Telecos españolas, el semáforo sigue en rojo

Este es sin duda un año de alto riesgo para los gestores. Existe un riesgo evidente en acertar o equivocarse a la hora de elegir el
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Este es sin duda un año de alto riesgo para los gestores. Existe un riesgo evidente en acertar o equivocarse a la hora de elegir el activo, además del consiguiente temor de errar con la elección sectorial. Esto que resulta una obviedad en sí misma, es relevante cuando se echa la vista atrás en los últimos cinco años y se observa la evolución en los índices europeos de los tres sectores que yo llamo “lastre”, que explican porqué el Euro Stoxx 600 todavía acumula un retorno negativo del 22% a la última fecha disponible.

    Es fácil imaginar de qué sectores hablo: Bancos (-65%), Utilities (-60%) y Telecos (-43%). El peor de todos es el integrado por las compañías de recursos básicos y materias primas, cuyas pérdidas ascienden al 67%.

    Enlazando con la idea inicial, este ejercicio en el que todos tenemos claro que, o incorporamos riesgo a las carteras, o nos conformamos con retornos bajos, conviene plantearse de vez en cuando si los sectores “lastre”, que son los de mayor peso en los índices, emiten señal verde o siguen en modo ámbar-rojo. Si el inversor se limita al mercado español esto es crucial, pues hablamos de que entre los tres sectores suman dos tercios del total de valor de mercado del Ibex.

    Con esa idea, he estado dándole una vuelta a las telecos ya que leyendo noticias de los últimos días, percibo factores que en un plazo corto de tiempo pueden mover algo el sector, cuando menos agitarlo. El más relevante es la llegada del 4G, que aproxima una probable y muy interesante guerra de precios que sin duda avivará el factor competitivo, para mi un riesgo para este sector ya que le confiere una prima negativa de valoración. Personalmente veo la competencia buena, pero no como consumidor donde es evidente, sino como inversor porque ayuda a distinguir las buenas de los malas estrategias de las compañías.

    Con el 4G creo que se va a poner de manifiesto la verdadera capacidad de lucha del sector justo en su peor momento, pues aquí influyen muchos factores. Quizás el más importante es el riesgo de que muchos hogares prescindan del ADSL pues teóricamente el 4G iguala o incluso supera la velocidad de descarga media contratada en los hogares. ¿Quién sufriría? En mi opinión Jazztel sería de las que más. Prescindir del fijo y de la banda ancha de una tacada si se tiene amortizado el móvil y se garantiza alta velocidad y cobertura interior, es una jugada que no les viene nada bien a ninguna, pero en especial a Jazztel. La cuestión es que el impacto no va a ser nunca a corto plazo sino a medio, primero porque el desarrollo de esta tecnología no es barato y por eso no habrá “barra libre” en su comercialización, quedando limitada presumiblemente a clientes Premium de mayor capacidad de gasto. Y segundo porque la plena operatividad del 4G se testeará cuando se liberen frecuencias donde es realmente efectiva.

    ¿Qué pasaría con Telefónica? En los últimos años viene sufriendo una sangría de clientes de móvil, por lo que es de esperar que además de haber mejorado sus ineficientes ofertas convergentes, busque dar un golpe de mano con el 4G. Siendo previsiblemente la última en mostrar sus cartas, ahora no cuenta con espacio en las frecuencias disponibles, no creo que se quede muy descolgada con respecto a los competidores pues el impacto como comentaba es previsible que se produzca en el medio plazo.

    Puede que sea cuestión de imagen, pero al hilo de este desarrollo futuro un reputado gestor me comentaba hace unos días cómo cambia la realidad cuando la necesidad aprieta. Ante el retraso en el desarrollo del 4GTelefónica podría iniciar acuerdos con competidores para poder llevarla a sus clientes en un intento de frenar la pérdida de los mismos (-7% en este primer trimestre que se suma a una trayectoria descendente brutal en los últimos años). Entre ellos se habla de Yoigo, y este colega destacaba con acierto cómo está Telefónica cuando son los pequeños los que atraen a los grandes. Aunque sea por necesidad técnica y temporalmente, bien, pero es el mensaje lo que cala. Qué daño le hace esto en cuestión de imagen a una compañía que nació como un monopolio y que ha actuado con una prepotencia importante durante toda su historia.

    La cuestión de si percibo o no alguna señal entre las telecos no está en el análisis de las nuevas redes disponibles ni las posibles ofertas de precio. Está en que al final el sector sigue inmerso en un agresivo proceso competitivo que sigue erosionando márgenes. Un efecto que será visible en Jazztel, pues la propulsión de los últimos años afloja y, con bastante seguridad, este ejercicio veamos un cambio considerable en su perfil de crecimiento. Ha perdido calado su mensaje y la supuesta calidad de servicio hace tiempo que ha desaparecido. Tampoco el precio es el argumento que fue.

    Jazztel impulsará el crecimiento en fibra óptica y seguirá focalizada en ganar clientes, pero está en fase también de perderlos pues su oferta se ha igualado notablemente. Son uno más. Mientras, acometerá un agresivo plan de inversiones de la mano de sus socios chinos, un acuerdo que a mí personalmente me genera, por experiencia, más dudas que otra cosa. Mientras, Telefónica ya sabemos dónde estará centrada, en defender su decreciente negocio europeo y rebajar al máximo posible su deuda que es lo que hoy en día más le penaliza. Pero eso no le va a salvar del aburrido rango de precios en el que se suele instalar. Lástima su vuelta al dividendo, un error estratégico ya cometido.

    Como idea general, sigo viendo a las telecos como un sector que no ofrece elemento diferencial alguno. Sus servicios se han estandarizado y las que dependen en mayor medida de sus negocios europeos, se ven lastradas por crecimientos de población estancados y consumos deprimidos. Sigo sin ver elementos de valor en el sector suficientes como para girar al sector, así que el semáforo de la inversión para las telecos sigue en el rojo.

    El Inversor Inteligente
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    16 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    El Confidencial y La Sexta, dos medios contra el negocio del secretismo
    Hasta el ultimo Hombre Trailer Oficial Subtitulado
    Dirk Gentlys Holistic Detective Agency | official trailer (2016) Elijah Wood Douglas Adams SDCC

    ºC

    ºC