Muere Paloma Chamorro, la madre de todos los escándalos culturales

La presentadora de 'La edad de oro' fallece a los 68 años. El programa musical generó algunas de las broncas políticas más grandes de los ochenta

Foto: Paloma Chamorro (montaje: Carmen Castellón)
Paloma Chamorro (montaje: Carmen Castellón)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Paloma Chamorro ponía a veces cara de perplejidad mientras escuchaba los desvaríos de la fauna que pasaba por su programa, ‘La edad de oro’, que entre 1983 y 1985 convirtió un plató de Televisión Española en el centro del mundo pop. En riguroso y 'chanante' directo. Su permanente cardado despeinado parecía una señal inequívoca de que Chamorro, muerta a los 68 años, estaba a veces tan flipada como el espectador con las movidas que allí ocurrían.

Divos de la Movida colocados como monos, cantantes internacionales bajándose los pololos en plena actuación y un largo etcétera de gloriosos disparates. Y Chamorro con cara de: “Sí, se nos ha ido de las manos, pero es que esto va precisamente de eso”; de ampliar los límites de la libertad de expresión, es decir, de liarla.

Hay motivos más que de sobra para celebrar retrospectivamente a Chamorro: ‘La edad de oro’ es el mejor programa musical que hemos tenido nunca en España, no hay discusión posible. No obstante, la nostalgia de la movida ochentera tiende a la distorsión y a convertir la época en los mundos de Yupi, y no: aunque nos llenemos la boca diciendo qué mal estamos ahora a nivel de libertades públicas y qué bien estábamos en los ochenta, ‘La edad de oro’ no fue precisamente un camino de rosas, con varios escándalos culturales tan atronadores o más que los de nuestra era digital. Ríete tú de los titiriteros.

Muere Paloma Chamorro, la madre de todos los escándalos culturales

Paloma Chamorro fue procesada por blasfemia/ofender a los católicos tras dos performances seguidas de Vagina Dentata y Psychic TV (16 de octubre de 1984) en las que, entre otras muchas cosas, se mostró un crucifijo con una cabeza de cerdo.

‘El País’ contó así la bronca política que derivó en persecución judicial: “Los consejeros de administración de RTVE pertenecientes al Grupo Popular y a Minoría Catalana calificaron ayer determinadas escenas del programa 'La edad de oro' del pasado martes como una ‘vulneración frontal de la Constitución'... La consejera Ester López de Portela, del Grupo Popular, señaló como imágenes más ofensivas y graves la de un crucifijo con cabeza de elefante -'un cerdo', según la aclaración del director general de RTVE-, así como un simulacro de celebración de la misa y la escena de una pareja desnuda en un ataúd'".

Hubo que esperar a 1993 a que el Tribunal Supremo determinara que Paloma Chamorro no había cometido delito algunoABC, por su parte, publicó un artículo llamado ‘Un programa blasfemo’, en el que se describía la actuación de Psychic TV con estas palabras: el grupo mostró "un cristo con cabeza de cerdo en marco satánico, mientras se invitaba a la audiencia, con algún que otro gesto porno, a vivir en el templo de la juventud psíquica que, por lo que se vio y oyó, debería terminar con las inhibiciones generales y la sumisión total de la audiencia y los invitados, ya que el cantante quería, sobre todas las cosas, 'follar al público'" . Dicho lo cual, ABC procedía a pedir la dimisión de todo bicho viviente.

Tras un largo calvario judicial, el Tribunal Supremo determinó en 1993 que Paloma Chamorro no había cometido delito alguno, aunque para entonces ‘La edad de oro’ llevaba ya ocho años enterrado y sentenciado.

Sombreros fuera pues para despedir a Chamorro.

Animales de compañía

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios