La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El divorcio otorgaría a Letizia una residencia de verano

Nada queda al azar cuando se dilucida el futuro del trono. La boda por amor entre Felipe de Borbón y Letizia Ortiz conllevó la firma de
La Princesa de Asturias, Letizia Ortiz, en la escuela de vela de Cala Nova, en Palma de Mallorca. (EFE)
La Princesa de Asturias, Letizia Ortiz, en la escuela de vela de Cala Nova, en Palma de Mallorca. (EFE)

Nada queda al azar cuando se dilucida el futuro del trono. La boda por amor entre Felipe de Borbón y Letizia Ortiz conllevó la firma de unas aparatosas capitulaciones matrimoniales, redactadas, como suele decirse, por un prestigioso bufete de abogados con dos linajes enlazados y una tilde en cada uno de ellos. En otras geografías preocupará la cláusula que, en caso de ruptura del vínculo, sitúa a las hijas habidas en el matrimonio a disposición del padre y de la corona, un punto que ilustres juristas consideran absurdo y repudiable por los tribunales. En Mallorca inquieta con más fuerza la disposición que otorga a la posible divorciada una residencia de verano, dado que cabe la posibilidad, terrorífica para la huésped y la anfitriona, de que se trate del palacio de Marivent o equivalente.

Si bien el contrato no contempla el comportamiento de Letizia antes del nada deseable divorcio, la futura Reina se comporta como la presidenta del comité de empresa de La Zarzuela. Veranear en Mallorca es un trabajo, tiene derecho a sus jornadas de asueto durante los fines de semana y la jornada laboral no incluye horas extras. Princesa a tiempo parcial, ha firmado un contrato temporal en estricto cumplimiento de las instrucciones de Juan Rosell para la masa laboral del país. Ambos odian los contratos indefinidos. El Príncipe pensaba por el contrario que había tenido la suerte de encontrar a una periodista curtida en los sacrificios y ausencia de horarios de la profesión, por lo menos en su versión legendaria. De nuevo, una sorpresa mayúscula por ambas partes.

La futura Reina se comporta como la presidenta del comité de empresa de La Zarzuela. Veranear en Mallorca es un trabajo, tiene derecho a sus jornadas de asueto durante los fines de semana y la jornada laboral no incluye horas extrasLa hipótesis de una condena mutua al veraneo perpetuo de Letizia es suficiente para que los mallorquines deseen la recuperación de la estabilidad matrimonial y la disipación de los nubarrones que periódicamente se ciernen sobre las parejas más ejemplares. Aunque Letizia apenas si ha pisado Mallorca en agosto, ha causado incluso consternación su posición dominante en la pareja, en especial entre autoridades mallorquinas -todas ellas del PP- acostumbradas a un reparto de roles más clásico. Si leyeran a Lewis Carroll, habrían concluido que la Princesa “está en una edad incómoda”, como decía Humpty Dumpty de Alicia, que rima con Letizia. Dado que el Príncipe aúna los rangos de esposo y heredero, está demostrando un estoicismo ejemplar respecto de desplantes cuya multiplicación pondría en duda sus dotes para el trono.

Siempre tan optimista, La Zarzuela creía haber solucionado hace años lo que denominaba problemas de carácter a ajustar. Dicho en lenguaje shakespeariano, el palacio estaba convencido de haber domado a la fierecilla. En concreto, Letizia había manifestado que no quería fotógrafos mosconeando a su alrededor si decidía salir de compras o al cine. Curiosamente, por tratarse de una periodista, quería poner coto a su derecho a la intimidad y a la imagen, que según la célebre sentencia del Constitucional se diluye y destruye respectivamente en el caso de personajes públicos que han elegido su situación de privilegio. Con notable optimismo, la Casa del Rey creía haber imbuido a la Princesa de las exigencias casi inhumanas de su rol.

La perspectiva de coronar a la primera Reina sindicalista de España no tiene únicamente aristas negativas. Letizia se ha enfrentado en actos públicos a sectores empresariales omnipotentes que no esperaban sus arremetidas, interrogando por ejemplo a los hoteleros sobre los puntos más punzantes de su gestión. En su última reencarnación bordea además la vigorexia. Ha desarrollado una adicción por las carreras que también puso en práctica en el complejo de Marivent, y piensa ya en participar en maratones. Sin embargo, no estaba preparada para tres imponderables: para ser abucheada, para admitir que siempre habrá un Rey por encima de ella y, sobre todo, para la espera interminable de una sucesión que confiaba en obtener antes de que se apagara su estrella de personaje de la Familia Real más solicitado por los organizadores de actos públicos.


#42

Puf, puf. Cuando el río suena, agua lleva.

 

Que nadie se llame a engaño y D. Felipe menos. Que es prepotente lo demostró públicamente el día del anuncio del compromiso y quién la conoce lo corrobora.

 

Siguiendo la famosa e inteligente frase de Jesucristo: "Por sus hechos los conoceréis", D. Felipe los conoció antes que nadie, por ejemplo, el aborto.

 

La primera reina sindicalista, que igual que ellos, quiere vivir sin trabajar, disfrutar de las prebendas pero nada de obligaciones y servidumbres propias de una posición de privilegio.

 

¿Ya no le parece todo tan "hermoso" como el día de su boda?

 

Un error que le va a costar el trono a D. Felipe, tiempo al tiempo.

 

 

Ampliar comentario
#41

penoso comportamiento...

Ampliar comentario
#40
En respuesta a iced cafelito

Pido un Terrible Sorry al foro. ¡ Me ha hecho daño al leerlo hasta a mí! NAVO es con B de NABO.

Ampliar comentario
#39

¿Què pasó con los Mariachis? ¿De copas la Leti? ¿Hsta la reina? y .... el ¡¡¡¡¡¡¡¿principe con la bailarina noruega?

 

Cuentenme !!!! No me he enterado de nada! Lo digo en serio.

 

Pero no me sorprende. Si uno no tiene un trabajo serio dedicado, exigente y que te haga ganarte la vida porque estas ocioso/a y ganas un pastón sin mover un dedo, sólo te queda mover el navo sin parar y el sacapuntas no parar de afilar lápices, claro, también sin parar.

 

País! Falta trabajo y sobra folleteo!!! Venga! El polvo real también tributa IRPF si ése es vuestro trabajo.

 

Extiéndase también a la Casta.

Ampliar comentario
#38

Pintan bastos en los temas monarquicos.

Lo que se tuvo que haber evitado hace años, ahora pasa la factura correspondiente.

El Rey se preocupó de dar a su hijo una preparación para sucederle como a ningún otro Principe de Asturias le hayan dado.

Pero falló, posiblemente en lo más importante, con quién se tenia que casar. 

Empezó mal permitiendo los devaneos sentimentales de su hijo y terminó peor permitiendo su boda.

Un futuro Rey no se casa por amor, se casa por conveniencia a la Casa Real y, en definitiva, a la Monarquia.

Por amor, y tampoco todos, nos casamos los plebeyos.

Ahora este tema tiene dificil arreglo, y no se solucionará adecuadamente con sólo el divorcio de los Principes.

Para colmo de males, aparece el primo de Letizia, contando lo que no sabiamos de ella. O sea, el mundo al revés, ni Letizia debería estar donde está, ni el primo hubiera largado con un rey anterior.

Ampliar comentario
#37

Quien le iba a decir a Peñafiel que con el tiempo, los más fervientes defensores de la princesa, acabarían poniéndose de su lado. La situación de privilegio que disfrutaba la Casa Real, cuando Felipe y Leticia contrajeron sagrado matrimonio nada tiene que ver con la situación de descrédito en la que se ve inmersa ahora. Será por eso, que Leticia, encorsetada al principio con su papel de princesa perfecta, empieza a relajarse y a soltarse un poco la melena. Al fin y al cabo, su destino y su futuro ligado al de su familia política, La familia Real, empieza a tener visos de irrealidad. En definitiva, no está resultando tan seguro, halgüeño y esperanzador, como ocurría al principio del cuento.

 

Y será por eso también, que la prensa rosa y todos los medios de comunicación que se hacían eco del saber estar de la princesa, de sus esfuerzos por estar a la altura y de sus acertados looks que marcaban tendencia...Vaya, que después de besar el suelo por donde pisaba doña Leticia, ahora, con la nueva situación de la Realeza que suscita más críticas que otra cosa, deciden quitarse el corsé, empiezan a relajarse y a soltarse también la melena. Con tantas idas y venidas, con tanto escándalo en los miembros de la Casa Real, el loock y la imagen de perfección de Leticia, ya no tiene razón de ser, ya vende, ni es un ejemplo de nada, aunque la princesa sea la misma persona que entonces, solo que más curtida y con más años de matrimonio a sus espaldas.

Ampliar comentario
#36

Urdanga el chorizo, Letizicia la discóla, Marichalar ¿....? y los Borbones , están demostrando que no les importan los problemas de los españoles, ellos aprovechan su condición de reyes, principes, infantas y conyuges para beneficio propio y los ciudadanos a mantener sus privilegios y lo que conlleva el despliege en seguridad.

Ampliar comentario
#35

¿Quien crees que le hizo lo que hicieron a Clinton?

 

Coño, Monica Lewinski ¿no?

 

Que le veo a usted tan paletillo que ya hasta me formula las preguntas "a la sajona", que terminan sin haber empezado sus signos de interrogación.

 

 

Ampliar comentario
#34

hummm sin decir mucho sobre su comentario, lo unico que quiero mencionar es que hay muchos de izquierdas que son de palabra pero no de hechos... y cuando les interesa lo pregonan ($$$ cuando hay dinero u otra cosa por medio)

Ampliar comentario
#33

Pues a mi me gustaria saber como se han enterado sobre la Noruega? hay alguna noticia que lo haya indicado o son solo rumores?

Ampliar comentario
#32

Obama NO tiene amantes, quiza las tuvo pero no ahora. O crees que los republicanos ultraconservadores no lo habrian ya encontrado? Quien crees que le hizo lo que hicieron a Clinton? gente con muy  mala leche que como lo estaba haciendo bien, y la economia iba viento en popa... e intento de todas todas... traer mejor servicios de salud y cambiar para que todos tuvieran seguro de salud y no hubiera nadie que se muriera de asco... como hay tantos. Pues le buscaron el punto flaco ( a pesar de que todos hemos sabido QUE TODOS LOS PRESIDENTES HAN TENIDO AMANTES REPUBLICANO O DEMOCRATAS) Los H.de P. no pararon hasta que lo consiguieron y él metio la pata hasta el fondo cuando lo nego todo en vez de decirles desd un principio que su vida privaa era suya y de nadie mas... y los podia tambien haber amenazado con investigar a todos ellos... que tiraran la primera piedra si ellos no eran culpables.. se habrian callado todos... SON FAMOSOS (los republicanos sobre todo los ultra conservadores -Tea Party) en ser los peores... igual que muchos 'pastores protestantes' que van predicando la biblia y luego....NO, OBAMA NO TIENE Y SEGURAMENTE NO HA TENIDO AMANTES O YA LO HABRIAN SACADO EN LAS NOTICIAS antes de las elecciones... ademas de que no le han podido encontrar nada que lo pudiera perjudicar HASTA SE INVENTARON LA HISTORIA - COMO EL FULANO DEMENTE 'TRUMP' que estuvo dandole por muchos meses la lata que no era americano y no habia nacido en EE UU y un monton de cosas mas que nunca pudo provar pero fue suficiente para darle mala fama y distorsiono  la verdad para controlar lo votos.

Ampliar comentario
#31

estan hablando de Isabel II de Inglaterra o GB

Ampliar comentario
#30
En respuesta a cpmt

QUISE DECIR HOLANDA... aunque hubo algunos  nobles de alemania 

Ampliar comentario
#29

 

Isabel II, en cuestiones de alcoba fue la releche.

 

Debemos comprender todos que la jodienda no tiene enmienda, pero lo de Isabel II fue para encomienda.

Ampliar comentario
#28
En respuesta a ciudadanomedio

 

Así es, pero EC ha entrado en una dinámica de totum revolutum

Ampliar comentario