Muerte súbita: cómo evitar un problema que afecta incluso a deportistas de élite

Es una de las noticias más angustiosas que emiten los medios de comunicación, pero afecta a una de cada 100 o 200.000 personas. ¿Qué se puede hacer para evitarlo?

Foto:

Soy un gran aficionado al deporte y me sorprenden los casos de muerte súbita que aparecen de forma cada vez más frecuente en los medios de comunicación. ¿Es algo muy común? ¿Afecta solo a deportistas de élite con gran rendimiento físico?

El deporte es beneficioso para la salud de todos. Incluso las personas enfermas deben hacer ejercicio, pero adaptado a sus circunstancias y siempre de forma segura. Sin embargo, el ejercicio físico no está exento de riesgos y el más impactante, aunque muy infrecuente, es el de la muerte súbita.

Los medios de comunicación rápidamente se hacen eco de estos casos, especialmente cuando afectan a deportistas de élite, en teoría exponentes de máxima salud. Pero la incidencia es la misma en el deporte de competición y en el llamado ‘recreacional’: un caso al año por cada 100 o 200.000 personas que hacen ejercicio.

Las causas más comunes son cardiológicas, con diferencias en función de la edad, ya que a partir de los 35 suelen ser problemas derivados de depósitos de colesterol en las arterias coronarias, y por debajo de esa edad suelen ser problemas congénitos del músculo cardíaco. Pero la lista de motivos es más extensa: hay problemas eléctricos, problemas de malformaciones, problemas infecciosos…

Si estos deportistas de élite están constantemente supervisados por sus médicos, ¿cómo puede ser que no detecten que pueden tener posibilidades de padecer una muerte súbita?

Aunque para el público en general parezca obvio qué hacer, esto no es tan sencillo. Ninguna prueba es 'fiable' al 100%: todas generan diagnósticos que no son reales (falsos positivos) y se escapan enfermos (falsos negativos). Ambos extremos tienen importantes consecuencias porque afectan al estilo de vida, la profesión, al aseguramiento o rendimiento psicológico, entre otros.

Existen recomendaciones generales de las sociedades científicas, pero después cada país adopta una estrategia. Obtener de las personas una historia pormenorizada y realizar una buena exploración física es indispensable, y sobre ello hay consenso general. Pero luego vienen las pruebas y ahí sí que hay diferencias. Sirva de ejemplo considerar que en Estados Unidos hasta hace poco no se realizaba ninguna prueba, mientras que en Italia se hacían reconocimientos enfocados y un electrocardiograma a toda persona que fuera a hacer deporte. El resultado de la estrategia italiana fue una reducción de las muertes súbitas del 90%.

Como deportista, ¿qué pruebas existen para prevenir cualquier riesgo en este sentido?

Cuando hablamos de pruebas, nos estamos refiriendo a un amplio espectro: electrocardiogramas convencionales, registros electrocardiográficos prolongados, ecocardiografías convencionales, ecocardiografías de estrés, pruebas de esfuerzo (ergometrías) convencionales, pruebas de esfuerzo con análisis de gases, escáner, resonancia magnética, estudios electrofisiológicos…

Esto quiere decir que no hay una de ellas que sea la reina: a todas se les puede escapar algo, todas pueden encontrar cosas que no existen, todas tienen puntos conflictivos de solapamiento entre personas sanas y enfermas, algunas tienen complicaciones de la técnica… También han fracasado estrategias basadas en el análisis genético (como ocurrió en un famoso club de fútbol español). Se da el hecho añadido de que muchas de estas pruebas se hacen en reposo mientras que estamos hablando de algo que ocurre con el ejercicio. Y, sobre todo, está el problema de quién las interpreta: debe ser personal entrenado y cualificado.

Algunas de estas pruebas tienen interés más allá de buscar la seguridad. Es el caso de la ergoespirometría o prueba de esfuerzo con análisis del consumo de gases. Mediante esta prueba se evalúan todos estos sistemas (metabólico, cardiovascular y respiratorio) de forma integrada y se llega a conocer muy profundamente las peculiaridades de cada deportista, permitiendo saber cuáles son sus límites, mejorando al mismo tiempo su rendimiento deportivo, ya que permite orientar y planificar el entrenamiento.

La ergoespirometría va mucho más allá de las ergometrías o pruebas de esfuerzo que se hacen habitualmente. Su metodología es distinta, además de sus protocolos e interpretación. Bien realizada e interpretada, podemos decir que es una ayuda, casi indispensable, para aquellas personas que quieran planificar su entrenamiento u orientar qué ejercicio y cómo realizarlo en función de su objetivo (por ejemplo, adelgazar).

PREGUNTAS DEL CONSULTORIO MÉDICO


Condiciones de uso de Consultorio inmobiliario

En cumplimiento con la normativa de protección de datos de carácter personal -LO 15/1999 y RD 1720/2007- los datos de carácter personal remitidos a través del formulario será tratados en el fichero denominado “USUARIOS WEB DE TITIANIA” notificado ante la Agencia Española de Protección de Datos con nº de registro 2060040405, titularidad de TITANIA COMPAÑÍA EDITORIAL, S.L. sito en la calle Virgilio, 25 – 1 A/D con código postal 28223 Pozuelo de Alarcón -Madrid- para la finalidad exclusiva de gestionar las consultas que nos efectúen a través de la sección MOTOR. En todo momento, puede ejercitar los derechos que se le reconocen -acceso, rectificación, cancelación y oposición- mediante comunicación al efecto a través del mail: info [@] elconfidencial.com.

De igual forma, al remitirnos su consulta acepta que ésta junto con la información suministrada sea comunicada a la entidad colaboradora para la finalidad descrita, autorizando, en su caso, la publicación de la misma en la sección o Página Web titularidad de la entidad editora.

Le informamos, igualmente, que no todas las consultas podrán ser resueltas por la entidad colaboradora, efectuándose una selección y publicación de las más importantes, en virtud del grado de interés que pudieren suscitar las mismas. En todo caso, las consultas serán resueltas con el máximo rigor y profesionalidad, no siendo vinculantes para las partes, recomendando que para mayores detalles, a la vista de la consulta o de los hechos del caso en concreto, pudieren dirigirse a profesionales del sector para un asesoramiento del mismo.

Para cualquier aclaración puede dirigirnos su consulta a través del correo electrónico dispuesto en la presente sección.

Consultorio médico

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios