'We are' la izquierda

Nunca antes pudieron participar en un congreso miles de compañeros/as como lo harán en el 39º Congreso del PSOE. Este será un encuentro en el que demostraremos ser capaces de unirnos

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tras conocer los resultados de las primarias socialistas. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tras conocer los resultados de las primarias socialistas. (EFE)

El pasado 3 de noviembre Pedro Sánchez nos reunía a unos pocos compañeros y compañeras en el hotel WE ARE de Madrid. Allí analizamos todos los hechos acaecidos hasta el momento, ya conocidos por todos y repetidos en multitud de ocasiones. Principalmente nos preocupaba la abstención para dar el gobierno al PP y con ello tener a Rajoy de presidente.

El ambiente en aquella reunión era triste y ciertamente desolador, con ideas claras y unánimes sobre el error cometido por nuestro partido. Sin embargo, no teníamos una idea concisa y compartida de cómo afrontar el futuro. Tanto es así, que los allí presentes tomamos después estrategias distintas y caminos diferentes.

Ahora, meses después, afrontamos el 39º congreso del PSOE, con el lema 'Somos la izquierda' y con varias características principales.

Es el congreso de los militantes. Nunca antes le hemos debido tanto a nuestros afiliados y afiliadas que, en una actitud de rebeldía, tomaron el mando del partido decepcionados ante sus dirigentes por no hacer aquello para lo que estábamos encomendados, defender la justicia social, la libertad y la igualdad, y por tanto hacer todo lo posible por desalojar al PP, que tantos de esos principios básicos ha destruido.

Es por ello que estamos obligados los delegados a devolverles a los militantes del PSOE más poder del que han venido ejerciendo hasta el momento. Consolidando el proceso de primarias para la elección de cargos en el PSOE, dándoles la potestad de elegir al secretario general pero también de derrocarlo. Solo todos nosotros podemos quitar a quien elegimos.

Asimismo, tened la absoluta convicción de que solo nosotros, los militantes del PSOE, podremos decidir nuestras posiciones ante los futuros pactos o posicionamientos para conformar gobiernos en cualquier nivel de la estructura del Estado. Nunca antes pudieron participar en un congreso miles de compañeros/as como lo harán en el 39 congreso del PSOE. Estoy seguro que ya nunca más se cerrará un congreso del PSOE sin la participación y asistencia de todo aquel que quiera hacerlo.

[Siga en directo el 39 congreso del PSOE]

Es el congreso de la Unidad. Después de que muchos agoreros auguraran la destrucción del PSOE tras las primarias, estamos demostrando, una vez más después de casi 140 años de historia, que somos capaces de unirnos, que no de uniformarnos, ante un objetivo común: estar siempre cerca y buscando soluciones a los más débiles y desfavorecidos de nuestra sociedad. Para ello tenemos que sacar lo antes posible al PP del Gobierno de España, desde donde está haciendo tanto daño a estas capas sociales.

Es el congreso de los acuerdos con otras fuerzas políticas. Todo el mundo tiene claro ya que sin el PSOE es imposible el cambio político en España, es más, este congreso evidenciará lo que siempre ha sido en nuestra democracia: solo el PSOE podrá liderar el cambio en España. Para ello debemos establecer unas reglas del juego claras, tal y como ha hecho nuestro secretario general en un reciente artículo de opinión: "O nos podemos de acuerdo las tres fuerzas políticas del cambio o tendrán que hacerlo los ciudadanos a través de las urnas".

Los delegados estamos obligados a devolverles a los militantes del PSOE más poder del que han venido ejerciendo hasta el momento

Esto es así porque tenemos encima de la mesa tres ejes fundamentales sobre los que debemos acordar para censurar y quitar al PP. El eje ideológico, con un claro posicionamiento en la izquierda por nuestra parte, nosotros no somos trasversales; el eje regenerador de nuestra democracia y la búsqueda de la decencia de la acción política; y el eje del modelo de Estado, donde nuestro marco es la Constitución Española y la soberanía que reside en todo el pueblo español.

Sin duda, nuestra prioridad será ponernos de acuerdo con aquellas otras fuerzas de izquierda donde podamos para alcanzar gobiernos, desbancar a la derecha y en todo caso poner en marcha mecanismos que puedan mejorar la vida de los ciudadanos.

Es el congreso del Nuevo Socialismo. Tenemos que seguir defendiendo nuestros postulados clásicos como defensa del Estado de bienestar, la cohesión social, la redistribución de la riqueza a través de unos impuestos justos, la defensa de los trabajadores, pequeños empresarios y autónomos que requieren condiciones de trabajo, salarios y prestaciones justas.

Pero también debemos incorporar nuevas estrategias y postulados para la sociedad dado que vivimos una transición ecológica y digital de nuestra economía, la robotización y las nuevas formas de producción que vienen, la defensa de un espacio común como es Europa, que cada vez debe ser más una Europa Social y equitativa en lo económico.

Es el congreso a favor de España y sus naciones. El PSOE fue y es el que siempre defendió con ahínco el marco normativo que organizaba a nuestro país, la Constitución Española.

Nuestra prioridad será ponernos de acuerdo con aquellas otras fuerzas de izquierda donde podamos para alcanzar gobiernos y desbancar a la derecha

Por ello pensamos que este es el marco que debemos respetar y por tanto defendemos la soberanía de todo el pueblo español. Sin embargo, ello no es incompatible con defender una urgente reforma de la Constitución.

Ante la dinámica frentista, de los partidos que defienden el derecho a decidir excluyente en Cataluña, y los que defienden el no hacer nada y permanecer impávidos ante este problema, estamos los socialistas. Debemos tratar de ocupar ese inmenso espacio político que desea la también inmensa mayoría de los ciudadanos y que es el espacio del encuentro, el diálogo y el encaje de Cataluña en una España plurinacional.

Como decía Manuela de Madre sobre Cataluña: "No somos una nación sin Estado, somos una nación que tiene un Estado, el español, que también es el nuestro". "La nación catalana no niega la nación española, la enriquece, porque España es una nación de naciones".

En definitiva es el congreso de la ilusión y de la esperanza, y sí, esta vez es un congreso verdaderamente histórico.

*Alfonso Rodríguez Gómez de Celis es futuro secretario de Política Institucional del PSOE y director gerente de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios