Las cosas, claras

A Julio Anguita hay que agradecerle el que haya hablado muy claro aludiendo a la ideología comunista que siguen tanto Alberto Garzón como Pablo Iglesias
Foto: Anguita, con Iglesias, en un acto de Podemos en Córdoba. (EFE)
Anguita, con Iglesias, en un acto de Podemos en Córdoba. (EFE)

Lo ha dicho Julio Anguita, el último gran líder que había tenido el comunismo español: cuando habla con Alberto Garzón, líder actual de Izquierda Unida, y con Pablo Iglesias, líder a su vez de Podemos, se encuentra bien porque, aunque haya matices que los diferencien a los tres, están tallados de la misma materia, “venimos y somos comunistas”.

No sé cuántos españoles le agradecerán a Julio Anguita la absoluta sinceridad de esta declaración, que, no sé por qué (o sí lo sé) no ha tenido los honores de titular que se merecía en la prensa escrita o televisada. Yo, desde luego, se la agradezco de todo corazón.

De la misma forma que me supongo que, a sus correligionarios Alberto y Pablo, no les habrá hecho demasiada gracia Y me supongo esto porque Garzón, como sus compañeros de lo que era Izquierda Unida, lleva decenios escondiendo el nefando nombre de 'comunista' detrás de esas siglas, IU, que lo disimulan. Por eso no se presentan nunca a unas elecciones bajo ese nombre, aunque Garzón sea miembro del comité federal del Partido Comunista de España.

La sinceridad de Anguita proclamando la fe comunista de Iglesias y Garzón no les ha debido sentar muy bien a los mencionados, que hacen lo posible por ocultarla

Y si Garzón y los suyos llevan decenios sin pregonar su fe comunista, Pablo Iglesias, desde que empezó a tener presencia en los medios de comunicación, ha evitado, de todas las maneras posibles, que se le asocie al comunismo, a pesar de que ha sido criado intelectual y políticamente en el PCE.

¡Tantos esfuerzos por esconder nuestras raíces y esencias comunistas, y ahora va este ingenuo y, con una sola frase, desmonta todas nuestras operaciones de camuflaje!, han debido pensar las dos jóvenes promesas hispanas de la ideología que nació en Carlos Marx y Federico Engels.

Pues sí, eso es lo que ha hecho el bueno de Julio Anguita, decir la verdad. Y decirla con toda su crudeza. Porque lo que en esa escueta frase nos dice es “somos comunistas, lo que quiere decir que estamos en contra de la propiedad privada de los medios de producción, que aceptamos la democracia 'burguesa' solo como un medio para llegar al poder, y que, aunque no nos gustan los excesos de brutalidad de algunos de nuestros correligionarios cuando han hecho nuestra Revolución, también hay que comprenderlos e interpretarlos en su contexto. ¡Ah! y estamos convencidos de que, con nosotros, el paraíso comunista será eso, un paraíso. Ya dijo Pablo que él venía para asaltar el cielo, y cielo y paraíso son sinónimos”.

Iglesias y Garzón, en un encuentro tras el preacuerdo electoral alcanzado por Podemos e Izquierda Unida. (EFE)
Iglesias y Garzón, en un encuentro tras el preacuerdo electoral alcanzado por Podemos e Izquierda Unida. (EFE)

Las cosas están así de claras. Lo que pasa es que no sé hasta qué punto una declaración tan taxativa y tan esclarecedora está teniendo la repercusión mediática que se merece. Porque esas palabras directas del califa rojo de Córdoba explican más de la ideología, los programas y las propuestas de Unidos Podemos que toda la propaganda que utilicen a partir de ahora. 

Por cierto, que, con ese nuevo nombre, han vuelto a dejar en evidencia su afán de esconder la esencia de su pensamiento detrás de palabras o siglas de connotaciones vagamente positivas, ¿por qué no se han atrevido a llamarse valientemente, como pregona Anguita, 'comunistas'? Anguita, de manera honrada, quiere que los españoles que voten a ese conglomerado sepan que votan comunista. Porque no quiere que nadie se llame a engaño, si alcanzan el poder y empiezan a aplicar las políticas que caracterizan a esa ideología.

En las manos de los ciudadanos está votar por los seguidores de una ideología política que ha generado más crimen y miseria en el último siglo

Ahora, ya bien informados, nos toca actuar al resto de los españoles. Por supuesto, a los votantes, que tienen que medir si su repulsión hacia los errores de algunos políticos es razón suficiente para entregar el poder a los representantes de la ideología que más crímenes y miseria han producido en el último siglo y siguen produciendo allá donde se aplica.

Pero también a todos los creadores de opinión, intelectuales, columnistas, escritores, periodistas o profesores. Su misión es exponer sus argumentos para ayudarnos a descubrir qué es lo mejor para todos. Si hay intelectuales comunistas, que lo digan valientemente, pero si, como espero, la mayoría de los pensadores españoles están ya sobradamente vacunados de ese horrible virus, que usen su voz para denunciar la trampa de esconder detrás de una apariencia juvenil y desenfadada la más letal de las ideologías políticas.

Y nos toca actuar a los políticos de los partidos que deberíamos estar unidos por el rechazo a la demagogia, al populismo y a los cantos de sirena de ese paraíso prometido que tantos infiernos ha traído a la tierra.

Por todo eso, porque con sus palabras ha ayudado a dejar las cosas claras, ¡gracias, Julio Anguita!

Mirada libre

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

La Gran Vía de Madrid: cerrado por Navidad
Ivy Queen - Yo Quiero Bailar ORIGINAL [!!!]
Jesse & Joy - "No Soy Una de Esas" ft. Alejandro Sanz (Video Oficial)

ºC

ºC