El 'renovarse o morir' del Club Financiero Génova

Aunque la etiqueta era un pilar fundamental del club desde su nacimiento, adaptarse a los nuevos tiempos es fundamental para sus socios

Foto: Club Financiero Génova.
Club Financiero Génova.
Autor
Tiempo de lectura1 min

Con los 40 llega la crisis. Hay quien le plantea el divorcio a su pareja, hay quien se compra un deportivo y hay quien, directamente, se quita la corbata. Este podría ser el caso del Club Financiero Génova, el club social fundado por Juan Garrigues Walker y Antonio Muñoz Cabrero en 1972. Situado en la plaza de Colón, en pleno centro de Madrid, esta asociación social y empresarial ha resuelto darse un lavado de cara.

El club ha decidido sacar partido a su terraza con envidiables vistas al paseo de Recoletos, y convertirla en uno de los referentes del ocio madrileño nocturno. Para ello, se ha embarcado en una serie de reformas para acondicionar el lugar y mejorar la experiencia del usuario.

Pero sin duda la principal reforma del club sería decir "adiós, etiqueta, adiós". Son varios los negocios con solera madrileños los que se han dado cuenta de que la corbata ha quedado relegada a la temporada BBC (bodas-bautizos-comuniones, que no Bale-Benzema-Cristiano), y progresivamente han relajado las normas de etiqueta. Entre ellos, el Casino o el Hotel Ritz.

Pues bien, el Club Financiero Génova podría sumarse a la idea. De momento, las normas permiten no utilizar corbata a partir de las 17:00 o en la terraza. Pero la asamblea de socios podría dar un paso más y no exigirla en ningún momento, lo que demuestra una vez más la sabiduría del refranero español: renovarse... o morir.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios