Matacán

Del Trío de las Azores al Triángulo de las Bermudas

Todo es extraño en el ataque inminente de Siria. Responder, por ejemplo, a la pregunta más elemental que se debe plantear ante un conflicto bélico, que
Fecha

Todo es extraño en el ataque inminente de Siria. Responder, por ejemplo, a la pregunta más elemental que se debe plantear ante un conflicto bélico, que es de parte de quién se está, se convierte, en este caso, en una misión imposible. Tan perverso es el conflicto interno que está asolando Siria que todos los que, razonablemente, se sitúan frente a Bachar al Asad y persiguen destituirlo, se colocan inevitablemente en el mismo lado que Al Qaeda, que busca lo mismo. Hay que frotarse los ojos porque nunca había sucedido nada igual, ni siquiera imaginable: que el presidente de Estados Unidos lance un ataque militar contra un tipo que está en guerra contra Al Qaeda.

De ahí que, si es imposible respondernos a esa primera pregunta, la más elemental, todas las demás que se plantean a continuación se quedan en el aire sin respuesta o, peor aún, dibujan un futuro que es todavía más trágico que el presente. Ese es, por tanto, el panorama: no existe ningún bando al que apoyar en este conflicto, son imprevisibles las consecuencias internas de un ataque militar, son imprevisibles también las repercusiones en Oriente Medio (Siria limita con Turquía, Irak, Líbano, Israel y Jordania), no se sabe tampoco cómo puede afectar eso al resto del mundo, y sin embargo el ataque está decidido. Punto final. Es lo único que se sabe y no se sabe por qué.

Extraño, sí, muy extraño. La razón que se esgrime, por ejemplo, para lanzar ahora el ataque contra Bachar al Asad que se lleva demorando desde el inicio del conflicto, en marzo de 2011, es el uso de armas químicas en las últimas semanas. “El uso de armas químicas, que ha causado un gran número de víctimas, no puede quedar sin respuesta”, han dicho en la OTAN en correspondencia con la “línea roja” que había trazado al inicio del conflicto el presidente estadounidense, Barack Obama.

El ataque es inminente y las consecuencias son imprevisibles, pero ni en España ni en ningún otro país se convocan ahora aquellas protestas descarnadas de entonces. Obama, Hollande y Cameron no aparecen en las pancartas, como aquel ‘Trío de las Azores’ que compusieron Bush, Aznar y Blair

Pero, y por qué era esa la “línea roja”. Con el ataque químico, han muerto en Siria entre 1.300 y 1.500 personas; desde el inicio del conflicto han fallecido más de 100.000. ¿Es que no eran importantes las 98.500 personas que fueron asesinadas, masacradas, antes del ataque químico? Por esa lógica, se llega a la conclusión de que, si no hubiera usado el gas sarín, Bachar al Asad podría haber seguido asesinando impunemente, porque el presidente Obama estaría satisfecho de que no traspasara ninguna ‘línea roja’. ¿Ese ese el razonamiento que tenemos que asumir?

Imposible, claro, tragar con eso. Más bien será que son el prestigio y la autoridad de Obama los que se consideran vulnerados con los ataques químicos, los que se quieren salvaguardar, pero eso nada tiene que ver con las atrocidades. Por eso, al menos, que nos ahorren la falsa moralina de que “la comunidad internacional no puede permanecer impasible ante el uso de las armas químicas, prohibidas desde la Primera Guerra Mundial”.

Porque, desde que se decretó esa decisión, no han dejado de fabricarse y de utilizarse. Se utilizaron en la Segunda Guerra Mundial, las ha utilizado Rusia, las ha utilizado China y, además de otros muchos países, las ha utilizado Estados Unidos en la Guerra de Vietnam y, de forma indirecta, en el conflicto de Irán contra Irak, cuando los norteamericanos apoyaban a Sadam Husein.

Extraño, muy extraño. Tanto que, por no existir, no existen ni siquiera protestas en las calles como en el conflicto de Irak, a pesar de que, como estamos viendo, se repiten, en diferente escala, las mismas barbaridades y los mismos errores de cálculo que en aquella guerra que pensábamos que iba a marcar un antes y un después en la historia. El secretario general de la ONU ha dicho esta misma semana que un ataque a Siria por parte de Estados Unidos provocará “un baño de sangre entre la población siria mayor del que ya se ha producido”.

Pero nada. No se ven pegatinas por las calles, ni protestas en las instituciones, ni diputados con camisetas, ni concentraciones en las calles. Mucho menos, debate político. Y mucho menos, en España. En otras, la oposición socialista ya habría exigido un debate en el Congreso para exigirle al Gobierno español que se pronunciara, que se definiera, pero nada. Los dos, Gobierno y oposición, han enmudecido ante el conflicto de Siria.

El ataque es inminente y las consecuencias son imprevisibles, pero ni en España ni en ningún otro país se convocan ahora aquellas protestas descarnadas de entonces. Obama, Hollande y Cameron no aparecen en las pancartas, como aquel ‘trío de las Azores’ que compusieron Bush, Aznar y Blair, será acaso porque en este trío de ahora la mayoría de integrantes son progresistas, al contrario que en el anterior.

Del 'Trío de las Azores' de la guerra de Irak hemos pasado a esta especie de ‘Triángulo de las Bermudas’ de la guerra de Siria, en el que han desaparecido todas las protestas, todas las pancartas, todas las reacciones, todas las voces. El Triángulo se las ha tragado. 


#8
Compartir

La izquierda internacional no se va a morder a sí misma. Siempre pasa igual.

Ampliar comentario
#7
Compartir

Yo también estoy sorprendido, como el articulista, de la falta de respuesta ciudadana a esta nueva agresión que EE.UU.prepara.

Será que la izda., tan activa antes, está en horas bajas, lamiendose sus heridas?

 

El ensayo de lanzamiento de misiles en el Mediterráneo de hace unos días por parte de los EE.UU. e Israel, es un prolegómeno de la "acción humanitaria" que están a punto de iniciar en Siria.

 

Al menos se están despojando de la máscara y ya no engañan a nadie, excepto a los que no quieren dejar de estarlo.

 

Como ha dicho el excandidato presidencial y senador McCain, el que se entretiene jugando  al póker mientras que se debate el ataque en el Senado, el “no del Congreso al ataque contra Siria sería catastrófico”, no para la paz, ni para la humanidad, ni para la justicia…. sino para el “prestigio americano”, que es lo que verdaderamente está en juego.

 

Esta vez puede que la apuesta  bélica sea más peligrosa y les cueste, nos cueste, muy caro y no solo en términos materiales.

Ampliar comentario
#6
Compartir

7 . Cuanto mas conozco al ser humano , mas quiero a mi perro .

 

BIEN .

_________

 

A los españolistos no se os puede dejar solos . Nacisteis para la indigencia intelectual . Como sois incapaces de analizar un asunto sin desvarios sentimentales , con razonamiento logico  e intelectual , pues eso .... armais lo que armais . 

 

Vease la mier ... del engendro escrito por Sr. Casado . Y los españolistos caen como moscas .

Es tan evidente que las moscas no la pueden resistir .

____________

 

6 . La cagaste E. Zola . Perdon . B . Lancas....

 

 

______

 

 

Tiene que llover a cántaros .

 

A Hard Rain´s A-Gonna Fall  . 

 

_________________________

 

Tantos años esperando y , que lástima , ya nos llego esto .

 

_______

 

A Hard Rain´s A-gonna Fall .

 

Tiene que llover  ( y nos llovera ) a cantaros .

Ampliar comentario
#5
En respuesta a steely dan
Compartir

¿De verdad cree usted que "se matan entre ellos" sin que haya habido intervencion extrangera?

¿que cuatro tios de AlQaeda y unos disidentes han podido por sus propios medios poner en jaque al ejercito de Assad?

 

porque aqui de lo que se trata es de que Assad y los suyos se iban recuperando y ganando esa "guerra"...

Ampliar comentario
#4
Compartir

Estimado articulista:

Coincido plenamente con usted en que las guerras civiles son complejas en términos de adhesiones. En España tuvimos la experiencia de nuestra guerra, donde hubo países que no dieron el paso de apoyar explícitamente a la República, entre otras cosas porque Rusia lo hacía. Nada nuevo bajo el sol.
Sin embargo, su comparación con el conflicto de Irak resulta bastante torticera e insultante. Para empezar, en Irak no había guerra; sino un régimen autoritario (como en casi todos los países de la zona). La guerra la creó el trío de las Azores. Y lo hizo con una excusa (la posesión de armas de destrucción masiva) que se sabía, y se probó, que no era sino una cortina de humo para justificar una invasión que tenía otros propósitos.
Aquí lo que se está discutiendo es si se toma o no partido en un conflicto civil encanallado y sin solución inmediata. 
Dicho sea de paso, no soy partidario de una intervención militar. Pero tampoco de que me tomen por imbécil.

Ampliar comentario
#3
Compartir

Al igual que Vd. se indigna contra la intervención por traspasar una linea roja "absurda" y que los miles de muertos no habían hecho movilizar a la comunidad politica mundial hasta entonces..., pues Vd. Sr. Caraballo parece que tambien reacciona con otra linea roja, le da igual o almenos no lo manifiesta mientras se matan esos miles de sirios, pero se alza contra los occidentales que quieren atajar el uso de armas quimicas.

Todos sabemos de que va esto, de los intereses de la geopolitica, de la economia y de la industria armamentistica, pero mientras se maten entre ellos a algunos les preocupa, pero solo les ocupa cuando USA se mueve. (viejos manierismos como las maifestaciones de los 80 contra los misiles americanos en Europa contra el pacto de Varsovia).

Ampliar comentario
#2
Compartir

¿Realmente es contradictorio que los USA están al lado de los chicos de Al Quaeda?

 

Recuerdo cuando en la guerra de Afganistán los talibanes eran armados y financiados por los USA para que masacraran a las fuerzas del gobierno y a los sovieticos. Eran los tiempos en que Bin Laden trabajaba con o para la CIA.

 

¿Realmente fue un fracaso la Guerra de Irak, para los USA?

Pienso que no.

La situación resultante de aquel conflicto, es que los regímenes nacionalistas, pan arabes y socialistas han sido barridos. Sadama y Gadafi muertos, y Assad acorralado. Oriente Medio sumergido en guerras internas no es un peligro para los USA, de quien dependen cada vez más o igual militarmente. 

 

Obviamente, los USA no pueden admitir en público que, por ejemplo, una guerra como la de IRAK, con sus terribles consecuencias de muerte y destrucción (los muertos superan cifras escalofríantes y la población se ha visto retrotraida a la Edad Media) ha sido un éxito. Es lo que los USA deseaban: sus intereses a medio plazo se han liberado de la amenaza de regímenes que prentendían liberarse del yugo americano y que sus recursos fueran en beneficio de su  país.

 

Y eso no quita que esos regímenes fueran totalitarios. Lo eran. 

Pero diganme ustedes qué democracia, que derechos humanos se respetan en Arabia Saudí, en Omar, Qatar, Kuwait, y demás países servilesa los intereses americanos y cuyos regímenes son protegidos por ese país que tritura los derechos humanos en cientos de cárceles secretas repartidas por el orbe de las dictaduras amigas.

 

¿Paradoja? Quizá no tanto.

 

 

.

Ampliar comentario
#1
Compartir

Aquí las pancartas no se las ha tragado ningún misteriosos triángulo: españa no ha entrado en la guerra de Siria,  así que la comparación huelga, sr articulista.

 

Otra cosa sería que Rajoy decidiese mandar cuerpos del ejercito de tierra y mar sobre Sirira para hacerle la pelota a Obama sin el visto bueno de la ONU: en ese caso está usted seguro de que veremos muchas pancartas.

 

en cuanto a las tierras extrangeras: a Obama lo tienen parado de momento en su propio país muchos congresistas y la opinión pública. Y  a Cameron le han dado un revolcón en el Parlamento. UNA VEZ MÁS  SE COMPRUEBA QUE EL PARALELISMO CON EL TRIANGUNO NEFASTO DE LAS AZORES ES, CUANDO MENOS, MUY FORZADO.

Ampliar comentario