Por qué la música debe sonar más fuerte tras el fallecimiento de Pedro Aunión

Tras el 'shock', pensé qué sería lo más apropiado, si parar o continuar. Conociendo la filosofía de un buen puñado de artistas (músicos), creo hubieran querido que la música sonara más fuerte

Foto: Miembros de los servicios sanitarios intentan reanimar a Pedro Aunión. (EFE)
Miembros de los servicios sanitarios intentan reanimar a Pedro Aunión. (EFE)

3 de junio de 2016, durante los segundos libres del GP de Cataluña, Luis Salom perdió el control de su moto y sufrió un accidente que le costó la vida. La familia del motociclismo –y del 'motorsport' en general– se unió y le rindió un sinfín de homenajes, empezando por ese mismo fin de semana en el 'circuit', tanto antes de las carreras como en el podio, sin cava ni ganas de celebrar nada. En este tipo de deportes se asume este componente de riesgo y se entiende que lo mejor para recordar la figura del fallecido es correr y pelear en la pista en su memoria. Mad Cool ha decidido algo parecido en el caso del acróbata fallecido este viernes por la noche, Pedro Aunión.

Lamentablemente fui uno de los testigos directos del suceso. Cada vez que suene 'Purple Rain' me acordaré de Pedro. No le conocí, pero su aire a Freddy Mercury ya me enganchó antes de comenzar a realizar unos movimientos que me dejaron embelesado junto a mi amigo Carlos. De repente, Carlos y yo nos miramos cuando vimos cómo el artista se precipitó, "¿es parte del show?", nos preguntamos. A los pocos segundos vimos que no y se nos encogió el corazón, el estómago y nuestro rostro cambió de expresión. Se nos quedó mal cuerpo no, lo siguiente, y se nos quitaron las ganas de ver a Green Day, los siguientes que debían salir al escenario principal, al escenario de Pedro Aunión.

Tras el 'shock' inicial y sin conocer el fatal desenlace, pensé qué sería lo más apropiado, si parar o continuar. ¿Qué hubiera querido Pedro? ¿Y su familia? Conociendo personalmente la filosofía de un buen puñado de artistas (músicos), creo que todos ellos hubieran querido que la música sonara más fuerte que nunca. ¿Y en el caso de Pedro?

Murió "haciendo lo que más le gustaba", escribió Estefanía, la hermana del acróbata, en su muro de Facebook, dando coordenadas para su velatorio. Como propagador profesional de cultura y arte que ha sido Aunión, creo que no hubiera deseado el silencio y el luto como 'homenaje'. En cualquier caso, aquí no hay una opinión única válida, es algo muy personal. Hubo gente que se fue, y la inmensa mayoría se quedó botando con Green Day.

Yo me quedé. Y no podía parar de mirar la grúa, con la caja todavía colgando donde Pedro nos había deleitado una hora antes. Intentaba atender a la banda de Billie Joe, que actuó sin saber nada. Y la gente botó, y se lo pasó bien. Disfrutó del concierto. Yo también salté. Y miré la caja, y pensé en Pedro y si los 40.000 fans estábamos haciendo lo correcto. Y creo que sí, que cada uno debía escoger su manera de mostrarle su respeto. La mía fue apostando por la cultura e interesarme, en cuanto tuviera tiempo y ordenador, por su atrevido oficio. Green Day le llamó "valiente" tras su concierto, cuando se enteraron de la noticia. ¿Debían habérselo comentado antes de subir al escenario para que comenzase desde ese momento el homenaje? Esta es otra cuestión.

Que Mad Cool informara tarde o mal es otro asunto… O que emitiera un comunicado explicando que continuaba con la programación por una cuestión de seguridad. Seguramente no fue el modo con más tacto posible de hacerlo pero esto no quita que tuvieran razón. Quizás, si hubieran señalado primero que le realizarían un homenaje y después que continuarían con los horarios por seguridad, habrían estado más acertados. En cualquier caso, en lo que sí está todo el mundo de acuerdo es que Pedro, un artista expuesto en cada entrenamiento al riesgo de una caída, se merece un gran homenaje en todos y cada uno de los Mad Cool del futuro.

Unos días después del accidente del piloto balear Luis Salom, se lanzó la idea de que esa curva número 12 de Montmeló –donde perdió la vida– llevara su nombre. Tal vez algún día tenga su espacio el piloto apodado el Mexicano. Para muchos, cambien o no el nombre, será la curva de Luis Salom (hoy en día modificada). El escenario principal del Mad Cool, para mí siempre será el escenario Pedro Aunión, al igual que cuando escuche el 'Purple Rain' de Prince se me aparecerá Pedro volando mientras hace figuras imposibles.

Área Rock

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios