PARA TRAMITAR EXPEDIENTES DE NACIONALIDAD

El Gobierno de Rajoy mima a sus colegas registradores con otros dos millones

Acuerdo para desatascar la gestión de las nacionalidades que acumulan retrasos de tres años

Foto: Rajoy vuelve a una de sus rutas predilectas en Pontevedra en sus vacaciones de Semana Santa. (EFE)
Rajoy vuelve a una de sus rutas predilectas en Pontevedra en sus vacaciones de Semana Santa. (EFE)

El Gobierno de Mariano Rajoy quiere tener a los registradores de la propiedad contentos. El BOE acaba de publicar el acuerdo alcanzado por el Ejecutivo para esta legislatura, en el que se premia con dos millones de euros al colectivo. Esta cantidad se destina a cubrir labores de tramitación de los expedientes de nacionalidad por residencia y viene a sumarse a otros cuatro millones entregados en 2015.

La idea partió del anterior titular de la cartera de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que planeaba encomendarles no solo la gestión de esta documentación oficial sino la del Registro Civil completo. Su sucesor, Rafael Catalá, detuvo la última iniciativa pero avaló la primera parte. Así, los registradores tienen asignada esta función desde 2012, aunque no fue hasta tres años después cuando comenzó a costarle dinero al Estado.

Los primeros cuatro millones debían destinarse a poner en marcha un sistema informático que agilizara la concesión de los expedientes. En los últimos años se había retrasado la resolución de estos asuntos, provocando una situación de colapso, tanto en las dependencias de la Dirección General de los Registros y del Notariado como en las de otros departamentos indirectamente afectados. Afectaba ya a cerca de 763.530 expedientes correspondientes a los años 2010 a 2014, explica el acuerdo.

Aunque los registradores defienden que su entrada en escena ha supuesto un alivio y dicen que han logrado sacar adelante 700.000 expedientes, otros sectores del mundo de la Justicia se muestran escépticos. Los letrados de la Administración de Justicia, y en concreto uno de sus sindicatos, el SISEJ, indican que la situación puede convertirse en una olla a presión a punto de estallar. Según aseguran, los expedientes están 'congelados' y tardan en gestionarse más de tres años.

La nueva entrada de efectivo se justifica en la persistencia de las mismas causas que motivaron la firma de los primeros acuerdos y en "la escasez de medios técnicos y humanos con los que cuenta el ministerio y en el elevado número de solicitudes presentadas anualmente". Justicia restará esta cantidad del presupuesto de la Dirección General de los Registros y del Notariado para el año 2017.

Eso sí, no se realizará pago anticipado alguno. El abono se llevará a cabo, previa conformidad con el trabajo realizado, en dos ingresos de un millón de euros que se abonarán solo si los registradores sacan adelante el trabajo pactado y se ocupan de tramitar los expedientes correspondientes a los seis primeros meses de 2015, unos 75.000. Este no ha sido el único gesto del Ejecutivo dedicado al colectivo que también se ocupa, por encargo gubernamental, de tramitar la nacionalidad para los descendientes de los judíos sefardíes.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios