde). Excepcionalmente, el contrato se extinguirá al fallecimiento del hijo subrogado, si este tuviera una minusvalía igual o superior al 65%.

PROBLEMAS CON LA FIANZA DE UN PISO

Mi pareja y yo vimos un piso que nos gustaba y dimos una fianza mediante transferencia bancaria. A la semana nos sentamos para firmar el contrato, pero en el último momento nos hemos echado para atrás porque no nos convencía. La agente que lleva la casa dice que no nos devuelve el depósito. ¿Es legal? Que podemos hacer?

Sería necesario conocer más datos para resolver concretamente las cuestiones que plantea, y sobre todo si la cantidad entregada lo fue para alquilar o para comprar una vivienda, ya que no especifica nada al respecto en su consulta.

En primer lugar, debo indicarle que, previamente a entregar cualquier cantidad en concepto de fianza, reserva, señal o arras, debería de haberse informado de las condiciones que posteriormente iba a firmar, y sobre todo si las mismas serían o no negociables.

Es recomendable siempre entregar cualquier cantidad en el mismo acto de la firma de un documento que recoja las causas por las que dicho importe se puede devolver o, por el contrario, perder. Una transferencia bancaria deja poco margen para recoger condiciones y, en todo caso, no dejan de ser manifestaciones prestadas unilateralmente, faltando el concurso de voluntades de las dos partes en el mismo acto.

Si lo que denomina fianza se entregó para el alquiler de una vivienda y las condiciones pactadas con la agencia encargada (que entiendo figurarán en la hoja de visita que firmaran), cuya copia deberían tener, no se adecúan a lo que más tarde se reflejaba en el contrato, la agencia debería devolverles el importe abonado. De lo contrario, y si las razones del desistimiento han sido otras diferentes, imputables a ustedes como arrendatarios, perderán dicha cantidad.

Lo mismo habrá de ocurrir si la cantidad entregada como reserva (fianza), lo fue para la compra de una vivienda.

En definitiva, tendrá derecho a la devolución del importe abonado si las condiciones mínimas del contrato no coinciden con las indicadas inicialmente y que deberían de obrar, al menos, en la hoja de visita que firmaran a la agencia inmobiliaria. De otro modo, perderán esa cantidad ingresada, de manera incorrecta desde mi punto de vista, mediante transferencia bancaria.

*Carmen Giménez, abogado titular de G&G Abogados para idealista.com/news

Si tiene alguna duda sobre la consulta resuelta y quiere más información, puede escribir un correo electrónico a: redaccion@idealista.com.

Puede enviar sus dudas al consultorio en este enlace.

Asesor sobre Vivienda

El Confidencial pone a su servicio este consultorio jurídico inmobiliario. Un espacio que está destinado a resolver semanalmente las dudas legales de los ciudadanos sobre temas relacionadas con el sector inmobiliario: alquileres, compraventa, hipotecas, ejecuciones hipotecarias, etc.

En caso de divorcio ¿quién debe hacerse cargo del pago de la hipoteca? o, ¿puedo pagar una parte de la cuota mensual de la hipoteca sin miedo a que me embarguen la casa?

ENVÍE SU CONSULTA


Condiciones de uso de Consultorio inmobiliario

En cumplimiento con la normativa de protección de datos de carácter personal -LO 15/1999 y RD 1720/2007- los datos de carácter personal remitidos a través del formulario será tratados en el fichero denominado “USUARIOS WEB DE TITIANIA” notificado ante la Agencia Española de Protección de Datos con nº de registro 2060040405, titularidad de TITANIA COMPAÑÍA EDITORIAL, S.L. sito en la calle Virgilio, 25 – 1 A/D con código postal 28223 Pozuelo de Alarcón -Madrid- para la finalidad exclusiva de gestionar las consultas que nos efectúen a través de la sección MOTOR. En todo momento, puede ejercitar los derechos que se le reconocen -acceso, rectificación, cancelación y oposición- mediante comunicación al efecto a través del mail: info [@] elconfidencial.com.

De igual forma, al remitirnos su consulta acepta que ésta junto con la información suministrada sea comunicada a la entidad colaboradora para la finalidad descrita, autorizando, en su caso, la publicación de la misma en la sección o Página Web titularidad de la entidad editora.

Le informamos, igualmente, que no todas las consultas podrán ser resueltas por la entidad colaboradora, efectuándose una selección y publicación de las más importantes, en virtud del grado de interés que pudieren suscitar las mismas. En todo caso, las consultas serán resueltas con el máximo rigor y profesionalidad, no siendo vinculantes para las partes, recomendando que para mayores detalles, a la vista de la consulta o de los hechos del caso en concreto, pudieren dirigirse a profesionales del sector para un asesoramiento del mismo.

Para cualquier aclaración puede dirigirnos su consulta a través del correo electrónico dispuesto en la presente sección.

Consultorio Inmobiliario

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios