La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Popular y la encrucijada del accionista

Pasado ya un tiempo más que prudencial desde la publicación del informe de Oliver Wyman se puede afirmar que una de las entidades que más señaladas
Autor
Tags
    Tiempo de lectura8 min

    Pasado ya un tiempo más que prudencial desde la publicación del informe de Oliver Wyman se puede afirmar que una de las entidades que más señaladas quedaron por dicho informe fue el Banco Popular, una entidad con la que me gustaría iniciar este blog de opinión por la coincidencia de la decisiva ampliación de capital cuyo inicio es inminente.

    Estando como está el sector ¿por qué he elegido el Popular y no otra entidad? Al margen de ese hecho relevante de su macro ampliación la verdad es que no hay ninguna razón en especial. Personalmente tengo bastante aversión al modelo de banca comercial que se ha seguido en las dos últimas décadas en este país, en mi opinión la causa fundamental que explica por qué la banca está como está. Quizás sí puede haber un pequeño interés personal ante la sospecha que tengo por determinadas filtraciones respecto a la presión que se podría, subrayando bien la condicionalidad, ejercer sobre la red retail de clientes, el elemento más sagrado de cualquier entidad que presuma de querer hacer banca de verdad pero también el más manido y sobre el que espero no ver repetido lo ocurrido con la OPV de Bankia. No creo que haga falta recordar cómo se utilizó en la red algunos argumentos de venta de la entidad, su famosa promesa de un 7% de rentabilidad por dividendo, su “atractivo” descuento respecto a su valor en libros o la exención del pago de ciertas comisiones en función de la cantidad invertida. Ya les digo yo que más de uno habría preferido pagar 200€ en comisiones por sus tarjetas de crédito que haber acudido a una colocación de infausto recuerdo.

    Siendo los clientes un tema sensible prefiero centrarme en los accionistas pues no le va a la zaga en sensibilidad teniendo en cuenta que los poseedores de hasta 1.000 acciones, que a valor de mercado son como máximo 1.200 eurillos, supone hablar del 55% de base accionarial del banco, una gran mayoría que sin embargo son los de perfil más modesto, dicho sea esto con todos los respetos. La cosa ya va cogiendo color. Imagínense que la ampliación se distribuye como la de Bankia, un 60% al tramo minorista. Eso supone 1.500 millones de euros. Si elevamos algo más el perfil de inversores por tenencia de acciones, haciendo números estamos hablando de una inversión media teórica de unos 10.000 € por cabeza. Pero claro, estos accionistas a los que se apelará su confianza no pueden estar muy contentos con la evolución de la acción en estos últimos meses, trimestres, años… y ya va para una década. 

     

    Miren, hay una frase que la repetiré mucho pero porque me parece que es poco rebatible: el mercado aunque a veces injusto siempre es soberano, algo que queda muy claro en el caso de la cotización del Popular si tenemos en cuenta que desde la publicación del famoso informe el valor de mercado del banco se ha reducido en nada menos que en una cuarta parte. Claro, los directivos del banco dirán “oiga, no corra tanto porque mal estamos todos y además se está descontando la ampliación”. Muy bien pero, mis queridos directivos, pero también hay que tener en cuenta que hasta la fecha de su publicación esa misma cotización ya descontaba en el año un descenso del 50% y que en el período acumulado de crisis, espero que me acepten una fecha teórica de inicio, la cotización acumula una caída… ¡¡del 75%!!  

     

    Hago un aparte porque me viene a la cabeza una reflexión curiosa que no tiene que ver con el Popular y sí con la clase directiva de la banca española, incluidas las cajas. Hace unos días Vikram Pandit dimitió al mando de Citigroup cinco años después de hacerse con las riendas de una de las mayores entidades financieras en el mundo. Los motivos no los desveló pero las razones parecen muy evidentes y el desencanto de muchos accionistas, otra vez los accionistas, más grande todavía. Soy consciente de que la comparación es injusta y para nada intencionada pero también es real como la vida misma. No quiero ni pensar que sería de esa comparativa si pudiéramos hacerla con las cajas…

     

    Son las cosas del largo plazo y si no basta mirar el gráfico individualizado a una década y hablamos sobre ese cuento en que se ha convertido el que “invertir a largo plazo…”, ya saben. Un par de datos, las pérdidas extraordinarias pero reales esperadas para este año de unos 2.300 millones de euros, equivalen al beneficio atribuido de casi los últimos cuatro y eso es valor destruido para el accionista pues su retorno sobre activos, antes de provisiones por el cumplimientos de los RDs, está muy por debajo del 1% cuando históricamente ha estado cerca del 2% y la rentabilidad media de sus fondos propios de los últimos cinco años ha sido del 12% aunque decreciente hasta apenas el 6% del año anterior, cuando históricamente ha sido superior al 20%

    Alguien podría pensar que estoy haciendo juicios de valor pues lo que ha ocurrido con el Popular es algo común al resto de la banca, por eso creo que lo más sensato es retomar la idea de la ampliación, ya que posiblemente sea ese el motivo por el que la mayoría estará leyendo este blog. La pregunta clave es si acudir o no a la ampliación, algo que ya anticipo dejo a juicio de los accionistas ya que personalmente no emitiré recomendación alguna.

    Asumiendo un generoso descuento del 50% sobre la cotización media del último mes, resulta difícil pensar en atraer inversores por menos, la dilución potencial del beneficio por acción teniendo en cuenta plusvalías por la venta de activos y recuperaciones podría ser de entre el 58% y el 32% dependiendo ambas de si tomamos datos del consenso o las propias estimaciones del Popular. Ese descuento supondría pagar unas 17x el beneficio ajustado estimado para 2013 (12x según Popular) cuando en promedio para la banca nacional se estima ese mismo ratio ajustado en 11x. Eso por no contar que, asumiendo un pay out del 50%, la rentabilidad por dividendo teórica debería estar entre el 3% y el 4% cuando ese mismo promedio de sus comparables se situará prácticamente en el 6%. Esto es importante porque ya pasó con Bankia y con Banca Cívica, y miren donde están las dos.

    Viendo que los fundamentales no son del todo atractivos para un descuento teórico del 50% nos podemos preguntar si hay otro lado de la moneda. Personalmente creo que sí. La situación del Popular, aunque negativa, no es apocalíptica pues es evidente que comparte futuro con el resto de la banca y con el país, y desde un punto de vista de la inversión si les va mal a todos… la respuesta es evidente. En ese reverso tenebroso de la moneda, la ampliación permite entrar en una historia de restructuración creíble. Y eso es una oportunidad diferencial al margen de las virtudes reconocidas en el Popular como son su tradicional eficiencia en costes y una vuelta a ratios de rentabilidad razonables en el medio plazo. Es que algo bueno tendrá ¿no? Pues claro que sí, sirva como ejemplo que si se establece una comparativa dentro de las entidades que forman el 60% de los activos totales del país su productividad medida como beneficio operativo por oficina es posiblemente la más alta del sector (para que se hagan una idea teniendo un 6% de cuota del total de activos ese “beneficio unitario” es de unos 870.000 € por oficina comparado con los 650.000 € del Santander o los 350.000 de Caixabank con una cuota del 19% y del 12% respectivamente).

    Para más de uno puede que la lectura final de este análisis le lleve a pensar que tiene cierta incongruencia pues es cierto que expone argumentos contrarios y a favor. No lo creo. Lo que he tratado es de argumentar la situación del banco, posicionarlo en su contexto y analizar el impacto potencial de su ampliación. Todo lejos de lo que muchos esperan que sea una recomendación, algo que desde el primer momento ya he dejado claro que no pretendía realizar. Cada uno es libre de tomar decisiones pero lo que quiero con las opiniones, que compartiré en este espacio de aquí en un futuro, es que se entiendan como otros puntos de vista de la realidad y que cada uno evalúe en qué lado quiere estar. Personalmente deseo que la ampliación salga adelante pues ello supone avanzar en la reforma del sector y sentar una base de confianza que lamentablemente hoy no existe en este país ni reconoce el esfuerzo que se está realizando por salir adelante, lo cual es algo muy diferente de mi opinión del banco como inversión.

    #11
    Ud afirma &034;los poseedores de hasta 1.000 acciones, que a valor de mercado son como máximo 1.200 eurillos, supone hablar del 55% de base accionarial del banco&034; El consejo y los inversores institucionales representan más del 50% del capital.
    ¿Por qué se inventa la información? ¿Qué oscuros intereses tiene sr Roldán?
    Ampliar comentario
    #10
    Un periodista economico que escribe sobre bolsa y no se posiciona, para mí no tiene ninguna utilidad leerle.
    Hasta cualquier chaval becario puede hacer artículos contando lo blanco y lo negro, indicando motivos de compra y motivos de venta, diciendo si pero no, .......
    En fín, mientras no se &034;moje&034; prefiero dedicar el tiempo a leer otros artículos.
    Ampliar comentario
    #9
    Entonces si lo he entendido bien... ¿Esto que es? cómo Caja Madrid con la CAM o cómo Banca Cívica con Cajasol. Porque diantres no se nos explica ¿Para y por que se fusiono el Popular con el Pastor???

    Menudo columnista aquel que no da su opinión. Sr. Alberto, usted si tuviese unos ahorrillos ¿que haría? ¿Iría a la ampliación? o se los guardaría... ¿Va a ser esto otro tangazo como lo de Bankia y Banca Cívica? Total pa que pase como con Banca Civica, que se dejen de zarandajas y le vendan cuanto antes a la Caixa y san se acabo...
    Ampliar comentario
    #8
    El mayor problema, es que los datos &034;positivos&034; que aporta, indican que su capacidad de mejora es mucho más reducida que la de sus competidores. Tiene los salarios más contenidos, las incentivaciones comerciales a su red más reducidas... ¿Como mejora la estructura de costes, si además necesita alcanzar una mayor cuota de mercado para mejorar los márgenes, y esto implica un cierto grado de inversión que no esta en sus posibles?
    Ampliar comentario
    #7
    No ha querido dar su opinión. Pero he leído el articulo dos veces. La primera, he pensado que ! Mucho cuidado !. La segunda, que ni de coñá pondría una peseta.
    Ampliar comentario
    #6
    Primero para saber si el banco es viable habría que conocer de verdad las cifras de su balance.
    Las cifras que se facilitan son falsas, el banco Popular como la mayor parte de la banca en España esta quebrada.
    Cuando aceptó la fusión con el Pastor posiblemente impuesta realice la siguiente precisión, la suma de un banco con problemas el Popular con un banco quebrado como el Pastor que resultado nos daría?, Es evidente que un banco con mas problemas o un banco quebrado.
    Con la cotización camino del Euro, ¿ a que precio se realizará la ampliación?, Debe ser brutal la cantidad de títulos que habrá que poner en el mercado.
    Lo mas sensato sería esperar para ver que entidades se salvan del naufragio para apostar por alguna de ellas, de momento el Popular es un claro perdedor.
    Ampliar comentario
    #5
    Buenas tardes Sr. Fonseca,

    A riesgo de repetirme en mis comentarios en el EC me gustaría abundar en lo siguiente.-

    El cainismo mediático en España, la excesiva intervención de los 18 gobiernos y el simplismo a que aboca la polarización partidista están haciendo imposible que surjan grandes grupos mediáticos españoles y en español. Algo absolutamente esencial para comunicar nuestros valores en el mundo global, y para defender nuestros intereses.

    El caso de este Sr. Murdoch es una muestra más del peso que pueden llegar a tener enemigos del euro y de una Europa más unida políticamente. Mientras grupos como Al-Jazeera o el de Murdoch, como otros muchos en distintas areas culturales prosperan, nuestro saña de aldeanos envidiosos con viejas rencillas por lindes nos impide jugar una de nuestras grandes bazas económicas y de poder dentro del gran juego global: el idioma español con la proyección que nos podría dar en Europa y en Estados Unidos.

    Del mismo modo que Brasil ha ocupado la silla principal que hemos dejado vacia a la mesa de la Comunidad Iberoamericana con tanta tontería aliadocivilizatoria, parece que los USA tomarán esta del periodismo en español. Lástima.

    Atte.
    JGM
    Ampliar comentario
    #4
    Dando por hecho que nada ocupa portadas y portadas por casualidad analicemos:

    -Se le deja claro al vulgo que el poderoso Murdoch tiene que recular por haber &034;espiado&034;.

    -Por otra parte ayer una pequeña noticia hablaba de que El Mundo falsificó facturas de la tarjeta de crédito del Real Madrid de Ramón Calderón para acusarle de fraude.

    -¿Podría ser la última escena de este sainete cerrar el Mundo por haber espiado a todo quisqui con el objetivo de destapar escándalos?...

    La diferencia entre investigar y espíar es muy difusa: atentos a si el &034;affaire Murdoch&034; no es la estocada de muerte al periodismo de investigación. ¿Vamos a dejar la exclusividad de la investigación en manos de la policía?, ¿el resto de los ciudadanos somos ovejitas?...

    Saludos
    Ampliar comentario
    #3
    vamos a ver sr. periodista. lo de murdoch y los ingleses esta muy entretenido.
    el probvlema es que usted y todos los periodistas y escritores de la peninsula tienen un tema mucho mas importante para los ciudadanos que nadie quiere tocar.
    me refiewro especificamente a los pagos que le estaban haciendo los municipios a la infame SGAE, con mis respetos para los imputados.
    alguien paso una ley que le permitio a la citada infame SGAE convertirse en agencia tributaria de cobro.
    y los ayuntamienros pagando para celebrar las fiestas patronales.
    lo del news corp. esta muy bien, diviertase.
    lo de la SGAE esta en todos los 8.000 municipios de la peninsula y los periodistas nada.
    esto es un desafio intelectual al autor del articulo.
    Ampliar comentario
    #2
    Desgraciadamente tiene usted toda la razón señor Fonseca, es una lástima tener que decirle que así son las cosas y no tiene pinta de que vayan a cambiar, es más, parece que van a peor. Menos mal que, como en todas partes, en el periodismo aún queda gente que lucha contra la mercantilización y defiende el oficio con unas y dientes, aunque no les dejen... Gracias por el artículo.
    Ampliar comentario
    #1
    1 No sea malo compañero forero, que nuestro amigo Fonseca se ha batido el cobre en la denuncia de la avifauna ibérica. Sólo por eso, deberíamos perdonárselo todo.

    Item mas, lo que dice de la profesión periodística es una verdad como la catedral de burgos, lo que no se [aunque me lo malicio] es si también es aplicable al confi.

    Saludos cordiales.
    Ampliar comentario