Sigue esta sección:

Matacán

A propósito de Extremadura

Cuando llegó a la Alcaldía, lo primero que le sorprendió fue la hilera diaria de vecinos que se agolpaba a la puerta del despacho con las
Fecha

Cuando llegó a la Alcaldía, lo primero que le sorprendió fue la hilera diaria de vecinos que se agolpaba a la puerta del despacho con las peticiones más variadas. Unos pedían ayudas para el alquiler, que ya habían dejado de pagar y les llevaba directamente al desahucio, otros buscaban alguna recomendación para un empleo municipal y otros, abiertamente, reclamaban dinero para cuestiones más rocambolescas, como la primera comunión de alguno de sus hijos. 

La experiencia la cuenta uno de los regidores del Partido Popular que, en las últimas elecciones municipales, se hizo con la Alcaldía de una de las ciudades o pueblos de Extremadura dentro de la oleada de votos que, después de tres décadas de hegemonía socialista en la región, llevó a los populares a gobernar la hasta entonces inexpugnable Junta de Extremadura. Y si lo cuenta no es por remarcar sólo el goteo incesante de peticiones que a diario reciben los ayuntamientos de toda España, y que en el caso de ese municipio extremeño sólo es un exponente fiel de un sistema clientelar, sino por la frustración que le produjo su iniciativa posterior: a pesar de la raquítica realidad de las arcas municipales, logró reunir una partida extraordinaria de un millón de euros para ayudar a la creación de empresas o al autoempleo. “Y lo desolador –añadía el alcalde- es que han pasado los meses y nadie ha solicitado ayudas de esa partida…”

Muchas veces, cuando se analizan los desequilibrios estructurales en España, los datos macroeconómicos o las distintas variables sobre el desarrollo económico que se puedan aportar explican con menor contundencia el porqué de las cosas que estos detalles minúsculos de la realidad cotidiana. Es obvio que con la generalización, a la que muchos son siempre tan propicios, sobre todo cuando se analizan las diferencias regionales, se comete una enorme injusticia sobre las muchas personas que, en regiones como Extremadura, sí se juegan el patrimonio para poner en marcha una empresa, una idea, pero no deja de ser ilustrativo del mal mayor de la sociedad, que va desde el mencionado clientelismo hasta la cultura de la subvención.

Tanto Extremadura como Andalucía se han mantenido a lo largo de los treinta años de democracia en la cola de todos los indicadores económicos y es evidente que, a estas alturas, las razones de fondo de ese atraso ya no se encuentran sólo en la historia, en la evidente discriminación de estas regiones en beneficio del triángulo de desarrollo que se estableció entre Madrid, Bilbao y Barcelona. ¿Es consecuencia de la historia, por ejemplo, que el peso del sector público en Extremadura sea del 23,2% mientras que en el País Vasco o en Cataluña no supere el 9%? Parece evidente que no, que la influencia de la política autonómica desarrollada es mayor que la inercia histórica negativa que, habrá que repetirlo otra vez, es real y constatable. 

¿Cómo y en qué se han empleado los miles de millones de euros de ayudas europeas que han llegado en todos estos años?La misma pregunta se podría hacer también con respecto a Andalucía, con un peso del sector público del 16,8%, o de Castilla-La Mancha, que supera el 18%. Tampoco debe de ser casual que, al mismo tiempo, esas regiones con mayor peso del sector público sean las que tienen más paro, el 36,87% en Andalucía y el 35,56% en Extremadura, según la última Encuesta de Población Activa, diez puntos por encima de la media nacional.

Ahora que ya han comenzado, aunque sea tímidamente, las negociaciones sobre el nuevo modelo de financiación de las autonomías, otra vez van a aflorar los agravios regionales. Y otra vez, como ya ocurrió hace unos días en la reunión de los barones del PP con la intervención del presidente de Extremadura, José Antonio Monago, se establecerá un debate gastado de comunidades ricas y pobres, como si las primeras fueran las causantes de la pobreza de las segundas o, en sentido contrario, como si las ‘comunidades pobres’ estuvieran vampirizando a las ‘regiones ricas’. Un debate de trazos gruesos, plagado de medias verdades, que a nada conduce y, sobre todo, que lo único que provoca es que cada cual proyecte en los demás la responsabilidad de sus propios actos.

Esa será la tentación, cuando lo que se precisa aquí es justo lo contrario, un debate descarnado sobre la realidad autonómica; un balance serio y riguroso sobre la gestión en las autonomías, en cada una de ellas, sin entrar en el rifirrafe de los agravios en los que tantos se amparan. La realidad de las autonomías de hoy es, sobre todo, consecuencia de sus gestores en los últimos treinta años, y alguna vez tendrá que hacerse en España ese balance que coloque a cada cual en su sitio. La respuesta a una sola pregunta podría hacer temblar los cimientos de muchas autonomías. ¿Cómo y en qué se han empleado los miles de millones de euros de ayudas europeas que han llegado en todos estos años? Respondamos a esas preguntas y, a partir de ahí, lo demás: un sistema de financiación autonómico más estable, que eleve la exigencia de responsabilidad y autogestión en las autonomías, y, sobre todo, un modelo de financiación que acabe de una vez con la anomalía del cupo vasco y navarro que lo distorsiona todo, antes incluso de comenzar a barajar.

Cuando el economista norteamericano Arthur Laffer, nuevo gurú de los males de la crisis española, se pone a repasar la realidad de España, lo más llamativo no son sus recetas sobre las bajadas de impuestos, sino la impresión que se lleva el hombre cuando nos analiza como país. Es eso que dice Laffer: “España es probablemente el país con más potencial que he conocido en mi vida y el que más lo ha desaprovechado”. La reflexión es perfecta porque ese vértigo es, precisamente, el que nos falta en España. La torpeza de poder ser y no conseguirlo nunca. El clientelismo, el nacionalismo o la mera inoperancia. A propósito de Extremadura, podemos repasarnos todos. 

Matacán
Comparte en:
Sigue esta sección:
#34
Compartir
Que simpleza,el Per existe igual que existe el Plan de la Mineria,la Reconversion Textil,las Ayudas a la Industria de la Automocion o la reforma de RTVE,cualquiera de estas ultimas ha absorvido muchos mas fondos que los miseros 420 euros del per,y todo por no hablar de los famosos Planes de Desarrollo que fueron donde fueron y que posibilitaron no solo el crecimiento de ciertas regiones que no se sienten españolas sino el despoblamiento de otras que si lo son o por ultimo de las ingentes cantidades de dinero publico gastadas en Forum de las Culturas,Olimpiadas, Exposiciones internacionales nada rentables para el erario publico,e incluso aeropuertos sin pasajeros y lineas de AVE que solo utilizan 5 pasajeros al dia.Dejen de tocar las narices que en Extremaura los hay buenos,malos y regulares como en todos sitios,y por cierto con los millones de la Gurtel y los millones desaparecidos fraudulentamente en los Eres andaluces se cubre buena parte del presupuesto anual de Extremadura.
Ampliar comentario
#33
Compartir
27 Yo tambien soy Extremeño , estudie en un colegio de Caceres tambien hice algun curso en la escuela de Magisterio aunque deje el Magisterio no tenia vocacion.
Mi tio una persona inteligente me dijo &034;antes heramos pobres pero honrrados , con el PER seguimeo siemdo pobres pero deshonrrados.&034;Toda España hablará mal de nosotros.
Pero para paradojas una solo.
Tenemos el extremadura alta un pueblo Valverde del Fresno en mi epoca cuando implantaron el PER con un buen nivel de vida para lo que se llevaba por la zona , y dos pueblecitos en Salamanca fronterizo con Caceres , Payo y Peñaparda con un nivel de vida inferior y que sus habitantes emigraron en masa a Francia.
Con el PER los de Valverde lo cobraban y los mas desfavorecidos de Payo y Peñaparda no los cobraban , eso fue una tremenda injusticia .
Pero con esas subvenciones los del PSOE han gobernado durante treinta años , aunque han quedado a Extremadura con un paro del 35%
Pero eso es culpa de otros.
Ampliar comentario
#32
Compartir
Cuando la Union Sovietica se rompio ,los Rusos llegaron al convencimiento que no les importaba esa ruptura ellos con su trabajo y petroleo estaban artos de subvencionar al resto de las republicas.
Si Europa se rompe y si se rompe el Euro se creara una Europa trabajadora la del Norte y nos hecharan a España Portugal Grecia e Italia , estan artos de nosotros.
España es lo mismo , tenemos comunidades que son viables economicamente y otras que no lo son , por lo tanto que cada arbol aguante a su mochuelo , es decir una hacienda distinta por comunidades autonomas y unos salarios distintos para comunidad autonoma y que cada comunidad autonoma pague a sus funcionarios en funcion de lo que recauda.
Ampliar comentario
#31
Compartir
29

Serán privados viviendo de lo público, pero bien que les interesa a los consejeros de Enseñanza tenerlos para bajar el coste medio por alumno de forma notable.

Así que ¿quién vive de quién?
Ampliar comentario
#30
Compartir
Y 2
Y lo grande es que se sienten orgullosos o nos dan lecciones, como alguno hace en su comentario o invitando a crear 17 estados en vez de taifas, hablando con el lenguaje de los separatistas que para sentirse integrado han adoptado.
O, aún peor, como un paisano nuestro, que vive en el que es, o era alcalde el actual presidente de ERC, al que hacían propaganda, ponían los carteles y le hacían los trabajos que sin ellos, tendría que haber pagado&
Nos hemos hecho separatistas, para ver si así nos tratan mejor
Ampliar comentario
#29
Compartir
33 No seas pardillo.
Excelente análisis el que hace en su comentario analizando causas y sobre todo presente. Al suyo podría unir algunos más [12, 13& ], pero el problema/s, sigue y es muy difícil de resolver.
¿Por qué no se anima y nos dice, ¿cómo cree que podría resolverse? Seguro que tiene ideas interesantes, sin caer en simplezas como muchos hacen.
O, los análisis de los que abandonaron el carro y los han hecho creer que son emigrantes en su propia tierra y que se tienen que integrar para tener los mismos derechos de los oriundos del lugar y en el fondo para sentirse que han ingresado en una casta superior de la que incluso presumen los veranos al regresar a su anticuado terruño.
Y, nuestros pueblos, los reciben celebrando la fiesta más horrenda que jamás podré aceptar, La fiesta del emigrante .
Emigrante en sus propia tierra, en la todavía España, aunque tal vez menor sería escribir su nombre con X.
Díganle a un francés& o americano que cambia de estado varias veces en su vida, que es emigrante por vivir en S Francisco en vez de Nueva York [4.000 km].
Sigue 1 +
Ampliar comentario
#28
Compartir
Tendencioso es cuando se dice que en Extremadura hay muchos funcionarios. Se prestan los mismos servicios que en otras CCAA pero con personal propio, por ejemplo, en Extremadura es donde menos colegios concertados hay, que son privados pero viven de lo publico.

Tendencioso es marcar el famoso PER, como el origen de todos los males, cuando suponen una mínima parte de lo que se han llevado determinadas industrias en otras regiones, como la automación, eso si, son manos privadas.

Tendencioso pues que ambos argumentos que expongo tienen el mismo origen, beneficien a las empresas y no a las personas y no haremos artículos como este.

¿Seguro que así todo funcionara mejor verdad? Ja
Ampliar comentario
#27
Compartir
27 26 Es cierto, pero porque los mejores se van a donde hay mercado.

Es como en muchos pueblos de Castilla, sólo han quedado los incapaces de emprender allí donde está la guita.

Y en muchos casos no hay más que cuatro viejos ya que toda la juventud se ha ido. ¿Quién va a emprender allí?
Ampliar comentario
#26
Compartir
Soy extremeño, me crié en Extremadura, vivía allí cuando se implantó el PER, el cual llegué cobrar un par de años. Ya entonces, algunos vimos eso como el hundimiento de la economía extremeña. Se nos enseñaba a no trabajar y vivir de la subvención.

Desde entonces, el campo se ha abandonado, comenzó a crecer la tasa de desempleo y muchos no sabrían vivir sin el PER, lo cual es una verdadera pena. Si buscas personas para trabajar en el campo, no las encuentras, nadie está dispuesto, sin embargo muchos, muchos están cobrando el PER. ¿Por qué no se vigila eso?

Para que os hagáis una idea... hay personas con poco más de 50 años, que se han acogido a cobrar 420 ¬ mensuales y esperar a la jubilación.

He vivido en Plasencia, Hervás, Coria, Navalmoral, Cáceres y os aseguro que por todas partes se ve lo mismo.
Ampliar comentario
#25
Compartir
22 &034;Paren las máquinas&034; [creo que el problema radica en que las máquinas están paradas desde hace mucho tiempo en Extremadura y Andalucía].

¿Poca densidad de habitantes, distancias?, la gente que se ha ido de estas tierras en los últimos 500 años por lo mismo que ahora sucede, si se hubieran quedado mejorarían la densidad de población.

Densidad que en Almería puede ser similar y allí las cosas funcionan de otra manera.

No es un buen argumento lo de la mala comunicación, creo que ahora es excelente y Extremadura está muy cerca de Madrid. Más lejos están los merecados europeos para los almerienses.

My mujer es de Segovia y allí la densidad de población es muy baja pero la gente está acostumbrada a trabajar, no hay PER.

Pero todo esto da igual; las cosas han cambiado. Se ha acabado el dinero fácil. Ahora queda trabajar porque ya casi no se nos puede sacar más a los que producimos riqueza para que otros vivan de nuestros impuestos.

Mis paisanos extremeños y andaluces tendrán que cambiar de actitud, a la fuerza.

La juerga se ha acabado.

Ampliar comentario
#24
Compartir
21 Apreciado Luís, su comentario es una especie de &034;y tú más&034;. Puede que usted lleve mucha razón con lo que pasa en Madrid, pero eso no nos sirve de mucho.

Soy extremeño y vivo en Sevilla y lo que dice que periodista es verdad, independientemente de lo que suceda en Madrid o en cualquier otro sitio.

Otro comentarista habla de lo buenos que fuimos los extremeños y las cosas que hicimos... Es posible que los buenos se hayan ido y sólo queden los que viven del dinero de otros.

Si las distancias son grandes y la densidad de población baja ¿qué tiene que ver eso con la ausencia de iniciativa, con vivir de la mamandurria y con la enorme cantidad de gente que en Extremadura y Andalucía viven del dienro público, del dinero de los demás trabajadores que generamos riqueza y pagamos impuestos?.

Lo grave de todo ésto es el futuro porque los rios de dinero fácil se están acabando y nuestra gente no está acostumbrada a ganarse la vida trabajando y creando riqueza. La única salida volverá a ser la emigración para el que tenga coraje y las manifas y radicalizaciones para los que pretendan seguir viviendo de los demás.

He vivido en Plasencia, Cáceres y Mérida. Sé de lo que habl

Ampliar comentario
#23
Compartir
22 Es lo que digo yo con esa cursilada de las sinergias en mi comentario 9.

Los grandes focos económicos de España son una fuerza centrípeta que arrastra a los emprendedores extremeños.

A lo que se une que Extremadura es fronteriza con Portugal, un pais con menos recursos aún, y que está situada en el interior del extremo occidental de la UE.

Salvo el sector pimario, poco más puede hacer un empresario en Extremadura.
Ampliar comentario
#22
Compartir
21 Chapeau !!
Ampliar comentario
#21
Compartir
15 Creo que los centralistas os lo debeis mirar. El cáncer de este país es Madrid. Una ciudad que desde siempre su economía gira en torno al presupuesto, donde hay mas densidad de subvencionados que en cualquier otro lugar del mundo. Donde solo hay empresas que abrevan directamente del presupuesto como las constructoras, o mantienen ventajas monopolisticas como las eléctricas, bancos y telefonicas. Asi tenemos a los grandes empresarios, tipo Florentino Perez cuyo unico merito es hacer pasillo con los ministros para que gasten el dinero en infraestructuras tipo autopistas radiales de madrid, AVE`s a todos los pueblos, aeropuertos sin aviones, etc, solo para que sus empresas tengan ingresos, identicos que los subvencionados del PER, pero con corbata e infinitamente mas costosos. Y cuando están arruinados como ahora, el y todas las constructoras, son financiados y refinanciados sin tasa, por esa banca, al que todos los españoles estamos rescatando con impuestos. Y ese dinero que podía ir a personas con ideas, emprendedoras que lo rentabilizarian y crearia puestos de trabajo, es desviado a mantener estas empresas zombies de la elite madrileña.
Ampliar comentario
#20
Compartir
Felicidades , por fin un articulo serio y extenso que dices verdades como puños. Donde han ido los miles de millones de euros que se han canalizado a esas dos comunidades en los últimos 30 años. Quien tiene la culpa de que mayoritariamente lo que quiere la gente de esas comunidades es ser funcionario, o sea trabajar 7 horas a día y aspiraciones pocas. Porque no desenmascaran ya con nombre y apellidos, a esos políticos que tienen como norma culpar a los demás de su ineficacia. Y puedo opinar y con conocimiento de causa porque soy hijo de extremeño que emigro porque allí no había oportunidades de desarrollarse.
Ampliar comentario