La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

¿Clientes o pacientes? El saqueo de Madrid

El principal indicador de la riqueza de un país debería ser la longevidad de sus habitantes. España ocupa la novena posición mundial en el caso de
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    El principal indicador de la riqueza de un país debería ser la longevidad de sus habitantes. España ocupa la novena posición mundial en el caso de los hombres; las mujeres están en quinto lugar.

    Según tal clasificación, España está por delante de muchos de los países que pretenden darnos lecciones de no se sabe muy bien qué, como Alemania o Reino Unido y, por supuesto, los ínclitos Estados Unidos, que desglosados por sexos ocupan la posición decimoséptima y decimosexta, respectivamente.

    Lo afirma un demoledor informe publicado de manera conjunta por las academias nacionales estadounidenses, que pretende con ello sacudir conciencias acerca de la deficiente salud del imperio. Son la National Academy of Sciences: la National Academy of Engineering, el Institute of Medicine y el National Research Council.

    La mayor o menor esperanza de vida se debe, según tal publicación, a cuatro conjuntos de causas:

    Los sistemas sanitarios, objeto de este post. Los comportamientos de los ciudadanos, que incluyen todos sus malos hábitos, desde la comida basura al abuso de las drogas; o el gatillo flojo al que son tan aficionados, herencia cultural del Far West y las masacres de indios, para asear unos predios que adquirieron a pistoletazo limpio.

    Las condiciones económicas y sociales: mayor desigualdad y pobreza o menor movilidad social. Quién lo iba a decir en el país de la igualdad de oportunidades. Incluye la deficiente educación de los menores, un mal occidental y no solo patrio, que afecta también a la salud. La falta de redes sociales (no las informáticas), como las que ya están al límite aquí y han ocultado la vergüenza del mal gobierno, contribuye a empeorar la situación entre los más desfavorecidos.

    Finalmente, influye en la longevidad el entorno físico, desde la contaminación hasta la obesidad de la población, causada por el uso intensivo del automóvil, por una menor actividad física, y el mencionado abuso de la comida basura que ya comienza a ser un inquietante problema infantil en España entre ciertas capas de la población.

    El American way of life es cualquier cosa menos sano. Desgraciadamente, seguimos copiando sus insanas prácticas con tanto adosado y construcciones diseminadas, con tanta urbanización en el extrarradio y polución por excesivo uso del Cayenne para llevar a los niños al colegio y, al político, en coche oficial.

    ¿Qué fue de la sostenible ciudad mediterránea en donde se podía ir andando o en tranvía, cuando los había, a todos los lados, a cambio de menor coste sanitario y algo de ejercicio físico?

    Sanidad pública o privada

    Los países cuyos habitantes viven más son, curiosamente, aquellos que disponen de buenos sistemas públicos de salud. ¿Casualidad? Su coste, en porcentaje sobre el PIB, está, en cualquier caso, por debajo del estadounidense.

    ¿Productividad superior de los sistemas públicos? Habrase visto desfachatez mayor desafiando las teorías económicas dominantes y la ortodoxia en vigor. Indicadores, competencia, objetivos, ratios, controles, beneficios. ¿Qué fue del manual de la buena gestión privada en la sanidad?

    Las causas de que los sistemas públicos puedan ser más eficientes son varias. Igual que muchas grandes multinacionales que se consideran modelos de gestión, y no digo nombres, son en realidad monstruos burocráticos que ganan dinero a pesar de sus directivos, a causa de las economías de escala, de su capacidad de presión política y de un acceso privilegiado a los mercados del que empresas pequeñas carecen, los sistemas públicos han competido ventajosamente con los privados, al menos en la sanidad, a pesar de sus carencias. Contribuía el menor gasto farmacéutico relativo, que permitía una gestión global de las compras, y la honradez y una buena gestión, que alguna vez las hubo.

    Un monopolio de demanda bien diseñado puede ser más rentable económica y socialmente para el conjunto de un país que una libre competencia que trabaja mediante incentivos perversos.

    Se podría constatar tal herejía comparando los porcentajes del PIB que cada país ha dedicado históricamente a su sistema sanitario, ponderándolo con su longevidad media. Si alguien se tomase la molestia de hacer un estudio histórico serio, estoy convencido de que España ocuparía el podio absoluto o quedaría muy cerca de él. Pero eso es historia, por obra y gracia de políticos asesorados por druidas de última generación, ideológica, enjuagada en ciencia estancada en desfachatez, codicia y falta de rigor.

    Fue así, a pesar de las listas de espera y más de una incomodidad, hasta que la sanidad se desmembró en diecisiete negociados diferentes, poniendo a ineptos aficionados al frente, denominados políticos, que convirtieron la sanidad española en un oneroso galimatías.

    Hasta que el descontrol provocado conscientemente sugirió que las cosas se encauzarían de nuevo privatizando los gastos, que no los ingresos, adjudicándolos, de paso, a grupos afines. Evidentemente, nunca a usted o a mí. Seguro que lo haríamos francamente mejor sin necesidad de maltratar a los trabajadores.

    Nos encontramos, pues, con otro sector que se entrega impunemente a las fauces del capitalismo mediopensionista español, aquel que disfruta de garantizados ingresos públicos, o de un aseado oligopolio, mientras privatiza los gastos. A grupos que actúan al alimón con la misma casta política que dice gobernar por el bien común y la felicidad del ciudadano.

    Cuando se está en el pelotón de cabeza de algo en el mundo, y este algo es la sanidad, hay que afinar mucho para escalar más puestos. Si se posee un sistema que funciona razonablemente y se pretende cambiarlo drásticamente, es importante tener claros los beneficios que se van obtener y poder demostrarlos previamente. Si no, los errores costarán caros, en dinero, y en calidad de la asistencia sanitaria. De momento, el saqueo de la sanidad madrileña, parece que ya no presunto, tiene muy mala pinta. La prensa empieza a sacar analíticos trapos sucios a acólitos y rufianes.

    ¿La consecuencia más trágica? La sanidad empeorará y se encarecerá a causa de los incentivos perversos habituales en la sanidad privada, los mismos que han hecho del sistema sanitario estadounidense el peor, excepto para los millonarios, de entre todos los del mundo otrora denominado rico y hoy arruinado.

    Esperanza, ¿dimitió usted por eso? La creía más gallarda. ¿Por qué traicionó a sus votantes? ¿Por qué huyó cuando más la necesitaban los madrileños? Depositaron la confianza exclusivamente en usted, no en unos secuaces mediocres que no habrían ganado ninguna elección si usted no se hubiese presentado. 

    #188
    49
    Todav
    Ampliar comentario
    #187
    49
    Realmente:
    -No hay ning
    Ampliar comentario
    #186
    49
    Es m
    Ampliar comentario
    #185
    49
    No, si yo le concedo que el modelo sanitario de USA no sea m
    Ampliar comentario
    #184
    48 Le dejo un enlace de un blog que aunque como es obvio barre para casa se acompa
    Ampliar comentario
    #183
    38 Si se fija ud. ver
    Ampliar comentario
    #182
    43 Es que vd. parte del supuesto no probado de que el sistema actual es mas barato que el de USA, y como ya le he indicado no est
    Ampliar comentario
    #181
    Tema importante y controvertido que suele tratarse como tantos otros con mucho sesgo, malas intenciones y casi nunca separando el grano de la paja. Muchas habladurias y pocos numeros.
    Existen datos fiables de gasto sanitario?, y en salud?. A estas alturas de la vida, por favor no lo mezcleis. Se incluyen amortizaciones, horas perdidas, etc?
    Querer comparar asi a pelo la sanidad usa con la espa
    Ampliar comentario
    #180
    Esta gente del PP quiere que LA SALUD DE TODOS se mida en criterios de RENTABILIDAD por una parte y por otra beneficiar a sus &034;amiguitos&034; con las privatizaciones, el modelo ALZIRA que primero enriqueci
    Ampliar comentario
    #179
    Se ve que a D. Jos
    Ampliar comentario
    #178
    Aqu
    Ampliar comentario
    #177
    42 A por ellos con argumentos, que son pocos y cobardes, tontos o vendidos y el trabuco lo llevan cargado solo de insultos.
    Ampliar comentario
    #176
    24
    Creo humildemente que su comentario sobre los avances tecnol
    Ampliar comentario
    #175
    24
    Sin duda esos datos me ayudan a entender mejor el problema; pero,
    Ampliar comentario
    #174
    8 Y cuando haga todo eso que dice Vd. [
    Ampliar comentario