La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Del Trío de las Azores al Triángulo de las Bermudas

Todo es extraño en el ataque inminente de Siria. Responder, por ejemplo, a la pregunta más elemental que se debe plantear ante un conflicto bélico, que

Todo es extraño en el ataque inminente de Siria. Responder, por ejemplo, a la pregunta más elemental que se debe plantear ante un conflicto bélico, que es de parte de quién se está, se convierte, en este caso, en una misión imposible. Tan perverso es el conflicto interno que está asolando Siria que todos los que, razonablemente, se sitúan frente a Bachar al Asad y persiguen destituirlo, se colocan inevitablemente en el mismo lado que Al Qaeda, que busca lo mismo. Hay que frotarse los ojos porque nunca había sucedido nada igual, ni siquiera imaginable: que el presidente de Estados Unidos lance un ataque militar contra un tipo que está en guerra contra Al Qaeda.

De ahí que, si es imposible respondernos a esa primera pregunta, la más elemental, todas las demás que se plantean a continuación se quedan en el aire sin respuesta o, peor aún, dibujan un futuro que es todavía más trágico que el presente. Ese es, por tanto, el panorama: no existe ningún bando al que apoyar en este conflicto, son imprevisibles las consecuencias internas de un ataque militar, son imprevisibles también las repercusiones en Oriente Medio (Siria limita con Turquía, Irak, Líbano, Israel y Jordania), no se sabe tampoco cómo puede afectar eso al resto del mundo, y sin embargo el ataque está decidido. Punto final. Es lo único que se sabe y no se sabe por qué.

Extraño, sí, muy extraño. La razón que se esgrime, por ejemplo, para lanzar ahora el ataque contra Bachar al Asad que se lleva demorando desde el inicio del conflicto, en marzo de 2011, es el uso de armas químicas en las últimas semanas. “El uso de armas químicas, que ha causado un gran número de víctimas, no puede quedar sin respuesta”, han dicho en la OTAN en correspondencia con la “línea roja” que había trazado al inicio del conflicto el presidente estadounidense, Barack Obama.

El ataque es inminente y las consecuencias son imprevisibles, pero ni en España ni en ningún otro país se convocan ahora aquellas protestas descarnadas de entonces. Obama, Hollande y Cameron no aparecen en las pancartas, como aquel ‘Trío de las Azores’ que compusieron Bush, Aznar y Blair

Pero, y por qué era esa la “línea roja”. Con el ataque químico, han muerto en Siria entre 1.300 y 1.500 personas; desde el inicio del conflicto han fallecido más de 100.000. ¿Es que no eran importantes las 98.500 personas que fueron asesinadas, masacradas, antes del ataque químico? Por esa lógica, se llega a la conclusión de que, si no hubiera usado el gas sarín, Bachar al Asad podría haber seguido asesinando impunemente, porque el presidente Obama estaría satisfecho de que no traspasara ninguna ‘línea roja’. ¿Ese ese el razonamiento que tenemos que asumir?

Imposible, claro, tragar con eso. Más bien será que son el prestigio y la autoridad de Obama los que se consideran vulnerados con los ataques químicos, los que se quieren salvaguardar, pero eso nada tiene que ver con las atrocidades. Por eso, al menos, que nos ahorren la falsa moralina de que “la comunidad internacional no puede permanecer impasible ante el uso de las armas químicas, prohibidas desde la Primera Guerra Mundial”.

Porque, desde que se decretó esa decisión, no han dejado de fabricarse y de utilizarse. Se utilizaron en la Segunda Guerra Mundial, las ha utilizado Rusia, las ha utilizado China y, además de otros muchos países, las ha utilizado Estados Unidos en la Guerra de Vietnam y, de forma indirecta, en el conflicto de Irán contra Irak, cuando los norteamericanos apoyaban a Sadam Husein.

Extraño, muy extraño. Tanto que, por no existir, no existen ni siquiera protestas en las calles como en el conflicto de Irak, a pesar de que, como estamos viendo, se repiten, en diferente escala, las mismas barbaridades y los mismos errores de cálculo que en aquella guerra que pensábamos que iba a marcar un antes y un después en la historia. El secretario general de la ONU ha dicho esta misma semana que un ataque a Siria por parte de Estados Unidos provocará “un baño de sangre entre la población siria mayor del que ya se ha producido”.

Pero nada. No se ven pegatinas por las calles, ni protestas en las instituciones, ni diputados con camisetas, ni concentraciones en las calles. Mucho menos, debate político. Y mucho menos, en España. En otras, la oposición socialista ya habría exigido un debate en el Congreso para exigirle al Gobierno español que se pronunciara, que se definiera, pero nada. Los dos, Gobierno y oposición, han enmudecido ante el conflicto de Siria.

El ataque es inminente y las consecuencias son imprevisibles, pero ni en España ni en ningún otro país se convocan ahora aquellas protestas descarnadas de entonces. Obama, Hollande y Cameron no aparecen en las pancartas, como aquel ‘trío de las Azores’ que compusieron Bush, Aznar y Blair, será acaso porque en este trío de ahora la mayoría de integrantes son progresistas, al contrario que en el anterior.

Del 'Trío de las Azores' de la guerra de Irak hemos pasado a esta especie de ‘Triángulo de las Bermudas’ de la guerra de Siria, en el que han desaparecido todas las protestas, todas las pancartas, todas las reacciones, todas las voces. El Triángulo se las ha tragado. 


#8

La izquierda internacional no se va a morder a sí misma. Siempre pasa igual.

Ampliar comentario
#7

Yo también estoy sorprendido, como el articulista, de la falta de respuesta ciudadana a esta nueva agresión que EE.UU.prepara.

Será que la izda., tan activa antes, está en horas bajas, lamiendose sus heridas?

 

El ensayo de lanzamiento de misiles en el Mediterráneo de hace unos días por parte de los EE.UU. e Israel, es un prolegómeno de la "acción humanitaria" que están a punto de iniciar en Siria.

 

Al menos se están despojando de la máscara y ya no engañan a nadie, excepto a los que no quieren dejar de estarlo.

 

Como ha dicho el excandidato presidencial y senador McCain, el que se entretiene jugando  al póker mientras que se debate el ataque en el Senado, el “no del Congreso al ataque contra Siria sería catastrófico”, no para la paz, ni para la humanidad, ni para la justicia…. sino para el “prestigio americano”, que es lo que verdaderamente está en juego.

 

Esta vez puede que la apuesta  bélica sea más peligrosa y les cueste, nos cueste, muy caro y no solo en términos materiales.

Ampliar comentario
#6

7 . Cuanto mas conozco al ser humano , mas quiero a mi perro .

 

BIEN .

_________

 

A los españolistos no se os puede dejar solos . Nacisteis para la indigencia intelectual . Como sois incapaces de analizar un asunto sin desvarios sentimentales , con razonamiento logico  e intelectual , pues eso .... armais lo que armais . 

 

Vease la mier ... del engendro escrito por Sr. Casado . Y los españolistos caen como moscas .

Es tan evidente que las moscas no la pueden resistir .

____________

 

6 . La cagaste E. Zola . Perdon . B . Lancas....

 

 

______

 

 

Tiene que llover a cántaros .

 

A Hard Rain´s A-Gonna Fall  . 

 

_________________________

 

Tantos años esperando y , que lástima , ya nos llego esto .

 

_______

 

A Hard Rain´s A-gonna Fall .

 

Tiene que llover  ( y nos llovera ) a cantaros .

Ampliar comentario
#5
En respuesta a steely dan

¿De verdad cree usted que "se matan entre ellos" sin que haya habido intervencion extrangera?

¿que cuatro tios de AlQaeda y unos disidentes han podido por sus propios medios poner en jaque al ejercito de Assad?

 

porque aqui de lo que se trata es de que Assad y los suyos se iban recuperando y ganando esa "guerra"...

Ampliar comentario
#4

Estimado articulista:

Coincido plenamente con usted en que las guerras civiles son complejas en términos de adhesiones. En España tuvimos la experiencia de nuestra guerra, donde hubo países que no dieron el paso de apoyar explícitamente a la República, entre otras cosas porque Rusia lo hacía. Nada nuevo bajo el sol.
Sin embargo, su comparación con el conflicto de Irak resulta bastante torticera e insultante. Para empezar, en Irak no había guerra; sino un régimen autoritario (como en casi todos los países de la zona). La guerra la creó el trío de las Azores. Y lo hizo con una excusa (la posesión de armas de destrucción masiva) que se sabía, y se probó, que no era sino una cortina de humo para justificar una invasión que tenía otros propósitos.
Aquí lo que se está discutiendo es si se toma o no partido en un conflicto civil encanallado y sin solución inmediata. 
Dicho sea de paso, no soy partidario de una intervención militar. Pero tampoco de que me tomen por imbécil.

Ampliar comentario
#3

Al igual que Vd. se indigna contra la intervención por traspasar una linea roja "absurda" y que los miles de muertos no habían hecho movilizar a la comunidad politica mundial hasta entonces..., pues Vd. Sr. Caraballo parece que tambien reacciona con otra linea roja, le da igual o almenos no lo manifiesta mientras se matan esos miles de sirios, pero se alza contra los occidentales que quieren atajar el uso de armas quimicas.

Todos sabemos de que va esto, de los intereses de la geopolitica, de la economia y de la industria armamentistica, pero mientras se maten entre ellos a algunos les preocupa, pero solo les ocupa cuando USA se mueve. (viejos manierismos como las maifestaciones de los 80 contra los misiles americanos en Europa contra el pacto de Varsovia).

Ampliar comentario
#2

¿Realmente es contradictorio que los USA están al lado de los chicos de Al Quaeda?

 

Recuerdo cuando en la guerra de Afganistán los talibanes eran armados y financiados por los USA para que masacraran a las fuerzas del gobierno y a los sovieticos. Eran los tiempos en que Bin Laden trabajaba con o para la CIA.

 

¿Realmente fue un fracaso la Guerra de Irak, para los USA?

Pienso que no.

La situación resultante de aquel conflicto, es que los regímenes nacionalistas, pan arabes y socialistas han sido barridos. Sadama y Gadafi muertos, y Assad acorralado. Oriente Medio sumergido en guerras internas no es un peligro para los USA, de quien dependen cada vez más o igual militarmente. 

 

Obviamente, los USA no pueden admitir en público que, por ejemplo, una guerra como la de IRAK, con sus terribles consecuencias de muerte y destrucción (los muertos superan cifras escalofríantes y la población se ha visto retrotraida a la Edad Media) ha sido un éxito. Es lo que los USA deseaban: sus intereses a medio plazo se han liberado de la amenaza de regímenes que prentendían liberarse del yugo americano y que sus recursos fueran en beneficio de su  país.

 

Y eso no quita que esos regímenes fueran totalitarios. Lo eran. 

Pero diganme ustedes qué democracia, que derechos humanos se respetan en Arabia Saudí, en Omar, Qatar, Kuwait, y demás países servilesa los intereses americanos y cuyos regímenes son protegidos por ese país que tritura los derechos humanos en cientos de cárceles secretas repartidas por el orbe de las dictaduras amigas.

 

¿Paradoja? Quizá no tanto.

 

 

.

Ampliar comentario
#1

Aquí las pancartas no se las ha tragado ningún misteriosos triángulo: españa no ha entrado en la guerra de Siria,  así que la comparación huelga, sr articulista.

 

Otra cosa sería que Rajoy decidiese mandar cuerpos del ejercito de tierra y mar sobre Sirira para hacerle la pelota a Obama sin el visto bueno de la ONU: en ese caso está usted seguro de que veremos muchas pancartas.

 

en cuanto a las tierras extrangeras: a Obama lo tienen parado de momento en su propio país muchos congresistas y la opinión pública. Y  a Cameron le han dado un revolcón en el Parlamento. UNA VEZ MÁS  SE COMPRUEBA QUE EL PARALELISMO CON EL TRIANGUNO NEFASTO DE LAS AZORES ES, CUANDO MENOS, MUY FORZADO.

Ampliar comentario