La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Sepa cómo jubilarse a los 60 y olvídese de la reforma de las pensiones

Antes de nada, unos datos estadísticos. Somos, tras Japón, el país con mayor esperanza de vida del mundo, y eso es malo.  Nos resistimos a morirnos

Antes de nada, unos datos estadísticos. Somos, tras Japón, el país con mayor esperanza de vida del mundo, y eso es malo.  Nos resistimos a morirnos a una edad razonable, pongamos los 75 años, para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones. Diez años cobrando del Estado y al hoyo. Sería lo lógico, pero nunca tenemos bastante. ¿Sabe usted  cuál será la esperanza de vida en 2049? 84,3 años para los hombres y 89,9 para las mujeres. No se tomen a broma lo de los decimales, porque son meses de más castigando las arcas de la Seguridad Social. Esta es la situación.

 

Ahora tenemos perras ahorradas para pagar a los jubilados presentes y futuros hasta dentro de 20 ó 25 años. Si las previsiones no le alcanzan, no se preocupe, el presidente Zapatero le va a hacer trabajar dos años más. De esta manera, usted cotiza 24 meses más y la Seguridad Social se ahorra su pensión durante ese tiempo, lo que supone una barbaridad de millones de euros de ahorro. Esto es, entre otras cuestiones menos relevantes, lo que la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo ha debatido esta semana sin acuerdo. La oposición se opone a la ampliación de la vida laboral y el PSOE dice que no hay otro remedio.

 

Da lo mismo, porque las reuniones de la comisión han sido un puro trámite para que Rodríguez Zapatero justifique una decisión que tiene tomada de antemano: regalarnos dos años más de curro. Las recomendaciones del Pacto de Toledo y las protestas de los sindicatos se las pasa el presidente por el Consejo de Ministros. Le convendría escuchar más a los ciudadanos y recurrir menos a esa pléyade de banqueros y altos ejecutivos que exigen sacrificios a los demás desde sus salarios opulentos y sus pensiones millonarias

 

Ahora les voy a contar un secreto, el de las pensiones parlamentarias y otras prestaciones económicas a favor de los ex parlamentarios, aprobadas por las mesas del Congreso y del Senado el 11 de julio de 2006, con una modificación mínima el 18 de diciembre de 2007. Son 4 folios del Boletín Oficial de las Cortes Generales (14/07/2006) que les voy a resumir. Sus señorías se pueden jubilar anticipadamente a los 60 años si han cotizado durante 40 y han sido diputados o senadores durante al menos siete.


Más ventajas. Mientras la cuantía de la jubilación de cualquier trabajador se determina según su cotización a la Seguridad Social durante los quince últimos años de vida laboral (de los 50 a los 65, sin que se tengan en cuenta periodos anteriores), diputados y senadores tienen garantizada la pensión máxima (2.466,20) con once de actividad parlamentaria. Si sus señorías han cotizado antes de su designación o después, pero no les alcanza para dicha cuantía, las Cámaras abonan la diferencia entre el que les correspondería por lo cotizado y el importe máximo.

 

Si su señoría tiene 55 años en el momento del cese, no tiene oficio ni beneficio y se queda en paro, las Cortes corren con su cotización a la Seguridad Social hasta completar el periodo necesario para tener derecho a la pensión de jubilación más elevada. Si no dispone de ingresos o patrimonio suficiente tiene además derecho a una ayuda económica hasta que se jubile equivalente al 60% de la asignación constitucional (en esta legislatura 3.126,52 euros mensuales). Les hago la cuenta: 1.875,91 euros.

 

Y una última acotación: las Cortes les costean también un plan privado de pensiones mientras mantengan su escaño, en el que ingresan mensualmente el 10% de sus emolumentos. El objetivo, dice el reglamento, “es situar a los parlamentarios españoles en un nivel equiparable a la media de los países en nuestro entorno”.

 

Dicho lo que antecede, espero que nuestros representantes den ejemplo y modifiquen con diligencia el actual reglamento para equiparar la edad de jubilación a la del resto de mortales. Durante su mandato deben disponer de medios económicos y materiales suficientes para dedicarse por entero a su tarea que, no olvidemos, es voluntaria y de servicio público. Cuando cesan pasan a ser ciudadanos como cualquiera de nosotros, con los mismos derechos y obligaciones. Haber desarrollado una responsabilidad pública no puede convertirse en un privilegio vitalicio. 


Hasta el próximo lunes.

#34
Los indicadores no invitan mucho al optimismo& S&P 500 en zona crítica. ¿Y ahora qué? http://esbolsa.com/blog/bolsa-americana/sp-500-zona-critica/
Ampliar comentario
#33
Extraordinario artículo, pero la dificultad radica en saber cuándo entrar y cuándo salir y, como muchos nos consideramos incapaces de acertar con cierta recurrencia y de manera que nos sea rentable y además el tiempo es un bien escaso y tenemos que emplearlo de la manera más productiva posible, en la práctica a menudo resulta más sencillo y a largo plazo sin duda más rentable quedarse quietecito cuando los demás se ponen nerviosos y no seguir al rebaño. Desde luego que a todos nos encantaría tener cash para invertir cuando todo el mundo está en pánico por vender, pero eso puede significar que durante largos años nos situemos fuera del mercado, con un coste de oportunidad elevadísimo. Mi consejo es ser prudente con las valoraciones siempre, no ser excesivamente ambicioso e invertir solamente cuando estemos plenamente convencidos de nuestras apuestas a largo plazo, para así evitar pérdidas de capital definitivas. Para estar en bolsa hay que entender por qué un empresario suele rentabilizar su dinero más de lo que lo haría un depósito bancario o un bono del estado.
Ampliar comentario
#32
Y por si fuera poco dicen que por solidaridad se van a bajar el sueldo un 15% pero solo lo hacen sobre parte y en la realidad no se lo bajan mas de un dos.

Pero lo gracioso del tema es que a mi en realidad no me parece mal que tengan un buen sueldo o compensaciones, como no me parece mal que un controlador cobre un sueldo importante.

Lo que me parece mal es que con la excusa de que es gente muy valida y que cobrarían mas en su vida privada, tengan ese sueldo, y la realidad sea que ocupan ese escaño cachorros de partido que no conocen el paro, una entrevista de trabajo o lo duro que tiene que currar uno para llevar el sueldo a casa. Son ahijados, amigos, sin estudios, pijos dandoselas de obreros. Y aun tienen la cara de decir que si cobrasen menos bajaría el nivel. Mas?
Ampliar comentario
#31
Tienen mas privilegios que ningun controlador y les llaman GOLFOS.
Ampliar comentario
#30
Supongo que si en Alemania el salario mínimo es 1800 y aqui 600 y en Alemania los Diputados cobran 60.000 , aqui tendrán que cobrar 20.000, ¿no?
Ampliar comentario
#29
El congreso se ha convertido desde hace años en la Cueva de Ali-Baba.Lo unico diferente, es que en el cuento son 40 y aquí en la realidad, son 350 y todo lo que cuelga.En esta Democracia, que dicen que los es, han conseguido ciudadanos de 1
Ampliar comentario
#28
Totalmente de acuerdo con el artículo; de otra parte, ¿no nos vendieron la burra de que los inmigtrantes venían a &034;pagarnos las pensiones&034;?.
¿Por qué nadie se lo recuerda al Sr. Zetapeta?.
Y, por supuesto, que se les apliquen a TODOS el mismo rasero.
Ampliar comentario
#27
Estimado Sr. Sonseca,

&034;Tirando a dar&034; fue el título de una columna de opinión que se publicó durante lustros en el ABC. Se han editados libros con estas columnas, e incluso se ha hecho una tesis doctoral [http://www.mastesis.com/tesis/la+construcci-C3-B3n+de+la+opini-C3-B3n+desde+las+columnas+d:103251]

Creo adecuado que cambie el título de su sección.

Un saludo
Ampliar comentario
#26
Si el tiempo pone las cosas en su sitio, hemos cambiado un dictador por 2 millones largo de dictadores [politicos-democraticos].
Ampliar comentario
#25
Bueno, por estas y otras cosas más, es por lo que el estamento político es considerado un problema por los ciudadanos. Y desde luego lo es.Un problema y grande.Son desvergonzados que piden sacrificios a los demás, sobre todo a los más débiles; se quejan y ponen el grito en el cielo por los privilegios de los controladores [ que los tienen y son tambi
Ampliar comentario
#24
Pero, ¿no dice la Constitución que todos los españoles somos iguales ante la ley? Se ve que no. Cada día que pasa estoy más contento de, en su día, haber votado NO a dicho bodrio de Constitución hecha a a la medida de la nefasta clase política que, desde entonces mangonea a los españoles con nuestro consentimiento y su descaro.
Ampliar comentario
#23
quisiera disculparme si el anterior mensaje no se entiende como una ironía.

yo mismo al releerlo me he dado pena.

intentaba ser irónico, no le deseo ningún mal a nadie.

Feliz Navidad.
Ampliar comentario
#22
en Olot han dado una demostración de la que se avecina.

En el fondo nadie se sorprende de que cuando alguien explota elija como víctima a constructores y bancarios, pero seguro que tampoco nos extrañaría en el futuro un suceso parecido con algún político...

no hará falta armas de fuego, en cualquier tienda de souvenirs venden las &034;típicas&034; katanas...

es el futuro plan de pensiones: a los 62 cercenas la cabeza a un político y pasas 20/25 años en la cárcel, biblioteca, matrícula en la Uned, oficio, calefacción, psiquiatras, mediadores sociales, revisiones médicas, idiomas, dieta equilibrada, limpieza, vivienda, y todo gratis.
Ampliar comentario
#21
En todos los países son iguales; aquí en Brasil, los parlamentarios federales y en cascada todos los de los estados, concejales, etc se han subido el sueldo un 60% SI no me he equivocado en la cifra UN SESENTA POR CIENTO, hasta casi 15.000 euros por mes SÍ tampoco es un error, CASI QUINCE MIL EUROS POR MES vs. salario mínimo de aproximadamente 200 euros por mes.

UN ESPAÑOL EN BRASIL
Ampliar comentario
#20
21 es mas me parece una verguenza que estos foros del Sr Fonseca no sean los que hoy se llevan todos las opiniones.

¿como quiere que este pais llamado España,salga adelante con semejantes foristas de chichinabo?
Ampliar comentario