La selección de Schroders: las empresas chinas que aportan valor

Uno de los fondos, de la categoría VDOS renta variable internacional China, que obtiene mejores resultados por rentabilidad durante el año es Schroder ISF Hong Kong
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min
    Uno de los fondos, de la categoría VDOS renta variable internacional China, que obtiene mejores resultados por rentabilidad durante el año es Schroder ISF Hong Kong Equity, un 23,60% en su clase A de acumulación.


    Referenciado al índice FTSE AW HK - Hong Kong – HSBC, invierte su cartera mayoritariamente en valores de renta variable de sociedades de la RAE (Región Administrativa Especial) de Hong Kong.

    Su gestión sigue un estilo de inversión fundamental bottom-up focalizado en compañías de calidad que puedan incrementar el valor para el accionista. Para su selección, se identifican empresas cuya rentabilidad del capital invertido (ROIC – Return on Invested Capital) sea mayor que el coste medio ponderado de tales inversiones (WACC – Weighted Average Cost of Capital). El equipo gestor estima que este tipo de compañías tiende a comportarse mejor que sus competidoras, en el largo plazo.

    El equipo responsable de la gestión de Schroder ISF Hong Kong Equity está integrado por 16 profesionales con una experiencia media de 15 años. El gestor responsable del fondo es Toby Hudson. Toby cuenta con 19 años de experiencia, todos ellos en Schroders, primero como analista del sector asegurador, más adelante como responsable del equipo de analistas asiáticos y, finalmente, como gestor responsable de las carteras de Hong Kong. Licenciado con Master en Geografía, por la Universidad de Cambridge, Toby Hudson es Socio del Institute of Investment Management and Research (IIMR).

    La construcción de la cartera se basa en la selección de compañías a través de un análisis exhaustivo que se combina con un modelo desarrollado internamente, que les permite asegurar que las rentabilidades se consiguen con un nivel de riesgo apropiado y que no se asumen riesgos imprevistos. El proceso comienza con una lista de unas 250 compañías, a las que se aplica un primer filtro de acuerdo con variables como  rentabilidad para el accionista, ratios de valoración, solidez y capacidad del equipo directivo de las empresas, ventajas competitivas o sostenibilidad de beneficios, entre otras. El equipo de análisis otorga una calificación a cada empresa de 1 a 4 -siendo 1 fuerte compra, 2 compra, 3 venta y 4 fuerte venta- de manera que no hay posición neutral. Con las mejores ideas se construye una cartera diversificada de entre 40-60 acciones, con un nivel de riesgo dentro de los parámetros establecidos.

    La decisión de adquisición de un valor se toma en base a la convicción de que está infravalorado y que existen los catalizadores que potencialmente estrecharán la brecha entre el precio actual de cotización y su valor justo. La ponderación de cada acción es el resultado de las calificaciones de los analistas, la convicción sobre la capacidad del valor para superar a su índice de referencia, el potencial de subida de su cotización y la contribución del valor al riesgo total de la cartera a nivel de acción y sector.

    Se llega así a una cartera cuyas mayores ponderaciones por sector son en Financiero (46,31 %),  Industrial (20,85 %),  Bienes de Consumo (10,74 %), Servicios al Consumidor (8,27 %) y Tecnología (4,48 %). Las cinco mayores posiciones corresponden, según los últimos datos disponibles, a HSBC Holdings (9,40%) AIA Group (6,76%), Jardine Matheson Holdings (5,47%),  Hutchison Whampoa (5,38%) y Sun Hung Kai Properties (5,07%).

    La evolución histórica por rentabilidad posiciona a este fondo entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, de forma sostenida en todos los periodos anuales a uno, dos, tres, cinco y diez años. Su controlado dato de volatilidad, tanto a tres años (16,67%) como a un año (13,48%) lo sitúan en el quintil cuatro por tal concepto, registrando en el último año una Sharpe de 1,62 y un tracking error, respecto al índice de su categoría, de 5,74 por ciento, según VDOS. La suscripción de Schroder ISF Hong Kong Equity requiere una aportación mínima de 1.000 euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,50% y de depósito de 0,50%.
     
    A pesar del menor crecimiento registrado en China durante el tercer trimestre, el equipo gestor confía en que el cuarto trimestre mostrará datos superiores, una vez que la transición al nuevo Gobierno haya concluido, un evento que ocurre una vez cada diez años. De hecho, los datos de producción manufacturera y de servicios ya muestran mejoras durante octubre.

    En el actual escenario en que tanto la zona euro como EE.UU. tienen problemas macro, China sigue adelante con su plan de reestructuración, que les lleve hacia una economía más sostenible, que progresivamente pase a estar basada en el consumo interno. Por valoraciones, siguen apostando por compañías con valor intrínseco, así como potencial de crecimiento a largo plazo. Analizando el pasado, aunque las valoraciones no son tan bajas como en 2009, tampoco puede decirse que sean elevadas. Continúan, por tanto, buscando compañías de calidad, generadoras de flujos de caja y con sólidos balances.

    Fondo de fondos
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    10 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    El Confidencial y La Sexta, dos medios contra el negocio del secretismo
    Hasta el ultimo Hombre Trailer Oficial Subtitulado
    Dirk Gentlys Holistic Detective Agency | official trailer (2016) Elijah Wood Douglas Adams SDCC

    ºC

    ºC