La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Andalucía, el laboratorio de Empleo del PSOE

Fue a finales de los 90 cuando la Junta de Andalucía encargó a un grupo de expertos un análisis sobre el porqué del paro andaluz. Cuando

Fue a finales de los 90 cuando la Junta de Andalucía encargó a un grupo de expertos un análisis sobre el porqué del paro andaluz. Cuando un fenómeno como el del desempleo en Andalucía se enquista en la historia, a lo largo de décadas y décadas, puede parecer razonable que uno se pregunte si existe una causa objetiva o si, por el contrario, se tiene que afrontar el suceso como un mal endémico, incurable. El resultado de aquel estudio fue un ensayo de los profesores Torres Chacón y Villalba Cabello en el que recreaban la evolución del paro en Andalucía con gráficas virtuales partiendo de una estructura productiva distinta.

La conclusión era llamativa porque, según ese estudio, si la estructura agrícola andaluza hubiera sido igual que la española, el paro también se habría mantenido por encima de la media nacional. Pero si la estructura industrial andaluza hubiera sido la misma que en España, igualmente el paro se mantendría muy por encima. Lo mismo ocurría con la construcción o con los servicios. En todos los escenarios económicos posibles, con todas las variables, la conclusión siempre era la misma: más paro.

¿Dónde, por tanto, estaba la clave? Según ese ensayo, la única variable que marcaba el mayor paro en Andalucía estaba en el crecimiento superior de la población activa. De forma que “si la población activa hubiese aumentado al mismo ritmo que en el resto de España, la tasa de paro de Andalucía en el momento actual sería incluso inferior a la que se registra en el resto” del país, se afirmaba en dicho estudio de 1997.

Ni que decir tiene que, desde entonces, esta tesis ha sustentado la mayoría de los discursos de los dirigentes socialistas andaluces. Lo usan incluso en las circunstancias más comprometidas, sin miedo alguno al ridículo. Como hizo hace unos días el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, cuando, por increíble que parezca, se felicitó de que Andalucía esté rozando el 36% de paro, el mayor de toda la democracia. Dijo: "Nos duele, pero concita una esperanza. Porque en Andalucía crece la población activa, lo que quiere decir que todavía tenemos una juventud potencial para incorporarse al mercado de trabajo y, al mismo tiempo, una igualdad de género que no se había producido en toda la historia".

Resulta por lo menos llamativo que, entre los recortes aplicados por el Gobierno andaluz para ajustarse a los requisitos de déficit público, el departamento que se ha visto más afectado sea, precisamente, el Servicio Andaluz de Empleo¿Una esperanza? ¿Para la juventud? ¡Pero si el paro juvenil en Andalucía llega al 62%! ¿Una esperanza? ¿Para la mujer? ¿Para quién? ¡Pero si el paro femenino es superior y de forma general en provincias como Cádiz ya se supera el 40%, que es la estimación que se hace para el conjunto de la región a finales de este año!

No, claro, sólo a un dirigente que lleva en el poder 30 años, como Griñán, algunos de ellos como ministro de Trabajo, se le ocurre un argumento así. Lo normal son reacciones de extrañeza y de alarma, sobre todo cuando se contempla el fenómeno andaluz desde fuera. Como el Financial Times, a finales del pasado año, cuando destacó en un reportaje que aquí, en la próspera Unión Europea de ayudas al desarrollo y subvenciones a las regiones más atrasadas, el paro era igual que en la Franja de Gaza. Es cierto, como se destacaba en el ensayo mencionado antes, que el crecimiento mayor de la población activa, unido a las mayores tasas de inmigración, provocan una dificultad añadida para la disminución del desempleo, pero, siendo así, no es menos cierto que en todos los periodos políticos la evolución del empleo no ha sido la misma.

Al Gobierno de José María Aznar, por ejemplo, se le podrá criticar lo que se quiera pero, en este aspecto concreto, lo que señalan las estadísticas es que durante ese periodo se crearon casi el triple de puestos de trabajo en Andalucía que durante los trece años precedentes de gobierno de Felipe González. Y, tras las dos legislaturas de Zapatero, el paro ha superado el récord histórico. Ya digo, filia y fobias al margen, que en nada contribuyen a analizar los problemas correctamente, ésa es la única realidad: la elevada tasa de población frena el descenso del desempleo, pero esa constante no ha afectado a todos los gobiernos por igual. No todas las políticas económicas afectan de la misma forma al paro en Andalucía.

Luego está, claro, la actuación concreta del Gobierno andaluz. ¿En qué ha influido la acción de la Junta en el desarrollo del desempleo en Andalucía? Nadie en su sano juicio podrá negar el extraordinario desarrollo de la comunidad en las últimas tres décadas en casi todos los campos. Desde el sanitario hasta el educativo, pasando por las infraestructuras y el propio crecimiento del PIB per cápita. Pero, junto a ese reconocimiento de la evidencia, no se puede dejar de anotar que desde el ingreso de España en la Unión Europea, Andalucía ha sido una receptora prioritaria de fondos y ayudas que pueden alcanzar los 100.000 millones de euros, y que la región ha contado igualmente con un sistema autonómico con competencias suficientes para afrontar las raíces del problema.

Si, a pesar del desarrollo constatable, Andalucía sigue estando a la cola de España, y de Europa, en todos los indicadores económicos, es que algo ha fallado estrepitosamente. Sencillamente, la política económica del Gobierno andaluz, de la hegemonía socialista que ha gobernado esta tierra desde los orígenes de la democracia, es fallida. Al respecto, dos referencias recientes muy elocuentes. Resulta por lo menos llamativo que, entre los recortes aplicados por el Gobierno andaluz para ajustarse a los requisitos de déficit público, el departamento que se ha visto más afectado sea, precisamente, el Servicio Andaluz de Empleo, que tiene transferidas las competencias de políticas activas de Empleo. Según sindicatos y oposición, la Junta de Andalucía "ha desmantelado", sencillamente, el servicio con el despido de 826 orientadores y promotores que trabajaban en esas oficinas. Los esfuerzos que el Gobierno andaluz ha hecho para salvaguardar los puestos de trabajo en otras empresas públicas, con un caudal incalculable de enchufados, desmienten toda justificación posible, incluida la siempre invocada de trasladar la responsabilidad al Gobierno de la nación.

Un reciente informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas de Andalucía, referente al ejercicio 2009, concluyó que todas las líneas de subvenciones para el fomento del empleo de la Consejería incumplieron los principios de transparenciaLa segunda referencia nos recordará inevitablemente el escándalo de los ERE. Un reciente informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas de Andalucía, referente al ejercicio 2009, concluyó que todas las líneas de subvenciones para el fomento del empleo de la Consejería de Empleo incumplieron los principios de transparencia, igualdad y objetividad establecidos en la Ley General de Subvenciones y, por tanto, no se concedieron mediante los principios de concurrencia competitiva. No hay que olvidar que estamos hablando de un total de 25.377 expedientes. Hablamos de subvenciones que se conceden y no se justifican, de puestos de trabajo que se prometen y no se crean nunca, de escuelas taller que no funcionan en sus programas de inserción laboral...

¿Tiene explicación lógica el 36% en Andalucía? Sí, claro. Porque junto a las causas objetivas sobre la peculiaridad de la región andaluza, como las demográficas, existe otro puñado de razones que sólo llevan a pensar que la persistencia en una política equivocada es la que ha conducido a esta comunidad al pozo de desempleo en el que se encuentra. Ahora que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha lanzado la interesante iniciativa de un Pacto general por el Empleo, no estaría mal que los socialistas, antes incluso de firmar nada con el Gobierno de Rajoy, comenzaran a aplicar sus recetas en esta región, que para eso es su principal referencia y bastión de gobierno en España. Si Rubalcaba busca un pacto por el empleo, en Andalucía tiene su mejor laboratorio.

#29
Pacto por el empleo de Rubalcaba. [¡!]

¡Quien no te conozca que te compre! [Ahora vas y lo chivas.]

¿Y los otros? ¿Brotes verdes? ¿No serán billetes?
Ampliar comentario
#28
En el último párrafo del artículo esta una ¿involuntaria? explicación del problema que deja estupefacto al autor, la mejor explicación.
-Debe partirse de desmontar la premisa de que sea un idea feliz la del &034;Pacto por el Empleo&034;; falsas premisas como que un pacto político genere empleo por sí mismo, enchufes sí lo reconoce el articulista, deben ser desmontadas y erradicadas del lenguaje político. No estoy muy al día pero calculo que ahora mismo no está muy lejano un coste de inversión de 500.000¬ por puesto de trabajo productivo creado, los enchufes consuntivos son otra cosa y mucho más cara a medio y largo plazo. La inversión, con una sector público en déficit estructural desde hace años y ahora imposibilitado de financiarse a costes razonables, y para cubrir el gasto corriente, solo puede venir del emprendimiento privado arriesgando ahorros, patrimonio y el difícil acceso al crédito.
-Luego la única iniciativa pública que cabe esperar es la de facilitar el emprendimiento, minimizando obstáculos y reglamentaciones obstructivas, y que el Poder Político fuerce al finaciero a devolver en crédito su salvamento.
Lo demás son gaitas: nuevas ollas donde &034;pringar&034; y &034;pillar&034;.
Ampliar comentario
#27
De lo expuesto en el artículo y en la mayoría de los comentarios ya debiera tener Merkel y el Financial Times claro como se ha llevado a convertir la utópica California de Europa en la real Cuba Europea.
Además de todo ese clientelismo que axfisia y tiene arruinada a Andalucía lo malo no sólo está en lo que cuesta, y que actúa cómo un agujero negro, absorbiendo y consumiendo todos los recursos, es que además todo ese entramado es mucho peor el daño que hace estorbando, arruinando toda iniciativa económica a base de trabas y burrocracia infinita; para cualquier iniciativa o proyecto ya tienes encima la negativa de cuando menos tres administraciones diciéndote que no al proyecto, empezando por los Ayuntamientos, las distintas Agencias &034;del no sé qué&034;, con excusas estúpidas y pueriles.
En fin que se ha creado una superadministración de inútiles que están todos dedicados con énfasis y celo a estorbar. Ya se sabe: &034;estorbo, luego existo&034;. ¡ y encima con lo que cuestan !
Ampliar comentario
#26
22 Totalmete de acuerdo con su comentario sobre los andaluces, lo ampliaría al resto de España y los Españoles, con excepción del País Vasco.
Ampliar comentario
#25
&034;El socialismo es la religión de los ignorantes&034;. En Andalucía hay más ignorantes que en el resto de España. Sólo hay que analizar la tasa de fracaso escolar por encima del 35%, consultar el índice de lectura de prensa -el más bajo de España y de Europa- ver la mínima cualificación profesional de grandes capas de población mantenida a base de subvenciones desincentivadoras de la actividad y de la formación, el enorme calado de la RTVA y sus emisoras afines que entontecen diariamente al personal con folclore y &034;moranquismo&034; como tapadera de la realidad, de la enorme influencia de la Adminsitración autonómica y sus redes clientelares, la cantidad de empresas públicas y semipúblicas mantenidas con pérdidas y baja productividad, el carácter errático y hedonista de muchos andaluces, la autocomplacencia y la falta de competitividad laboral, el contínuo obrerismo histórico, el poder de los sindicatos y sus mensajes arcaicos, la falta de libertad en los medios informativos serviles al sistema, el peso del PSOE e IU entre la población rural, el maniqueísmo político impostado, la contínua ridiculización del trabajo y ensalzamiento de la fiesta, y la burda manipulación de la juventud.
Ampliar comentario
#24
24 La mayor parte de esa población que ha sido &034;estabulada&034; en su territorio de origen en actividades improductivas por medio de mecanismos de ingeniería social, que son versiones modernizadas del antiguo caciquismo clientelar, es de baja cualificación profesional, que es el mismo perfil de inmigrantes que hemos importado en masa en los últimos años, y que es también el tipo de población al que le ha afectado primero el paro masivo que sufrimos y el que lo sigue sufriendo en mayor porcentaje aún que las horrendas tasas de paro que sufrimos.
Hay que observar que sin embargo entre la población cualificada andaluza no se haya reproducido esta inmovilidad geográfica y sean numerosos los caso, ya antes de la crisis, de andaluces cualificados que se han desplazado por todo el territorio nacional y por el extranjero para desarrollarse profesionalmente.
Lo que ha hecho mucha gente cualificada andaluza es lo que debe hacer la población no cualificada: moverse. Claro que para ello hay que remover las barreras que impiden la movilidad geográfica en España, la primera el precio de la vivienda y en especial de los alquileres.
El problema se complica aún más por la masa de inmigrantes
Ampliar comentario
#23
Por otra parte el que, como dice el estudio, el porcentaje de la población activa andaluza sobre la total sea superior al de las restantes regiones españolas tampoco es un argumento que lo explique todo , pues eso mismo pasa, que la población activa tenga un porcentaje superior de la total , en los países europeos de nuestro entorno y en esos casos no es que tengan tan más paro que España si no todo lo contrario, que tienen en casi todos los casos menos de la mitad que nosotros.
En todo caso parece que si en Andalucía había y hay un &034;excedente&034; de población activa con respecto otras regiones lo lógico sería que esa población excedentaria se hubiese trasladado a trabajar a las regiones con puestos de trabajo disponibles.
Puestos de trabajo excedentes hubo en su momento en muchas regiones pues se ocuparon con inmigrantes extranjeros.
Lo lógico , digo, hubiera sido que hubieran sido ocupados por andaluces y demás gentes de regiones excedentarias de población activa, como se había hecho toda la vida hasta que el &034;socialismo de puertohurraco&034; empezó a tejer sus redes clientelares en las regiones sureñas atando a su población en tareas y en zonas poco productivas. Sigo
Ampliar comentario
#22
...José Antonio Griñán, cuando, por increíble que parezca, se felicitó de que Andalucía esté rozando el 36% de paro,...-

-AQUI HAY GATO ENCERRADO-.

Si vamos a CADIZ donde informan un paro del 40%, quiere decir que no hay hospitales trabajando, ni bares, ni gasolineras, ni tiendas de comestibles y lo peor de todo
NI ALCALDES como gordillo ni oficinas para el desempleo ni nada de nada, ni bancos.

en el contexto de que estoy certificado en el articulo de -SEIS MILLONES- como
ciudadano que considera CANALLADAS todo lo que retrasa la recuperacio para crear empleos,

ALGUIEN TIENE QUE DECIR QUE HAY COSA QUE NO SON LO QUE DICE GRINIAN Y GORDILLO Y TODA LA CATERVA DE COMEDORES DE MARISCO Y USUARIOS DE COCAINA.

CADIZ NO ES GAZA.

la cosa es averiguar donde esta el gato encerrado

Y LO TIENEN ENCERRADO POR MIEDO A QUE LIQUIDE A LAAS RATAS.

ESTAN USANDO LOS NUMEROS DE PARADOS MAS ALLA DE TODO LO RAZONABLE.

y hace mucho tiempo que no voy a ANDALUCIA.
y tengo familia andaluza, a mucha honra.
y estan trabajando, por mucha suerte y capacidad, y preparacion como nuchos miles de andaluces.

y en ANDALUCIA gano el pp pero se arrejuntaron sl ps+iu.
Ampliar comentario
#21
6 no hay contestación social porque son tan flojos que ni para protestar valen.
Y además como ha dicho alguien antes mientras tengan para cervezas y para tunear el coche ya les vale.

No hay más que ver las payasadas y el paripé que se montan los vagos y bribones de Marinaleda delante de las teles y comparar con lo que es una contestación social de verdad, como la que podemos ver por ejemplo en Grecia o se vió antes en Islandia, o las que liaron y lían aún los trabajadores del norte, [vascos, gallegos, asturianos] ante las sucesivas reconversiones industriales.
Ampliar comentario
#20
En cualquier pais serio la ideología socialista, causante de 100 millones de muertos en todo el mundo, sería atacada sin piedad por las gentes de bien, pero aqui el pensamiento unico es lo progre.
Pues con su pan se coman el paro en Andalucía, ellos lo han querido.
Ampliar comentario
#19
8 Pues de Vd no he leido ningún comentario crítico contra el PSOE ¿será que no me lo he tropezado?.

En este foro se debate sobre Andalucía, pruebe a ilustrarnos sobre lo logros alcanzados por la Unta tras gobernar &034;solamente&034; unos añitos.
Ampliar comentario
#18
17 Un saludo a usted también.
Ampliar comentario
#17
1 Totalmente.



Ampliar comentario
#16
14 Hola eccehomo

En efecto, igual que otros sectores de la economía española, en Andalucía han subido las exportaciones del sector agropecuario al mismo tiempo que han disminuido las importaciones de esos productos; otra cosa es la renta y el trabajo en el campo que, particularmente en 2012, ha sido de calamidad social, la rebaja de peonadas de 35 a 20, lo manifiesta. Un millon trescientos mil parados es el fracaso de las politicas empleadas, naturalmente que &034;alguna&034; que otra &034;cosa&034; funciona, caso contrario estariamos hablando de peores cifras aún.

Saludos
Ampliar comentario
#15
13 Despúes del esplendor del ladrillo:

Hay distribuciones por CC.AA.

Echele un vistazo
Ampliar comentario