La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

NASDAQ, S&P500, SECTOR BANCA

Otro intento de ruptura fallido

Los índices europeos siguen pegados a las resistencias que lograron alcanzar en septiembre tras las decisiones de política monetaria del BCE y de la FED pero
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    Los índices europeos siguen pegados a las resistencias que lograron alcanzar en septiembre tras las decisiones de política monetaria del BCE y de la FED pero no están logrando superarlas. Solo el índice francés CAC40 ha logrado superar los máximos anteriores en términos de cierre de manera marginal. El DAX ha logrado superarlos en varias ocasiones en los últimos días pero se muestra incapaz de cerrar por encima de los mismos. El MIB30 se encuentra aún lejos de esos máximos y ni siquiera ha sido capaz de romper la estructura de máximos decrecientes que se inició por aquellos días. Y el IBEX sigue demostrando en estas últimas semanas que es el menos volátil de todos los índices ya que se encuentra aún más alejado de romper la estructura de máximos decrecientes iniciada en septiembre y ni siquiera es capaz de superar, en cierre, la resistencia de los 7.966 puntos a la que se viene haciendo referencia desde hace tiempo. Dentro de esta maraña, los índices generalistas europeos envían una señal mixta. El STOXX600, que incluye valores europeos fuera de la zona euro, logró por primera vez ayer cerrar por encima de los máximos de septiembre de manera muy marginal. El EUROSTOXX300 y el EUROSTOXX50 , sin embargo, no han logrado cerrar por encima de esos máximos a pesar de los múltiples intentos que se vienen produciendo estos días.

    Al otro lado del Atlántico, la situación técnica es más compleja. Los índices USA no han logrado anular las estructuras bajistas del mes de noviembre tras el rebote de la segunda mitad de ese mes lo que mantiene vigente la posibilidad de que todo lo acaecido en las 2/3 últimas semanas no sea más que un "pullback" a la zona que hasta noviembre sirvió de soporte y que, ahora, está ejerciendo de resistencia. Pero hay un elemento adicional de riesgo que se debe tomar muy en consideración.

    En este gráfico se analiza la evolución relativa del índice NASDAQ100 respecto del índice S&P500 en base diaria. Este gráfico representa cual de estos 2 índices se comporta de manera más alcista. Si la evolución es alcista, el Nasdaq se comporta mejor que el S&P y viceversa.

    En el año 2006, este ratio inició una marcada tendencia alcista que ni siquiera se puso en cuestión durante el gran proceso correctivo desplegado entre 2007 y 2009. De hecho, los procesos correctivos de ese periodo en este ratio mantuvieron intacta la sucesión de máximos y mínimos crecientes, lo que indicó que, de alguna manera, los índices seguían durante ese periodo considerando que el crecimiento económico se mantendría ya que el Nasdaq es una representación más cercana de las compañías de crecimiento mientras que el S&P de las compañías "value".

    Esta situación empezó a dar síntomas de agotamiento este año. EL más claro de ellos lo hemos tenido en la última parte de este ejercicio. Y es que los máximos que los índices alcanzaron en septiembre tras las decisiones de política monetaria del BCE, de la FED y del BoJ no lograron que este ratio marcase máximos por encima de los alcanzados en la primera parte del año, elevando la probabilidad de que se haya formado un doble techo. Para colmo de males, en octubre se perforó lo que representa la línea clavicular de esta estructura y se perforó de manera consistente la media de 200 sesiones.

    El rebote desplegado por los índices a lo largo de las 3 últimas semanas apenas ha permitido que este ratio se recupere. Pero es que, además, en las últimas sesiones está a punto de perforar el mínimo de reacción de noviembre lo que despejaría el camino para un caída adicional del entorno del 4% hasta el soporte horizontal (líneas verdes horizontales).

    Con esta estructura técnica, la probabilidad de que el rebote de noviembre sea el inicio de un nuevo tramo alcista principal se reduce, siendo más probable que no se trate más que de un mero "pullback" a la anterior zona de soporte convertida ahora en resistencia. En cualquier caso, la zona de resistencia a vigilar en el S&P500 que obligaría a cambiar o a poner en tela de juicio esta opinión se encuentra entre el 1.419 y el 1.440. La superación de esta zona sería motivo suficiente como para cerrar cualquier posición corta que se pueda mantener abierta.

    Tras analizar este gráfico, parece evidente que se está produciendo un giro en las estructuras de las carteras en las que el peso del sector bancario está subiendo. Esta circunstancia se inició en julio tras la "promesa de Draghi", momento en el que la rentabilidad de los bonos europeos inició su descenso. Sin embargo y a pesar de que la evolución relativa del sector respecto de los índices sigue mostrándose fuerte, el sector, en términos absolutos, se encuentra en plena resistencia.

    En este gráfico se analiza la evolución del sector bancario pan europeo (el que incluye zona euro y no euro) en base diaria desde 2009. La línea verde horizontal (163,60) representa uno de los máximos decrecientes principales de la estructura bajista desplegada entre 2007 y 2009 que, al superarse en 2009, supuso el primer síntoma de cambio de tendencia, lo que permitió que en los meses posteriores, el sector siguiese subiendo.

    Alrededor de este nivel se fijó uno de los mínimos decrecientes (166,11) del movimiento bajista que se inició a principios de 2011. Un poco más abajo (161,23) se fijó el máximo de los intentos de rebote que se han ido produciendo desde que se fijase un mínimo de reacción relevante a finales de 2011.

    Por lo tanto, el índice presenta fuerte resistencia entre el 161 y el 166. SI bien es cierto que el comportamiento es alcista ya que desde mitad de 2012 se aprecia una estructura de mínimos crecientes que no se ha puesto en duda en ningún momento, no deja de ser también cierto que el índice se encuentra en plena resistencia tras desplegar alzas muy considerables. Se trata de una zona en donde, aplicando el principio de prudencia, se debería reducir exposición y esperar a ver qué ocurre con la zona de resistencia clave a la que se hace referencia. En cuanto a los índices generales europeos, la situación es similar. Es poco probable que se superen las resistencias clave en las que se encuentran de manera sostenida si no se superan las resistencias del sector bancario, por lo que se está en una zona en la que se debe reducir exposición, máxime cuando no hay un apoyo claro de los índices USA.

    #11
    La verdad es que a medida que iba leyendo la noticia tenía curiosidad por saber cuánto tardaría en manifestarse el típicamente malagueño Síndrome de Comparación Obsesiva con Sevilla. Al segundo comentario, no está nada mal.
    Ampliar comentario
    #10
    Es cierto que han cambiado mucho las cosas, sobre todo, después de que se trasladaran los caballos [caballistas, coches y carrozas] al Real. La gente empezó a dejar de vestirse de gitana, de corto, de rondeña, de verdiales. Y el chunda-chunda hizo acto de presencia. Yo he vivido lo primero, de pequeña, y lo segundo de adolescente y joven. Y les digo, de todo hay como en botica. Yo he podido seguir bailando malagueñas, rumbitas y sevillanas, siempre que he querido. Gente chunga, merdellones y problemáticos hay en todos sitios [no sólo en Málaga, oiga!] y en la misma proporción. Sólo que en feria, se junta tanta gente [viva la gente de Málaga] a la vez, que el n
    Ampliar comentario
    #9
    Mi amiga y yo, al borde la lipotimia, salimos a la calle en busca de aire fresco. Ja,ja, aire fresco a las 5 de la tarde con la única sombra de unos farolillos de papel.
    A base de agua dónde la pillábamos, y algún disputado resquicio a la sombra conseguimos sobrevivir hasta las 11 de la noche que reemprendimos el regreso a Málaga, diciéndonos una y no más Sto. Tomás.
    Nada es perfecto, la feria de Sevilla, tampoco.
    Ampliar comentario
    #8
    Hace una docena de años estuve con unas amigas en la feria de Sevilla, para conocerla, invitadas por un buen amigo sevillano, semiseñorito él, de los que poseen calesa propia para transitar por el real. Coincidió con un día de caló agobiante. ése que no se llama terrá pero que es el que predomina por allí. Primero comimos en una caseta amplia y con buen servicio. Mas ay, a continuación nos llevó a otra más tipicali, y ahí se acabó el presumible encanto. Se trataba de un recinto de aproximadamente 9 m2. donde en un círculo con sillas se apiñaban del orden de 30 ó 40 personas cantando desaforadamente sevillana tras sevillana, sólo cantando claro, porque ni había sitio para moverse ni apenas para respirar. Al parecer según me dijeron ese tipo de receptáculos de divertimento folklórico son abundantes por allá. Me basto conocer uno para hacerme una idea de lo que se llama divertirse.

    sigo
    Ampliar comentario
    #7
    Para alguien de fuera que vive en Málaga desde hace 15 años, considero que con los años vamos a peor, la cosa lleva estable un par de años, pero todo dentro de lo malo.
    No entiendo el sentido actual de la fiesta.
    El ambiente es insoportable, la educación inexistente por parte de unos pocos que joroban a muchos. La imagen de la ciudad retrocede muchos enteros en esta fecha. El gasto público se dispara...
    En contraprestación, casetas con precios de comidas exagerados, música incontrolada, libertad de merdelloneo generalizado, suciedad, descontrol...
    ¿ Eso es feria? Prefiero las casetas privadas, donde puedas reuniere con la gente que tu quieras, comer lo que quieras, pasarlo bien con tus amigos...
    De todas maneras el real ya es un geto, limitado a unos pocos.
    Y no me cuentan milongas, que hace años disfrutaba de la feria como un turista más, y me gustaba.
    Ahora, que no cuenten conmigo.
    Adiós feria,adiós.
    Ampliar comentario
    #6
    5 Dña Tecla.-Siendo un incondicional suyo en estos foros,me sale la vena sevillana para comentarle que, la feria malagueña &034;aún&034; está a años luz de la de Sevilla. Y ello no es por su gente, al fin todos somos andaluces, sino por su fama largamente adquirida, su fecha [más apropiada]y sus costumbres que, dentro de lo que hay, se están intentando preseverar.
    En cuanto a su clasisimo, no creo sea mayor que una caseta de amigos en Malaga.Existen multitud de locales propiciados por el Ayuntamiento, dónde, incluso más economicamente,pueden disfrutar de la fiesta.
    Actualmente, y quizás debido a la crisis, yo le emplazo a que ud., decorosamente vestida al igual que su acompañante, se acerque a una de ellas y diga al portero: &034;Señor venimos a tomarnos unas cañas y queremos entrar&034;. En un 80% no le pondrían pegas.
    Ampliar comentario
    #5
    Último.....


    . Cualquiera que visitara la feria del centro de Málaga se integraba en ella aunque fuera solo/a, eso es lo que la hacía única.

    Y en cuanto al ruido, usted como yo debe saber que, por ejemplo en la calle Larios solo queda viviendo una familia, el resto oficinas y comercios y que en las calles céntricas esa circunstancia es general.

    Ignoro si es usted malagueño, pero lo que parece a tenor de lo que escribe, parece sevillano, que son los que han luchado denodadamente por hacer desaparecer la feria de Málaga que recibía más visitantes que la de Sevilla, debido precisamente a la no discriminación, una feria abierta, plural y participativa frente al clasismo discriminatorio de Sevilla.




    Ampliar comentario
    #4
    Al acudir más jóvenes en todos los establecimientos dedicados a ellos se sustituyó la música andaluza por la de moda, perdiendo la feria el sentido andaluz que tenía y durante 2 o 3 años así fue hasta que el Ayuntamiento con Francisco de la Torre al frente y desde hace más de 6 años tomó medidas, como prohibir la música en los establecimientos limitándola a 4 casetas instaladas al efecto, desplazar los caballos y carruajes al real de la feria y prohibiéndolos en el centro con lo que se perdieron miles de visitantes de todas las edades.

    No es cierto que no hubiera una hora establecida para el cese de la música y el cierre de los establecimientos, en principio era a las 8 de tarde y desde hace más de 10 años a las 7, hora en la que se producía el despliegue de los servicios de limpieza.

    Ignoro las medidas que este año ha tomado el Ayuntamiento, pero si van encaminadas a recuperar la música en establecimientos, los bailes andaluces en calles y plazas, el espíritu de compartir, el colorido de los trajes y a la vez controlar a los gamberros, bienvenidas sean para conservar la fiesta más abierta, participativa, colorista y agradable de Andalucía.
    y sigue....
    Ampliar comentario
    #3
    Sr. Rivera, lo que usted dice no se ajusta a la verdad. Visito la feria del centro de Málaga desde hace más de 20 años. La feria del centro nació a través de una iniciativa de los comerciantes de obsequiar a sus clientes con una copita de Cartojal y una tapita de jamón durante los días de feria, la costumbre se fue extendiendo porque había muchos comercios tradicionales que han sido sustituidos por las grandes cadenas de franquicias españolas y extranjeras.

    Era un placer ir a la feria del centro de Málaga, se compartía todo con conocidos y desconocidos, el ambiente era de fiesta, los patios de las casas se habilitaban para comer y bailar música andaluza, verdiales, sevillanas, etc. y la mayoría de las mujeres se vestían con el típico traje andaluz y algunos hombres. Los caballos y carruajes paseaban por la Alameda y las calles adyacentes siendo una feria festiva, alegre y muy agradable de visitar.

    La feria del centro se desmadró por que los jóvenes hicieron en ella un macro-botellón, descamisados, gamberros y con alguna pelea callejera, que a su vez nació en la la movida madrileña herencia de Tierno Galván.

    sigue......
    Ampliar comentario
    #2
    Es cierto que desde que las casetas privadas se prohibieron la Feria se puso insoportable pero eso no justifica llamar a Málaga ciudad hedonista, hay malagueños que se dejan la piel todos lo días [y correctamente vestidos]
    Ampliar comentario
    #1
    Pues esto de subvencionar las fiestas de algunos se va a acabar.

    El que quiera fuegos de artificio que se los pague, lo primero en lo que se puede ahorrar es en este tipo de fastos. Los hosteleros ya se lo sabrán montar para que el negocio funcione, pero con dinero público, no, nada.
    Ampliar comentario