La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Reflexiones sobre la cría de cuervos

Salvo en la torre de Londres, donde hay que tenerlos bien alimentados y lustrosos porque, según la leyenda, la monarquía británica tendría los días contados si
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Salvo en la torre de Londres, donde hay que tenerlos bien alimentados y lustrosos porque, según la leyenda, la monarquía británica tendría los días contados si faltaran, la cría de cuervos nunca fue una afición recomendable. Sus escandalosos graznidos y su pasión por la carroña los hicieron inservibles para la cetrería. Al parecer, sólo los vikingos les dieron una utilidad: soltarlos en alta mar para que encontraran tierra firme. De ahí que la contemplación de los cuervos en algunas aldeas presagiara todo tipo de calamidades y se les asociara invariablemente con el mal agüero.

    Pasada la época de las razzias por la costa de los hijos de Odín, criar cuervos, incluso figuradamente, dejó de tener sentido y se tornó una actividad peligrosa, sobre todo en época electoral porque el bicho es insaciable y no atiende a razones. En Génova, la sede del PP, empezaron a alimentarlos con pollo al chilindrón y lubina a la sal, y, al cabo del tiempo, alguno de estos pájaros, negrísimos de suyo, han exigido ya caviar y la hoja de reclamaciones.

    Francisco José Alcaraz, el presidente de la AVT, se ha convertido en un problema para el PP y de los grandes. Se veía venir de lejos, dada las especiales maneras del personaje, muy útil como testaferro de manifestaciones contra el Gobierno pero carente de toda sutileza. Si algo ha logrado Alcaraz es la desafección de buena parte de la ciudadanía, que, de un tiempo a esta parte, contempla a las víctimas con notoria antipatía y a la Asociación como un instrumento de la derecha más extrema. No es, desde luego, para sentirse orgulloso.

    Gracias a este peluquero jienense, digna profesión donde las haya, se puso de moda la rima en consonante en los comunicados de la AVT. Traición rimaba con rendición, porque Zapatero, que es un embustero, no es que hubiera pactado con ETA, es que había claudicado. Y se contribuyó a extender cierta confusión acerca del concepto de víctima así como del papel que debían de jugar en un proceso de negociación.

    Se ha dicho, por ejemplo, sin que nadie lo rebatiera, que las víctimas habían sido asesinadas o mutiladas por defender la democracia, como si el muerto del coche bomba o los propios guardias civiles abatidos días atrás en Francia hubieran podido elegir su suerte y, en un gesto de entrega suprema a la patria, hubieran aceptado el sacrificio que se les imponía.

    Simultáneamente, se expandió el concepto de víctima, que ya no se limitaba a los muertos o a los heridos, sino también a sus familiares, posiblemente también a sus amigos y vecinos, y, llegado el caso, a todos aquellos que alguna vez cruzaron alguna palabra con ellos. Es obvio que, de una u otra manera, todos somos víctimas del terrorismo, pero su multiplicación formal ha generado ciertas disfunciones, especialmente tras el desembarco en política de su principal asociación. ¿Qué puede compartir Alcaraz con Ernest Lluch, asesinado por ETA, o con Eduardo Madina, mutilado por estos mismos asesinos? ¿Qué puntos de coincidencia cabe encontrar entre ellos?

    Se supuso también que el haber experimentado un sufrimiento infinito –algo que no se cuestiona- daba derecho a las víctimas o a la Asociación que dice representarlas a decidir la política antiterrorista del Gobierno, más allá de la necesaria memoria y homenaje del que son acreedoras. Ahora bien, ¿se preguntó a las víctimas del nazismo qué régimen debía instaurarse en Alemania a la muerte de Hitler? ¿Se consultó a las víctimas de Franco si era mejor la transición o la ruptura? ¿Alguien ha interrogado a las víctimas de la carretera acerca de los trazados de las nuevas autopistas y autovías?

    Finalmente, se ha llegado proponer la inviolabilidad legal de las víctimas a la regia manera, de forma que Alcaraz pueda proclamar libremente que Zapatero es un etarra o su embajador plenipotenciario, y se organicen grupos para insultar al presidente del Gobierno en algún funeral o para llamar “maricón” y perseguir en las concentraciones silenciosas al concejal Pedro Zerolo.

    Atrás quedaron aquellos años de olvido injustificable, en los que una mujer como Ana María Vidal Abarca –a la que desde el entorno de Alcaraz se ha vilipendiado- llamaba a las puertas de los empresarios para pedir fondos para las víctimas y sus hijos. Hoy en día el Estado cumple sobradamente sus obligaciones, establecidas además por ley. ¿Tiene sentido en ese contexto la propia existencia de la AVT? ¿Alguien entendería que la asociación de afectados por la colza siguiera activa tras haber recibido todos sus miembros las indemnizaciones correspondientes?

    Al PP ya no le sirve Alcaraz porque con Zapatero en plan implacable contra ETA su discurso es anacrónico y roza la caricatura. ¿No es gracioso que alguien que lleva años pidiendo unidad para derrotar a ETA se niegue a ir a la primera concentración unitaria convocada con ese lema? Posiblemente, hayan sido los populares quienes le hayan obligado a anunciar que no repetirá como presidente de la AVT. Entre tanto, exige a Rajoy que se deje ver de su brazo. Lo decía Macbeth: “La luz se espesa, y el cuervo vuela hacia el bosque sombrío”. Parece que a Rajoy le ha empezado a dar miedo tanta oscuridad.

    #6
    Una vez que se crea el Banco Malo y los contribuyentes se convierten en sus accionistas a la fuerza, socializándose las pérdidas, Bankia, con la ayuda también de los contribuyentes europeos, recibe una cantidad alucinante de 23.000M para sanear su basura en balance de pisos y suelo, recuperándose, en parte de momento, las pérdidas de sus accionistas y corriendo un tupido velo a todos los que tanto se beneficiaron de su &034;política&034; de créditos, préstamos, consejo de administración etc. Un caso escandaloso de privatización de beneficios y socialización de pérdidas, sin responsabilidades... Estos días está subiendo como un chicharro caliente
    Ampliar comentario
    #5
    No creo en forma alguna que en este més de agosto vaya a superarse consistentemente el techo de los 7.200. Si bien la cortedad del mercado permite oscilaciones de mayor calado, lo cierto es que nada inesperado parece pueda ocurrir en lo que queda de más. Septiembre será la vuelta. ¿Que sería de esperar? Desde luego que se materialice de una vez el rescate pais, sea este blando, o no lo sea. De todas maneras conviene tener en cuenta que el rescate o ayuda? no es sino una medida a corto plazo, aunque el prestamo o compra de bonos se realice a muy largo plazo. El busiris consiste en algo elemental, solo el crecimiento podrá poner punto final a nuestra crisis. Solo el crecimiento. Y ello requiere no solo cambios, seguramente estructurales, en la economía española, sino además que haya uno o más paises que actuen de locomotora. Pero parece ser que Alemania, y aun más Francia, se estan ralentizando fuertemente.
    Ampliar comentario
    #4
    A mí no me gusta Niña Pastori, ni ese &034;flamenquito&034; para gente que no aguanta el flamenco bueno porque no se baila.


    Pero desde luego, es mas músico y mas artista que El canto del loco y la mayoría de los que aparecen ahí de aquí a Lima.
    Ampliar comentario
    #3
    Totalmente de acuerdo 1, esa lista no hace honor a la realidad. Lo que pasa es que la gente joven no se gasta pasta en música y la consigue gratis en internet. Que se den un paseito por los institutos y por los bares de copa a ver si lo que se escucha coincide con la lista esa.
    Ampliar comentario
    #2
    lo que es triste de verdad es este artículo, que demuestra que en la redacción del Confidencial hay mucho abochornado de ser español. No creo que Alejandro Sanz o Joaquín Sabina desmerezcan en nada a figuras foráneas comparables [salvo que criterios políticos esten condicionando el artículo, que no me extrañaría nada, porque en el Confidencial sois profesionales de la mezcla de información y opinión, en eso no sois distintos a la enfermedad que se ha apoderado de casi todos los medios españoles]. Además me parecería un hecho a celebrar el que los españoles no se hayan dejado arrastrar por la mercadotecnia del producto estrella de navidad, Susan Boyle, el Caribe Mix o el Bustamante del invierno.
    Ampliar comentario
    #1
    Este ranking coincide con la preferencia de las &034;juanis&034; que todavía ven al ordenador como si fuera una freidora. En cuanto aprendan a bajarse música, Niña Pastori tendrá que ponerse a trabajar de cajera en Mercadona.
    Ampliar comentario