Análisis Técnico

NASDAQ, S&P500, SECTOR BANCA

Otro intento de ruptura fallido

Los índices europeos siguen pegados a las resistencias que lograron alcanzar en septiembre tras las decisiones de política monetaria del BCE y de la FED pero
Fecha
Tags

    Los índices europeos siguen pegados a las resistencias que lograron alcanzar en septiembre tras las decisiones de política monetaria del BCE y de la FED pero no están logrando superarlas. Solo el índice francés CAC40 ha logrado superar los máximos anteriores en términos de cierre de manera marginal. El DAX ha logrado superarlos en varias ocasiones en los últimos días pero se muestra incapaz de cerrar por encima de los mismos. El MIB30 se encuentra aún lejos de esos máximos y ni siquiera ha sido capaz de romper la estructura de máximos decrecientes que se inició por aquellos días. Y el IBEX sigue demostrando en estas últimas semanas que es el menos volátil de todos los índices ya que se encuentra aún más alejado de romper la estructura de máximos decrecientes iniciada en septiembre y ni siquiera es capaz de superar, en cierre, la resistencia de los 7.966 puntos a la que se viene haciendo referencia desde hace tiempo. Dentro de esta maraña, los índices generalistas europeos envían una señal mixta. El STOXX600, que incluye valores europeos fuera de la zona euro, logró por primera vez ayer cerrar por encima de los máximos de septiembre de manera muy marginal. El EUROSTOXX300 y el EUROSTOXX50 , sin embargo, no han logrado cerrar por encima de esos máximos a pesar de los múltiples intentos que se vienen produciendo estos días.

    Al otro lado del Atlántico, la situación técnica es más compleja. Los índices USA no han logrado anular las estructuras bajistas del mes de noviembre tras el rebote de la segunda mitad de ese mes lo que mantiene vigente la posibilidad de que todo lo acaecido en las 2/3 últimas semanas no sea más que un "pullback" a la zona que hasta noviembre sirvió de soporte y que, ahora, está ejerciendo de resistencia. Pero hay un elemento adicional de riesgo que se debe tomar muy en consideración.

    En este gráfico se analiza la evolución relativa del índice NASDAQ100 respecto del índice S&P500 en base diaria. Este gráfico representa cual de estos 2 índices se comporta de manera más alcista. Si la evolución es alcista, el Nasdaq se comporta mejor que el S&P y viceversa.

    En el año 2006, este ratio inició una marcada tendencia alcista que ni siquiera se puso en cuestión durante el gran proceso correctivo desplegado entre 2007 y 2009. De hecho, los procesos correctivos de ese periodo en este ratio mantuvieron intacta la sucesión de máximos y mínimos crecientes, lo que indicó que, de alguna manera, los índices seguían durante ese periodo considerando que el crecimiento económico se mantendría ya que el Nasdaq es una representación más cercana de las compañías de crecimiento mientras que el S&P de las compañías "value".

    Esta situación empezó a dar síntomas de agotamiento este año. EL más claro de ellos lo hemos tenido en la última parte de este ejercicio. Y es que los máximos que los índices alcanzaron en septiembre tras las decisiones de política monetaria del BCE, de la FED y del BoJ no lograron que este ratio marcase máximos por encima de los alcanzados en la primera parte del año, elevando la probabilidad de que se haya formado un doble techo. Para colmo de males, en octubre se perforó lo que representa la línea clavicular de esta estructura y se perforó de manera consistente la media de 200 sesiones.

    El rebote desplegado por los índices a lo largo de las 3 últimas semanas apenas ha permitido que este ratio se recupere. Pero es que, además, en las últimas sesiones está a punto de perforar el mínimo de reacción de noviembre lo que despejaría el camino para un caída adicional del entorno del 4% hasta el soporte horizontal (líneas verdes horizontales).

    Con esta estructura técnica, la probabilidad de que el rebote de noviembre sea el inicio de un nuevo tramo alcista principal se reduce, siendo más probable que no se trate más que de un mero "pullback" a la anterior zona de soporte convertida ahora en resistencia. En cualquier caso, la zona de resistencia a vigilar en el S&P500 que obligaría a cambiar o a poner en tela de juicio esta opinión se encuentra entre el 1.419 y el 1.440. La superación de esta zona sería motivo suficiente como para cerrar cualquier posición corta que se pueda mantener abierta.

    Tras analizar este gráfico, parece evidente que se está produciendo un giro en las estructuras de las carteras en las que el peso del sector bancario está subiendo. Esta circunstancia se inició en julio tras la "promesa de Draghi", momento en el que la rentabilidad de los bonos europeos inició su descenso. Sin embargo y a pesar de que la evolución relativa del sector respecto de los índices sigue mostrándose fuerte, el sector, en términos absolutos, se encuentra en plena resistencia.

    En este gráfico se analiza la evolución del sector bancario pan europeo (el que incluye zona euro y no euro) en base diaria desde 2009. La línea verde horizontal (163,60) representa uno de los máximos decrecientes principales de la estructura bajista desplegada entre 2007 y 2009 que, al superarse en 2009, supuso el primer síntoma de cambio de tendencia, lo que permitió que en los meses posteriores, el sector siguiese subiendo.

    Alrededor de este nivel se fijó uno de los mínimos decrecientes (166,11) del movimiento bajista que se inició a principios de 2011. Un poco más abajo (161,23) se fijó el máximo de los intentos de rebote que se han ido produciendo desde que se fijase un mínimo de reacción relevante a finales de 2011.

    Por lo tanto, el índice presenta fuerte resistencia entre el 161 y el 166. SI bien es cierto que el comportamiento es alcista ya que desde mitad de 2012 se aprecia una estructura de mínimos crecientes que no se ha puesto en duda en ningún momento, no deja de ser también cierto que el índice se encuentra en plena resistencia tras desplegar alzas muy considerables. Se trata de una zona en donde, aplicando el principio de prudencia, se debería reducir exposición y esperar a ver qué ocurre con la zona de resistencia clave a la que se hace referencia. En cuanto a los índices generales europeos, la situación es similar. Es poco probable que se superen las resistencias clave en las que se encuentran de manera sostenida si no se superan las resistencias del sector bancario, por lo que se está en una zona en la que se debe reducir exposición, máxime cuando no hay un apoyo claro de los índices USA.

    #11
    Compartir
    La verdad es que a medida que iba leyendo la noticia tenía curiosidad por saber cuánto tardaría en manifestarse el típicamente malagueño Síndrome de Comparación Obsesiva con Sevilla. Al segundo comentario, no está nada mal.
    Ampliar comentario
    #10
    Compartir
    Es cierto que han cambiado mucho las cosas, sobre todo, después de que se trasladaran los caballos [caballistas, coches y carrozas] al Real. La gente empezó a dejar de vestirse de gitana, de corto, de rondeña, de verdiales. Y el chunda-chunda hizo acto de presencia. Yo he vivido lo primero, de pequeña, y lo segundo de adolescente y joven. Y les digo, de todo hay como en botica. Yo he podido seguir bailando malagueñas, rumbitas y sevillanas, siempre que he querido. Gente chunga, merdellones y problemáticos hay en todos sitios [no sólo en Málaga, oiga!] y en la misma proporción. Sólo que en feria, se junta tanta gente [viva la gente de Málaga] a la vez, que el n
    Ampliar comentario
    #9
    Compartir
    Mi amiga y yo, al borde la lipotimia, salimos a la calle en busca de aire fresco. Ja,ja, aire fresco a las 5 de la tarde con la única sombra de unos farolillos de papel.
    A base de agua dónde la pillábamos, y algún disputado resquicio a la sombra conseguimos sobrevivir hasta las 11 de la noche que reemprendimos el regreso a Málaga, diciéndonos una y no más Sto. Tomás.
    Nada es perfecto, la feria de Sevilla, tampoco.
    Ampliar comentario
    #8
    Compartir
    Hace una docena de años estuve con unas amigas en la feria de Sevilla, para conocerla, invitadas por un buen amigo sevillano, semiseñorito él, de los que poseen calesa propia para transitar por el real. Coincidió con un día de caló agobiante. ése que no se llama terrá pero que es el que predomina por allí. Primero comimos en una caseta amplia y con buen servicio. Mas ay, a continuación nos llevó a otra más tipicali, y ahí se acabó el presumible encanto. Se trataba de un recinto de aproximadamente 9 m2. donde en un círculo con sillas se apiñaban del orden de 30 ó 40 personas cantando desaforadamente sevillana tras sevillana, sólo cantando claro, porque ni había sitio para moverse ni apenas para respirar. Al parecer según me dijeron ese tipo de receptáculos de divertimento folklórico son abundantes por allá. Me basto conocer uno para hacerme una idea de lo que se llama divertirse.

    sigo
    Ampliar comentario
    #7
    Compartir
    Para alguien de fuera que vive en Málaga desde hace 15 años, considero que con los años vamos a peor, la cosa lleva estable un par de años, pero todo dentro de lo malo.
    No entiendo el sentido actual de la fiesta.
    El ambiente es insoportable, la educación inexistente por parte de unos pocos que joroban a muchos. La imagen de la ciudad retrocede muchos enteros en esta fecha. El gasto público se dispara...
    En contraprestación, casetas con precios de comidas exagerados, música incontrolada, libertad de merdelloneo generalizado, suciedad, descontrol...
    ¿ Eso es feria? Prefiero las casetas privadas, donde puedas reuniere con la gente que tu quieras, comer lo que quieras, pasarlo bien con tus amigos...
    De todas maneras el real ya es un geto, limitado a unos pocos.
    Y no me cuentan milongas, que hace años disfrutaba de la feria como un turista más, y me gustaba.
    Ahora, que no cuenten conmigo.
    Adiós feria,adiós.
    Ampliar comentario
    #6
    Compartir
    5 Dña Tecla.-Siendo un incondicional suyo en estos foros,me sale la vena sevillana para comentarle que, la feria malagueña &034;aún&034; está a años luz de la de Sevilla. Y ello no es por su gente, al fin todos somos andaluces, sino por su fama largamente adquirida, su fecha [más apropiada]y sus costumbres que, dentro de lo que hay, se están intentando preseverar.
    En cuanto a su clasisimo, no creo sea mayor que una caseta de amigos en Malaga.Existen multitud de locales propiciados por el Ayuntamiento, dónde, incluso más economicamente,pueden disfrutar de la fiesta.
    Actualmente, y quizás debido a la crisis, yo le emplazo a que ud., decorosamente vestida al igual que su acompañante, se acerque a una de ellas y diga al portero: &034;Señor venimos a tomarnos unas cañas y queremos entrar&034;. En un 80% no le pondrían pegas.
    Ampliar comentario
    #5
    Compartir
    Último.....


    . Cualquiera que visitara la feria del centro de Málaga se integraba en ella aunque fuera solo/a, eso es lo que la hacía única.

    Y en cuanto al ruido, usted como yo debe saber que, por ejemplo en la calle Larios solo queda viviendo una familia, el resto oficinas y comercios y que en las calles céntricas esa circunstancia es general.

    Ignoro si es usted malagueño, pero lo que parece a tenor de lo que escribe, parece sevillano, que son los que han luchado denodadamente por hacer desaparecer la feria de Málaga que recibía más visitantes que la de Sevilla, debido precisamente a la no discriminación, una feria abierta, plural y participativa frente al clasismo discriminatorio de Sevilla.




    Ampliar comentario
    #4
    Compartir
    Al acudir más jóvenes en todos los establecimientos dedicados a ellos se sustituyó la música andaluza por la de moda, perdiendo la feria el sentido andaluz que tenía y durante 2 o 3 años así fue hasta que el Ayuntamiento con Francisco de la Torre al frente y desde hace más de 6 años tomó medidas, como prohibir la música en los establecimientos limitándola a 4 casetas instaladas al efecto, desplazar los caballos y carruajes al real de la feria y prohibiéndolos en el centro con lo que se perdieron miles de visitantes de todas las edades.

    No es cierto que no hubiera una hora establecida para el cese de la música y el cierre de los establecimientos, en principio era a las 8 de tarde y desde hace más de 10 años a las 7, hora en la que se producía el despliegue de los servicios de limpieza.

    Ignoro las medidas que este año ha tomado el Ayuntamiento, pero si van encaminadas a recuperar la música en establecimientos, los bailes andaluces en calles y plazas, el espíritu de compartir, el colorido de los trajes y a la vez controlar a los gamberros, bienvenidas sean para conservar la fiesta más abierta, participativa, colorista y agradable de Andalucía.
    y sigue....
    Ampliar comentario
    #3
    Compartir
    Sr. Rivera, lo que usted dice no se ajusta a la verdad. Visito la feria del centro de Málaga desde hace más de 20 años. La feria del centro nació a través de una iniciativa de los comerciantes de obsequiar a sus clientes con una copita de Cartojal y una tapita de jamón durante los días de feria, la costumbre se fue extendiendo porque había muchos comercios tradicionales que han sido sustituidos por las grandes cadenas de franquicias españolas y extranjeras.

    Era un placer ir a la feria del centro de Málaga, se compartía todo con conocidos y desconocidos, el ambiente era de fiesta, los patios de las casas se habilitaban para comer y bailar música andaluza, verdiales, sevillanas, etc. y la mayoría de las mujeres se vestían con el típico traje andaluz y algunos hombres. Los caballos y carruajes paseaban por la Alameda y las calles adyacentes siendo una feria festiva, alegre y muy agradable de visitar.

    La feria del centro se desmadró por que los jóvenes hicieron en ella un macro-botellón, descamisados, gamberros y con alguna pelea callejera, que a su vez nació en la la movida madrileña herencia de Tierno Galván.

    sigue......
    Ampliar comentario
    #2
    Compartir
    Es cierto que desde que las casetas privadas se prohibieron la Feria se puso insoportable pero eso no justifica llamar a Málaga ciudad hedonista, hay malagueños que se dejan la piel todos lo días [y correctamente vestidos]
    Ampliar comentario
    #1
    Compartir
    Pues esto de subvencionar las fiestas de algunos se va a acabar.

    El que quiera fuegos de artificio que se los pague, lo primero en lo que se puede ahorrar es en este tipo de fastos. Los hosteleros ya se lo sabrán montar para que el negocio funcione, pero con dinero público, no, nada.
    Ampliar comentario