POLÉMICO, DURO Y DIRECTO: HABLA CLARO COMO POCOS

Helmut Marko, el 'Mourinho de la Fórmula 1'

“Helmut, no sé cuántos consejos nos da pero, definitivamente, nos dice cuándo la estamos cag...”. Scott Speed, el ‘americano’ del Red Bull Junior Team en Toro
Foto: Helmut Marko, el 'Mourinho de la Fórmula 1'
Helmut Marko, el 'Mourinho de la Fórmula 1'
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    “Helmut, no sé cuántos consejos nos da pero, definitivamente, nos dice cuándo la estamos cag...”. Scott Speed, el ‘americano’ del Red Bull Junior Team en Toro Rosso, recordaba así a Helmut Marko. Inteligente, duro e inmune a las críticas, el ‘Mourinho’ de la Fórmula 1 fue fiel a sí mismo en la magnífica entrevista de Red Bulletin, publicada esta semana. Como el portugués en el fútbol, Helmut Marko es un personaje único en el Gran Circo. Y por su transparencia, también necesario. Porque nos ha vuelto a enseñar la Fórmula 1 tal y como es.

    Un perfil singular

    El perfil de Marko responde a un carácter y biografía singulares. Amigo íntimo de Jochen Rindt y cómplice de correrías automovilísticas, piloto prometedor y víctima de un fatídico accidente de Fórmula 1, propietario exitoso de diferentes equipos… Curtido en la competición pero también depurado en la vida: es doctor en Derecho, propietario de un hotel rural, amante de la pintura, el arte y los libros…

    A pesar de esta mochila vital,  Marko ofrece el perfil idóneo para un mundo donde las emociones estorban. “Nunca triunfarás en la Fórmula 1 si solamente eres aficionado a la armonía (beauty, en inglés, decía), nos volvía a recordar en Red Bulletin. Si el austríaco las tiene, debe ser que las guardas en la mesilla de noche al levantarse cada mañana. Un perfil que se volvió a confirmar en la entrevista.

    Como el visir de Dietrich Mateschitz que es, Marko tiene un poder y un carácter con el que ignora el ‘marketiniano’ lenguaje de la Fórmula 1. Porque, además, no ha ocultado cierta arrogancia con las dos espléndidas medallas en el pecho que le avalan: cinco años después de adquirir Jaguar, un fabricante de bebidas ha batido a Ferrari y McLaren por tres años consecutivos. La segunda se llama Sebastian Vettel.

    Webber, con el boomerang en la cabeza 

    El piloto alemán es el gran protagonista de la entrevista mencionada. Como Webber, aunque en otro grado y por razones opuestas. Porque la sublimación que hace de Vettel se convierte en un boomerang que pega de lleno en la cabeza al piloto australiano.

    “Parece que Webber tiene de media dos carreras al año donde es imbatible, pero no puede mantener esa forma durante el campeonato”, explicaba entre otros balazos, mientras dudaba de su capacidad para soportar la presión “tan pronto tiene opciones al título”. La entrevista reafirma esa dicotomía “hombre rico/hombre pobre” que la Fórmula 1 aprecia en Red Bull. Marko la justifica descarnadamente en las diferencias de talento, pero  deja a Webber a los pies de los caballos. Que semejante retrato  sea dibujado por el propio Marko dará munición a la prensa y los rivales para justificar cualquier problema del australiano en 2013, y también en el futuro.

    En defensa de Vettel

    Pero que eligiera expresamente a Alonso como contrapunto para ensalzar a Vettel confirmó por dónde sangra su herida, y que el 'ninguneo' del español a su piloto en 2012 caló hondo. Le delató acusar a Alonso como alguien disperso por estar atento a “temas políticos y comentarios divertidos…” , cuando fue precisamente el español quien lideró casi todo el campeonato con un monoplaza inferior.

    Y si insiste en destacar el enorme talento de Vettel, también nos desconcierta cuando admite en la entrevista que hasta “ese momento de la temporada (Singapur) todavía había que encontrar la puesta a punto ideal de Vettel, bastante diferente de los coches de Webber; solamente con ese set-up puedes ver al increíble ‘110 por ciento Vettel’ en los entrenamientos”. Quizás por ello Alonso ha señalado siempre a Hamilton como su mayor rival, "capaz de ganar con un coche inferior"...

    “Después de verano, su curva de rendimiento se dispara hacia arriba”, explicaba respecto a Vettel, aludiendo a su concentración absoluta y capacidad de reacción. Efectivamente, así ocurrió en 2010. Pero en 2012 la impresión general fue que esa “curva” ascendente correspondió a Newey y su equipo técnico, cuando “encontraron la solución para que neumáticos, alerón frontal y escapes trabajaran en armonía” a partir de Singapur, como también reconoce Marko. Hasta entonces, Vettel había ganado solo una carrera de las catorce celebradas. A partir de esa fecha, ganó cuatro más.

    ¿Y qué espera de un 'macho alfa'?

    En el fondo, Marko se revuelve contra esta falta de reconocimiento que a su juicio merece Vettel. A Webber, sin embargo, ya le ha puesto en su sitio. “Dos machos alfas nunca pueden entenderse”, sentenciaba Marko para explicar la relación entre sus dos pilotos. Entonces, ¿qué espera de Alonso y compañía quien va –y ejerce- de implacable por la vida? ¿Qué les pongan un manto de rosas a Red Bull y a su piloto?

    “Somos los mejores y por ello todos utilizan malas artes contra nosotros”, aquellos dirty tricks de Vettel en Brasil...Este parece ser el discurso que late últimamente en los mensajes de Helmut Marko. La cuestión es que en Red Bull se sienten diferentes cuando, en realidad, juegan al mismo juego y con las mismas reglas que sus rivales. Algo que al doctor Marko le cuesta reconocer. Mientras tanto, Bernie Ecclestone debe estar encantado, porque también tiene a su ‘Mourinho’ de la Fórmula 1.
    Dentro del Paddock
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    9 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    UN MONSTRUO VIENE A VERME - Clip 5
    LeBron James Stumps for Clinton in Cleveland
    Terrible! Robin van Persie suffers horrific eye injury

    ºC

    ºC