Javier Castillejo, memorias de "un boxeador que nació en el país equivocado"

Es el único español que se ha coronado Campeón del Mundo en dos pesos distintos y la publicación de su biografía es una buena ocasión para recordar su figura en 12 asaltos

Foto: Javier Castillejo posa con su libro durante su visita a la redacción de El Confidencial. (Foto: Carmen Castellón)
Javier Castillejo posa con su libro durante su visita a la redacción de El Confidencial. (Foto: Carmen Castellón)

Javier Castillejo, conocido como 'el Lince de Parla', es una leyenda del deporte nacional y el boxeador más laureado de la historia de España. Retirado desde 2009, colgó los guantes con un sorprendente palmarés de 72 combates con 62 victorias. Es el único boxeador español que se ha coronado Campeón del Mundo en dos pesos distintos (superwelter y medio) y se ha enfrentado a los mejores boxeadores de su época, como Óscar de la Hoya, Keith Mullings, Fernando Vargas o Julio César Vásquez.

Con motivo de la reciente publicación de su biografía, 'Javier Castillejo: asalto al cielo', escrita por el periodista Jorge Sanz, el Lince de Parla visitó la redacción de El Confidencial y volvió a subirse al ring, aunque esta vez para intentar resumir en 12 asaltos sus memorias. Las memorias de un campeón y de un boxeador que, como él dice, "nació en el país equivocado".

Javier Castillejo, durante su entrevista en El Confidencial. (Carmen Castellón)
Javier Castillejo, durante su entrevista en El Confidencial. (Carmen Castellón)

1er asalto. ¿Por qué decidiste boxear?

De pequeño jugaba al fútbol y practicaba kárate. Tras vivir ocho años en Alemania, volví a España y un chico de mi barrio me propuso ir a boxear. El boxeo es para mí el mejor deporte que hay y me enganchó. Poco después, un entrenador se acercó a mí para proponerme el primer combate 'amateur'.

2º.: ¿De dónde viene el apodo de el Lince de Parla?

Pues la verdad es que no sé exactamente quién me lo puso. Supongo que algún compañero del gimnasio. El apodo viene por mi astucia y mi mirada en el ring. Tengo que decir que el lince es un animal que me gusta.

3º. Campeón de España, Campeón de Europa y Campeón del Mundo en dos pesos distintos. ¿Cuál ha sido el combate más duro de tu carrera?

¡Todos! Mi carrera deportiva ha sido muy larga y me he enfrentado a rivales muy buenos. El combate más impresionante fue contra Óscar de la Hoya (la gran estrella mediática del momento). Pero si tengo que decidirme por el combate más duro, elegiría mi primer Mundial, en 1993 ante el argentino zurdo Julio César Vásquez. Perdí a los puntos, pero creo que aprobé la asignatura ante un gran pegador. El Campeonato del Mundo contra Roman Karmazin fue otro combate durísimo, gané el cinturón y años más tarde Karmazin también consiguió proclamarse Campeón del Mundo.

4º. ¿Y el mejor momento de tu carrera?

Cuando gané al norteamericano Keith Mullings para conseguir mi primer Campeonato del Mundo, ante 15.000 personas en la Cubierta de Leganés. Mullings arrebató el Mundial a Terry Norris, el gran campeón del peso superwelter en los noventa, por KO. Yo me quedo con ese, aunque mis compañeros y mi entrenador siempre destacan mi Mundial del peso medio, con 38 años en Alemania, al ganar por KO a Felix Sturm en el décimo asalto.

5º. ¿Te has podido dedicar exclusivamente al boxeo?

Yo salí de la mili y me ganaba la vida como pintor de brocha gorda. Entonces me presentaron a Ricardo Sánchez Atocha y me preguntó: “¿Tú a qué te dedicas?”. Le dije que era pintor y boxeador y me dijo: “¿Pintor o boxeador? Porque las dos cosas a la vez no pueden ser”. Desde entonces, me dediqué exclusivamente al boxeo, aunque hubo un momento en el que la televisión dejó de emitir boxeo, estuve algo más de un año sin boxear y volví a ganarme la vida como pintor. Sin embargo, llegó mi siguiente combate, en 1998 ante Dottuev en Reino Unido por el Campeonato de Europa. Gané por KO en el último asalto, a unos segundos para finalizar el combate. Desde entonces, ya pude dedicarme exclusivamente al boxeo.

6º. ¿En algún momento de tu carrera pensaste en tirar la toalla?

¡No, nunca! He tenido momentos duros, sobre todo cuando quitaron los combates de la televisión. Pero nunca pensé en dejar el boxeo.

7º. Estuviste varios años viviendo en Alemania con tu familia cuando eras un niño. ¿Qué significó proclamarte campeón del peso medio precisamente en Alemania?

Pues si te digo la verdad, tapé muchas bocas. Gané al gran boxeador alemán del momento, Felix Sturm, en su casa. Lo hice con 38 años, cuando muchos me daban por muerto. En la rueda de prensa, un periodista me insinuó que estaba muy viejo, a lo que le respondí: “El único viejo eres tú por pensar así”. Fue muy bonito porque aún tenía amigos de mi infancia en Alemania.

8º. Te has enfrentado a los mejores boxeadores de tu generación. ¿Quién ha sido el mayor pegador de todos?

Julio César Vásquez, sin lugar a dudas. Todos sus golpes iban muy mal intencionados. Tenía una pegada violenta. Pegaba durísimo incluso en corto, cuando estábamos en 'clinch'.

9º. ¿Sigues sintiendo el cariño de la afición española?

Sí, hay mucha gente que se acuerda de mí. Cuando hice mi primer Mundial ante Julio César Vásquez, Telecinco registro un 51,3% de 'share'. Más de tres millones de personas vieron ese combate en directo en España y muchos todavía se acuerdan.

10º. ¿A qué te dedicas actualmente?

Tengo un gimnasio en Parla, la Escuela de Boxeo Javier Castillejo. Sigo vinculado al boxeo.

11º. ¿Cómo surgió la idea del libro?

Esta respuesta se la dejo mejor a Jorge, el autor.

Jorge Sanz: "Le hice un reportaje coincidiendo con el quinto aniversario de su retirada. Le gustó el guion del artículo y se puso en contacto conmigo para escribir su biografía. Acepté y creo que el resultado ha sido muy positivo".

12º. Actualmente tenemos una buena generación de boxeadores y la televisión parece volver a mostrar interés. ¿Volveremos a tener un Campeón del Mundo pronto?

Menos mal que la televisión vuelve a apostar por el boxeo otra vez. Es más, las audiencias se están disparando. Creo que pronto volveremos a tener un campeón porque hay chicos jóvenes muy buenos. Aunque por supuesto no es fácil, un Campeón del Mundo ayudaría mucho a nuestro deporte.

Contra las cuerdas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios