La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Lo que nos conviene mirando a Siria: ver, oír y callar

La eventual intervención militar en Siria desconcierta y confunde a ciudadanos y gobernantes, porque, como dice Rafael Argullol, desde esta parte del llamado mundo civilizado nos

La eventual intervención militar en Siria desconcierta y confunde a ciudadanos y gobernantes, porque, como dice Rafael Argullol, desde esta parte del llamado mundo civilizado nos empeñamos en buscar soluciones muy simples a problemas muy complejos, tal y como ya ocurrió en Afganistán y en Irak. En clave nacional, por suerte, el Gobierno mantiene un perfil bajo, el que corresponde a su talla en el cuadro de las relaciones internacionales. Y acierta. Aplicado al conflicto sirio, el 'marianismo' de ver, oír y callar, es lo mejor que nos podía pasar. Así Rajoy no ha tenido necesidad de rectificar su posición, como le ha ocurrido a Rubalcaba, que ha dicho "Diego" donde decía "digo" en apenas cinco días (ahora ya está claramente en contra de la intervención).

Y así, además, nos ahorramos la participación en el bochornoso espectáculo que están ofreciendo los mandatarios de potencias occidentales como EEUU, Inglaterra y Francia, en plena parada de burro después de su rasgado de vestiduras por la sospecha de que Al Asad estaba asesinando con armas químicas. Antes del 21 de agosto también asesinaba a mansalva, también provocaba una catástrofe humanitaria y también se comportaba como un sátrapa, pero no era tan grave, parece, a ojos de los países democráticos, siempre que se mantuviera el statu quo de la región.

La Carta de las Naciones Unidas y la Declaración de los Derechos Humanos han sido tan pisoteadas que ya son herramientas inservibles para cargar de legalidad y moralidad una intervención armada en la guerra civil de SiriaLuego vino lo del uso de armas químicas contra los rebeldes y Obama despertó la libido militar de sus aliados con aquello de “con la ONU o sin la ONU” (¿verdad que nos suena?), en nombre de los derechos humanos y el respeto a los códigos de la guerra. Pero, ay, a estas alturas de la película estrenada después de la Segunda Guerra Mundial ya se amontonan las pruebas de que el derecho internacional muere en el Consejo de Seguridad de la ONU (derecho de veto como mecanismo obstructivo) y la ética de las Naciones muere antes de nacer en un tablero global que funciona por intereses y no por valores.

Nos toman por tontos los gobernantes que todavía hablan de legalidad y moralidad como resortes de una intervención armada en Siria. Los bandazos, las dudas, la división de opiniones entre los mandatarios, la desconexión entre gobernantes y gobernados ante la posible intervención militar están poniendo en evidencia el agotamiento de las instituciones vertebradoras de eso que Obama llamaba ayer “la comunidad internacional”. “No es mi crédito el que está en juego, sino el de la comunidad internacional”, decía en Estocolmo, camino de San Petersburgo (cumbre del G-20), el presidente de la primera potencia mundial y presunto garante de las libertades en todo el mundo. Como si ese problema lo acabase de crear Al Asad por el uso de armas químicas contra los rebeldes en las afueras de Damasco.

La Carta de las Naciones Unidas y la Declaración de los Derechos Humanos han sido tan pisoteadas que ya son herramientas inservibles para cargar de legalidad y moralidad una intervención armada en la guerra civil de Siria. Y en las guerras civiles lo que procede es la neutralidad de las armas extranjeras. Marianismo químicamente puro: neutralidad, distancia, mirada distraída, prudencia, hablar poco de Siria y, si se habla, que no se entienda. Como mucho, apuesta por las “soluciones políticas”, que es la nueva doctrina del PSOE en este debate y no compromete a nada. Pero nada de acciones armadas. Sobre todo cuando ninguna de las partes enfrentadas aspira a convertir ese país es el paraíso de las libertades y el respeto a los derechos humanos. Una intervención militar como la que parece estarse preparando crearía males mayores.


#163
En respuesta a boswell
Compartir

gracias por su respuesta Boswell. Un honor. Le leo con frecuencia. 

 

Una puntualización: Bosnia sí era un punto estratégico. Nadie quería un foco musulmán dentro de Europa. Se pensaba entonces que iba a ser una piedra en el zapato de la UE. Por eso tardaron tanto en intervenir. La limpieza étnica no venía mal a la UE, y especialmente a Alemania, con creciente población musulmana. Recuérdese que el 11S se planeó, organizó y financió desde Hamburgo. 

Ampliar comentario
#162
Compartir

Buenas noches a todos  aemilius II, pepapérez, zerena.... y en especial para soydeasturias que mañana recibas buenas notícías.

Ampliar comentario
#161
Compartir

 

estimada soydeasturias

 

 Como bien sabes hay enfermedades que van ligadas a la miseria, a vivir en condiciones insalubres, falta de higiene etc.

 

yo conocí un caso de narcotraficantes colombianos  (transportaban 700 kg de droga en camiones ) que tras ser detenidos pasaron a disposición judicial con  mascarillas al parecer tenían el cólera.

Ampliar comentario
#160
En respuesta a aemilius ii
Compartir

 

apreciado forero.

 

Podría considerarse una evolución positiva que en la actualidad el monopolio de imponer y ejecutar las penas corresponda al Estado, así como  que en materia procesal  el uso de la tortura esté prohibido  (ej.  no se puede obtener una confesión mediante tortura ).

 

Pero los casos que he mencionado anteriormente son genocidios cometidos por el Estado, desde ese punto  de vista es peor, porque la venganza privada (ojo por ojo) puede estar motivada por estados pasionales como el arrebato u obscecación ( ej. padre que ve como asesinan a su hijo y se toma la venganza por su mano), pero el Estado no está cegado por motivos pasionales y cuando fríamente comete actos de genocidio es difícilmente justificable.

 

En épocas pasadas se cometían crímenes de guerra, pero los genocidas que he mencionado no cometieron sus crímenes en una guerra (los judíos no estaban en guerra con Hitler) fueron actos premeditados y sin que mediara ninguna causa de justificación, por ello entiendo que desde el punto de vista moral son más reprochables.

 

 

Ampliar comentario
#159
Compartir

 

 

Querida: no quiero retirarme sin decirte que para tu amiga, para tí y para todas, envío mis mejores deseos.

Ampliar comentario
#158
Compartir

Lo importante es saber qué es lo que desea un enfermo. Me refiero a ese enfermo que ya le han dicho que sus días están contados sin remisión.

 

Hace bastante años, una compañera de trabajo, también amiga aunque no íntima, mujer de 50 años guapa, elegante, con andares de poderío, fue víctima de un cáncer fulminante.

 

No quiso que nadie la visitara en sus últimas semanas días de vida, ni amistades ni familiares, sólo la compañía de sus padres, su marido y sus hijos. 

 

Esa fue su reacción ante la llegada de la muerte y su decisión. No quería que nada la distrajese de su recogimiento. Así que sus amigos y familiares, respetando sus deseos, nos limitamos, los que creiamos en Dios, a rezar por ella para que le aliviase en su sufrimiento.

 

No todo el mundo desea aquello que nosotros creemos que desea. 

Ampliar comentario
#157
En respuesta a joanfg+
Compartir

 Otro claro error de perspectiva, mi querido forero.

 

Como usted sabrá, que yo no me acuerdo, el primer "millardo" (mil millones) de habitantes sobre la Tierra no llegó hasta bien avanzado el siglo XVII o XVIII.  Ahora somos seis mil o siete mil millones, creo.

 

Y las armas no eran tan destructivas.

 

Pero en la misma Biblia se pude leer como los israelitas apiolaban a todo un pueblo, sin respetar ni a los niños ni a las niñas que ya hubieran menstruado. Serían poquitos, pero se salvaban pocos de los derrotados en la lucha.

 

Averigüar si es mas salvaje el que mata al 100% de una ciudad de mil habitantes, o al 10% de una ciudad de cien mil habitantes, puede ser materia de reflexiones profundas.

Ampliar comentario
#156
Compartir

 

Animo Primi que todo sabemos que vais a hacer todo lo posible para vuestra amiga, si de algo valiera dile que hay un primo gallego que la tendrá en sus pensamentos y en sus oraciones.

 

Como en tiempos pretéritos "No podrán con nosotros".

 

Ampliar comentario
#155
Compartir

D, Antonio Casado

Lamentaría mucho que el comentario que le dediqué ayer, si lo leyó, le pareciera despreciativo o insultante. Sólo tenía una intención recriminatoria hacia un comportamiento suyo que creo no ser la única en haber tenido como poco atento ante aquel suceso luctuoso

 

Sus palabras de hoy, que no veo motivo para no considerar sinceras, son bien recibidas y de agradecer.

 

Si es cierto el rumor de que ha estado algo pachucho, le deseo que ya se encuentre perfectamente restablecido.

 

Atentamente, su lectora Zerena.

Ampliar comentario
#154
En respuesta a boswell
Compartir

 

 

Gracias por atender mi suplica. 

 

Sabes que a.tus ordenes para lo que quieras.

 

Hoy tocaba medico y he abandonado pronto..

 

Cuando regreses te vas a encontrar con el otoño.

 

Un abrazo

 

Ampliar comentario
#153
En respuesta a aemilius ii
Compartir

Es evidente que el paso del tiempo conlleva adelantos tecnológicos, y así seguirá siendo en el futuro.

 

Pero en cuestiones morales tiempos futuros no garantizan nada. La prueba es que los mayores genocidas de la historia (Mao Stalin, Hitler, Pol Pot, Kim Jong Il etc, son contemporáneos a nuestro tiempo).

Ampliar comentario
#152
Compartir

 

Buenas noches estimada SOYDE.

 

Lamento el mal momento que estás pasando por la situación de tu amiga.

 

Deseo que se resuelva felizmente y te mando un fuerte abrazo.

 

Ampliar comentario
#151
En respuesta a aemilius ii
Compartir

El que si era adelantado a su tiempo era Julio Verne, otro que me parece de una vida interesantísima, es Tesla, al que Edison le robaba las patentes.

 

Pero yo no venia a hablar de libros, sinó del Papa Francisco, he oido hoy en la radio que ...-mientras no haya sexo por medio- los Gays son aceptados, ó que no deben ser rechazados, en fín, no me acuerdo las palabras exactas.

 

 

Ampliar comentario
#150
Compartir

  No me niegue evidencias racionales; precisamente hay una forera que está muy preocupada por la salud de una amiga suya,a causa de una enfermedad que es mas que posible que en el futuro, sea incluso una enfermedad tan desterrada como está la viruela hoy en día.

 

No nos creamos que, por estar vivos en 2013,  hemos llegado a la meta de nada.

 

Ahí están las estrellas, esperando que viajemos hasta ellas.

 

¿Cuando? Ahora no, mas adelante quizás.

 

Desde luego, si Napoleón hubiera pedido a sus mariscales que le proporcionaran un medio de transporte que le permitiera ir de París a Moscú en dos días, le hubieran considrado loco de remate.

 

Doscientos años después, no hubiera habido problema en darle satisfacción al Sire, y en un tiempo de viaje de poco menos de tres horas.

Ampliar comentario
#149
En respuesta a madre abadesa
Compartir

 

 

Gracias por la información estimada madre abadesa.

 

 

Ampliar comentario