El gran libro de los galgos: el perro atleta

El gran libro de los galgos. Comprar libroEl galgo de campo es un perro perfectamente adaptado a la geografía ibérica, a la aridez de nuestros campos
Foto: El gran libro de los galgos: el perro atleta
El gran libro de los galgos: el perro atleta

El gran libro de los galgos. Comprar libro

El galgo de campo es un perro perfectamente adaptado a la geografía ibérica, a la aridez de nuestros campos y a la dureza de su clima. Su presencia en la península se remonta a tiempos muy antiguos y su historia siempre ha estado ligada a la historia de la caza.

El autor, galguero desde hace 44 años, ha concebido esta bella obra como homenaje  a los lebreles –que tantas satisfacciones le han proporcionado desde chiquillo- y como apuesta por el futuro de su deporte, conjugando el respeto y cariño a los animales con el objetivo de la recuperación del galgo español. Para ello ha recabado la colaboración de amigos, aficionados y estudiosos, cuyos variados artículos ofrecen un vasto panorama sobre el mundo de los lebreles, ilustrado con multitud de fotografías y reproducciones de obras de arte.

El deporte de la caza de liebres con galgos es “corazón y campo abierto, la belleza de la naturaleza en pie de igualdad”,  hasta el punto de que los aficionados consideran buenos los galgos que reparten con el campo, es decir, aquellos que de cada cuatro liebres que corren capturan dos, repartiendo, así, a medias con la naturaleza. Los que obtienen tres, de cada cuatro liebres que persiguen, son excepcionales.

Impregna la obra la ilusión por la recuperación del galgo español, que se ha mantenido morfológicamente con características similares desde el siglo XV hasta  comienzos del siglo XX, en que se generalizó  el cruce con galgos ingleses e irlandeses, más rápidos en corto, frente al nuestro, más resistente y con mayor aguante en carreras superiores a un minuto.

Las características del galgo español se describen detalladamente así como las desviaciones leves y grandes del estándar. La liebre, la otra gran protagonista de este deporte, merece también un extenso capítulo con sus especies, hábitats, alimentación, reproducción, huellas y enfermedades. Esta información técnica es aderezada con entretenidos y curiosos relatos de vivencias cazadoras, sin olvidar la gastronomía tradicional ligada a su ejercicio como la porra antequerana, el salmorejo cordobés o las migas manchegas.

Un atractivo estudio del galgo en la historia y en el arte ocupa gran parte del libro, junto al palmarés de los campeonatos de España de galgos en campo abierto desde 1930 hasta 2009. Para rematar, esta variada exposición, con las normas en la cría del galgo y su preparación. Creo que ningún aficionado echará en falta aspectos sin tratar, y disfrutará aprendiendo más, rememorando experiencias personales y contemplando la belleza de la silueta de estos animales en plena carrera, o a través de las numerosas obras de arte que los inmortalizan.

Y como no podía faltar, el jugoso refranero español nos aporta un broche final para este paseo por estepas y páramos, de fuertes y penetrantes aromas, con el que recuperamos significados y tradiciones: de casta le viene al galgo; donde menos se piensa salta la liebre; le echaron los galgos; no hay hidalgo sin galgo; cuando hace frio la liebre cerca del rio; al galgo más lebrero se le va la liebre en enero; en enero busca la liebre en el ranero; al galgo buena cama, pan duro y tierra llana; etc.

En esta misma colección, la editorial propone otro estupendo libro de similar formato, El gran libro de la rehala, de cuyo autor, Mariano Aguayo, comento a continuación la última obra publicada, Vocabulario general de la montería española.

Reseñas anteriores publicadas en El Rincón...

Rincón de María Trincado
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Fifth Harmony - Work from Home ft. Ty Dolla $ign
Hasta el Amanecer - Nicky Jam | Video Oficial
Alvaro Soler - Sofia

ºC

ºC