Hay que convencer a los alemanes para que vuelvan al BCE

A diciembre de 2011, ningún alemán formaba parte del órgano más importante de Europa, del selecto Consejo ejecutivo (Executive Board) del banco Central Europeo (BCE) que

Autor
Tags
    Tiempo de lectura7 min

    A diciembre de 2011, ningún alemán formaba parte del órgano más importante de Europa, del selecto Consejo ejecutivo (Executive Board) del banco Central Europeo (BCE) que cuenta con sólo 6 miembros. Esto se debe a que Jürgen Stark, considerado un “halcón” o “hawkish” en términos anglosajones, dimitió por sorpresa el pasado mes de septiembre en desacuerdo con las compras de bonos de países con problemas por parte del BCE, según Reuters. Starks defendió en un artículo en un medio alemán que la solución venía por recortes en el gasto público, y no por las compras de bonos por parte del BCE.

    Al mismo tiempo, el que parecía claro candidato a nuevo presidente del BCE, el poderoso presidente del Bundesbank alemán, Axel Weber, se vio obligado a dimitir por presiones de Angela Merkel. Me pareció sorprendente que la canciller renunciase a que un alemán presidiese el BCE a cambio de proveer a un italiano para el cargo. Quizás se debe a que un economista alemán demasiado ortodoxo complicaría la gestión de la crisis de Merkel, que hasta ahora está siendo un desastre. Parece la típica decisión de cortar la cabeza a quien cada día te recuerda que estás cometiendo un error.

    Con todo, Alemania promovió la entrada en el consejo del BCE a Joerg Asmussen, un economista alemán de perfil muy bajo, más pragmático y por tanto menos problemático. Vamos a repasar a los 6 miembros del Comité ejecutivo del BCE y sus curriculums:

    Mario Draghi: Economista por la Sapienza University of Rome en 1970 y doctorado por la prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT) en 1977. Fue profesor en Florencia, Padova, Venecia y Trento, y director ejecutivo en el Banco Mundial de 1984 a 1990. Posteriormente fue director general del tesoro italiano (1991-2001), Vice Chairman and Managing Director en Goldman Sachs Internacional (2002-2005). Desde 2006 hasta 2011 fue miembro del consejo del Bank for International Settlements (BIS). Como podéis ver, su currículo y experiencia es excepcional. Nadie puede decir que no está preparado para uno de los cargos más importantes de la economía mundial. Además, es inmensamente mejor que su predecesor Jean Claude Trichet que tenía su historial manchado por la quiebra fraudulenta del Credit Lyonnais cuando era el gobernador del Banco de Francia.

    Vítor Manuel Constâncio: Vicepresidente del BCE. Economista portugués por la Universidad técnica de Lisboa. Vitor Constancio es un veterano que ha pasado por casi todos los cargos posibles en Portugal. Fue ministro de economía portugués en 1978, y ha pasado por todos los cargos en el Banco de Portugal. Del 2000 al 2009 fue el gobernador del Banco de Portugal y miembro del BCE Government Council.

    Peter Praet: Este veterano economista belga tiene, en cambio, un currículo más bien justito. Economista por la Université libre de Bruxelles. Ha sido jefe de estudios en Generale de Banque que luego fue Fortis Bank del 1987 al 1999 y economista en el FMI 1978 a 1980. Fue finalmente director ejecutivo del banco de Bélgica de 2000 hasta mayo 2011. El 14 de febrero de 2011, los ministros de economía de la euro zona recomendaron unánimemente al belga Meter Praet para suceder a la austriaca Gertrude Tumpel-Gugerell como sexto miembro del Consejo ejecutivo (Executive Borrad) del BCE.

    Benoît Coeuré: Economista, es uno de los nuevos miembros del BCE, que acaba de sustituir al italiano Lorenzo Bini Smaghi, ya que con Mario Draghi en la presidencia no había espacio para otro italiano y como Merkel renunció, los franceses eligieron a un joven candidato de solo 42 años. Benoit Coeuré, nacido en Grenoble, era el director adjunto del Tesoro francés y fue elegido mejor joven economista francés en 2005.

    José Manuel González-Páramo: Economista por la Universidad Complutense de Madrid y doctor en economía por la prestigiosa Columbia University. Es el único español en el consejo de 6 miembros. Empezó como profesor de la Complutense de Madrid, del que actualmente creo que está en excedencia. Fue asesor del ministro de economía en España, y miembro del comité ejecutivo del Banco de España de 1994 al 2004. Gonzalez-Páramo está a punto de finalizar su mandato en el BCE.

    En enero de este año, el alemán Jörg Asmussen ha tomado posesión finalmente como miembro del Consejo ejecutivo del BCE. De perfil bajo, su nombramiento ha pasado prácticamente inadvertido. Asmunssen, con un perfil de alto funcionario más que de un economista independiente, estudió en la Bocconi University de Milan (Italia).

    En resumen, un presidente del BCE italiano, con un vicepresidente portugués, y el resto de miembros, un español, un belga, y dos jóvenes franceses y alemanes. No parece el reparto lógico de los mandos de la institución económica y monetaria más importante de Europa. Algunos diréis: “perfecto, así mandamos nosotros y nos irá mejor”. Pero yo diría que con este reparto, los alemanes se sentirán alejados de la toma de decisiones del BCE y tendrás mas fácil el escenario mas peligrosos de todos, que Alemania salga de la eurozona y nos deje a todos en la estacada.

    Si ven al BCE demasiado poco ortodoxo, y peligrosamente generador de inflación y de descontrol, tendrá los argumentos para irse de la eurozona. Ni Otmar Issing, el anterior miembro alemán del BCE, ni Jürgen Stark, ni Axel Weber el poderoso ex-presidente del Bundesbank, aceptarían una política monetaria actual tan agresiva, con préstamos multimillonarias a bancos con problemas de países con problemas.

    Las últimas estadísticas de préstamos del BCE a bancos de países mediterráneos se han disparado, incrementando el volumen de papel de muy bajo rating que se ha trasladado del balance de los bancos con problemas al BCE. Actualmente más del 80% de todos los prestamos del BCE los han recibido bancos de Irlanda, Grecia, Portugal, Italia y España.

    En mi opinión, estos préstamos podrían ser muy positivos al ayudar a reducir tensiones en el sistema, pero el problema proviene de que a ninguno de los bancos quebrados europeos les han obligado a cerrar sus puertas, lo que significa que se les permite operar tranquilamente y pasar sus peores activos al BCE. Los bancos italianos con mas problemas lo están haciendo, también los portugueses, los griegos, los chipriotas y las cajas de ahorros quebradas en España. Chipre necesita ayudas de emergencia ya que su sistema bancario tiene sus balances llenos de deuda griega.

    En la ultima macro subasta de diciembre, el BCE prestó 489.000 millones de euros a 523 bancos europeos a un plazo de tres años al 1% de tipo de interés. Josef Ackermann, el poderoso presidente del Deutsche Bank, el principal banco privado alemán, ha declarado que para los bancos europeos es un riesgo reputacional recibir estos préstamos del BCE. También nos explica que no le gusta lo del “carry trade”, es decir lo que insinúan los políticos europeos es que los bancos deben pedir prestado al 1% al BCE para invertir en deuda pública europea a largo plazo a tipos de interés del 2%, 3%, 4% o hasta el 10%.

    El CEO de la importante empresa química alemana Linde, Wolfgang Reitzle, tuvo una entrevista muy interesante del Der Spiegel alemán, publicada este domingo 5 de febrero, que os recomiendo no os perdáis y la leáis al completo. Veréis qué nivel tan alto tiene el entrevistador. Lo mas interesante de la misma es que los del sur podemos entender como piensa el máximo ejecutivo de una gran empresa industrial alemana respetada y con mejor rating que la mayoría de países europeos.

    Reitzle comenta que no debe salvarse el Euro a cualquier precio, y que Grecia debe salir de la moneda única. También que Italia debe reformarse al igual que España para continuar en el Euro. Y añade: “If we don't manage to discipline the debt-ridden countries, Germany will have to withdraw.”

    También comenta que está en contra de las enormes compras de bonos del BCE de países con problemas, la misma visión que el Bundesbank. El CEO de Linde defiende que la opción de que Alemania saliese del Euro, les provocaría a los alemanes un bajón económico y aumento de paro a corto, pero que después volverían a ser más competitivos. 

    El Abrazo del Koala
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    41 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios