Mientras, en la UE hacen como que arreglan algo

Desde luego que los dirigentes de la UE hacen cosas por los ciudadanos. No se puede decir que no hagan nada. Los dirigentes europeos velan por

Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Desde luego que los dirigentes de la UE hacen cosas por los ciudadanos. No se puede decir que no hagan nada. Los dirigentes europeos velan por nuestro futuro.

    Una prueba del interés de los funcionarios de la UE por las cuestiones de los ciudadanos es el Ministro de Finanzas alemán. Así es como trabaja por la UE. ¿No se sienten más seguros sabiendo que esta es su preocupación por su futuro y el de sus hijos?

    Mientras los dirigentes de la UE hacen como que arreglan algo, el mundo sigue girando. En los últimos dos meses, han ocurrido varios hechos que muestran donde está la UE y donde el resto del mundo.

    ¿Qué tienen en común el segundo mayor productor de automóviles de Suecia, una de las más importantes empresas alemanas de tecnología y uno de los pilares de la industria alemana, la mayor empresa de energía de Portugal, la más importante empresa de distribución del agua del Reino Unido, el mayor puerto de Grecia, una empresa del segmento solar de España y el mejor constructor de yates de Italia?

    Todas estas empresas han sido adquiridas por China en los dos últimos meses con los fondos provenientes de su comercio mundial. Esta entrada de China en Europa no es nueva. Ya hablábamos de ello en el 2010 como un proceso inevitable y de como China invertía selectivamente según los recursos de cada región.

    Ahora se intensifica. En el caso de Europa, buscan la tecnología, el “know how”. Por eso GM (EEUU) bloquea la venta de Saab para evitar que su tecnología pase a manos de China. 

    En el caso de Putzmeister, el comprador es Sany, la mayor compañía de equipamiento de construcción chino y la compra la hace con sus fondos propios. Sany tiene la mayor planta de desarrollo en Colonia para aprender “in situ” de la tecnología alemana.

    En el caso de EDP, el comprador es China Three Gorges Corporation, una empresa con cercanos vínculos con el estado chino. El Gobierno luso vende su participación del 21% en la compañía antes las necesidades de obtener ingresos. Pan para hoy, hambre para mañana.  

    En el caso de Thames Water, no hay intermediarios. El comprador es el gobierno chino a través de China Investment Corporation, su brazo soberano para invertir en el mundo. Este caso sigue después de la compra de la otra gran compañía del agua por otra empresa china, de forma que la práctica totalidad de la distribución del agua está controlada por empresas no nacionales.

    En el caso del mayor puerto de Grecia, el comprador es COSCO, la sexta mayor empresa de buques contenedores del mundo y perteneciente por completo al gobierno chino. Su interés en el puerto griego es favorecer la entrada de sus productos en Europa.

    En el caso de Isofoton, el comprador es China National, el mayor explorador de energía de China, que busca la introducción de la energía solar en Asia.

    En el caso de Italia, el interés chino es entrar en el mercado del lujo, que tienen su presente y su futuro en Asia (especialmente China) y en el 30% de participación del Estado en Enel, la mayor empresa de producción de energía, y en Eni, el gigante del petróleo.

    Serán chinos, pero no son idiotas. Lo que quieren son activos tangibles, tecnología punta de la que aprender e influencia política en las decisiones que tomen los gobiernos europeos.

    Es un cambio de mentalidad. China está comprando la punta de lanza de la tecnología europea. Europa, en lugar de defender su tecnología y sus empresas, se ofrece a venderlas, como George Osborne pidiendo a China que invierta en el Reino Unido.

    Europa considera a China como la meca de productos baratos, sin entender el proceso productivo en Asia, empezando con la creación e investigación en Japón o Singapur, la primera producción en Malasia o Indonesia, la segunda en China y la exportación desde Japón.

    Existe una nueva generación de empresas chinas que producen productos con igual calidad que sus competidores alemanas y americanas y en sectores en los que carecen de este conocimiento, vienen a Europa y compran las empresas. Pero para estas empresas, la producción está en Asia, no en Europa. Vienen para aprender y replicar. Una vez hecho, gracias y vuelta a Asia.

    En el caso de España, China empezó a comprar deuda pública…

    Y la situación en el 2009 y el 2010 no ha hecho sino aumentar esta tendencia… 

    La última compra de deuda de China fue hace unas semanas en la que compró el 25% del total emitido, más cedulas del Sabadell y la Caixa.

    Decíamos en el 2010 que España podría beneficiarse de China que quiere que la UE levante el embargo de armas, obtener el status de economía de mercado y acceso a las materias primas de Sudamérica, zona donde las empresas financieras y energéticas españolas tienen gran peso.

    Sudamérica es un mercado clave para China. Las inversiones a través del Banco de Desarrollo Chino (CDB) y el Banco Chino de Exportaciones-Importaciones han crecido desde el 2005 más que el resto de los países de la OCDE. Ya es el primer inversor en la zona.

    El último acuerdo con el Banco Central de Brasil para hacer los pagos y cobros en yuanes es un nuevo paso para hacer su moneda más internacional y gradualmente librarse del dólar.

    La economía china tiene sus propios graves problemas pero ventajas sobre las economías de Occidente (población joven, no endeudada, amplio margen en política monetaria…). España y sus empresas en la zona podrían ser la llave para seguir recibiendo el apoyo chino. Esto es lo que hay cuando no se es un país soberano y se olvida que es la democracia. Si nos hemos vendido a la UE ¿qué más da venderse a China?.

    Desde Londres
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    45 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ºC

    ºC