Sigue esta sección:

Perlas de Kike

Colorín, colorado, el ciclo de las materias primas se ha acabado

China está viviendo un “soft landing”, o aterrizaje suave. Eso es lo que dicen la gran mayoría de previsiones que sitúan el crecimiento de 2012 entre
Fecha
Tags
    China está viviendo un “soft landing”, o aterrizaje suave. Eso es lo que dicen la gran mayoría de previsiones que sitúan el crecimiento de 2012 entre un 8-9% e incluso por encima. Pero a la vez seguimos viendo a la bolsa en mínimos y escuchamos a numerosas empresas dudar de la “realidad” existente. Hace un mes BHP Billiton, el gigante minero, se mostraba preocupada por un estancamiento de la demanda de acero. Esta semana Vale, el gigante brasileño, se ha unido al club sin pretenderlo; a pesar de confiar en la demanda de mineral de hierro por parte del gigante asiático, en sus resultados trimestrales el resultado neto se ha visto reducido a la mitad por dicho motivo. Y no son los únicos, Carterpillar ha dicho que ha sobrevalorado la demanda de Brasil y China, los pedidos en el gigante asiático de ABB marcan un -35% en el primer trimestre, mientras la Organización Mundial del Acero reduce sus previsiones mundiales para este año. ¿Se habrán puesto todos de acuerdo?
     
    Parece como si los números fuesen muy buenos hasta que hay que corroborarlos con la realidad, como si la “macro” fuese por un lado y la "micro" por otro. ¿En qué quedamos? Podemos pensar dos cosas, la primera que en China las cosas no son lo que parecen y la segunda que a una parte del país las cosas le siguen yendo muy bien pero a la otra mitad no. Una mitad sería la industria del consumo, especialmente el lujo, y la otra mitad sería la inversión, especialmente las infraestructuras y el Real Estate. Quizá esta segunda opción explique como la mayoría de analistas se muestran optimistas sobre el PIB y otros, como el Estratega Jefe de JP Morgan de Asia y Emergentes, hablan de “hard landing”, o aterrizaje brusco, en base los datos reales que manejan.
     
    “China is in a hard landing. Car sales are down, cement production is down, steel production is down, construction stocks are down. It’s not a debate anymore, it’s a fact.”
     
    En cualquier caso parece que una cosa está clara, nos situemos en un escenario o en otro el perdedor es el mismo: las materias primas. China es con diferencia el mayor consumidor del mundo en numerosas commodities, las cuales usa para satisfacer su demanda inversora que actualmente supone prácticamente el 50% de su PIB. Si la voracidad de recursos se frena podríamos tener un “soft landing” en la macro que sería equivalente a un “hard landing” para todos aquellos sectores y empresas dependientes de dicha pujanza. Y quien dice empresas dice países al completo.
     
    No debemos extrañarnos. Se da la paradoja que si las cosas saliesen como el Gobierno chino quiere que salgan, y la economía consiguiese “rebalancearse” de inversión a consumo en un tiempo récord, las materias primas se resentirían. Si por la contra todo sale mal, dicho cambio de modelo no se produce y la inversión no encuentra substituto en el consumo, las materias primas también se resentirían. Así, parece que el país asiático ha llegado a un “techo”, no un techo infranqueable, pero sí uno en el cual se produce un punto de inflexión. Hablo de un concepto que podríamos denominar el ciclo de vida de los países.
     
     
    Seguramente vender seguros de salud no sea tan rentable en África como en EEUU, asimismo a igualdad de tamaño un país emergente que se está industrializando tendrá un consumo más intensivo en materias primas que uno ya desarrollado. Los países, al igual que las personas o los productos, tienen su propio ciclo de vida. Como podemos comprobar en la gráfica de SocGen, los “BRICS” se encuentran en término medio cercanos al punto de inflexión de consumo per cápita para las materias primas. Seguramente dentro de unos años el gasto por habitante en coches será mucho mayor al actual, pero quizá no ocurra lo mismo con el consumo de acero. Los países, al igual que las personas, cambian a medida que crecen.
     
    Claro que, no estamos ante una ciencia, al igual que no está escrito cuales van a ser nuestras aficiones con 15 o 50 años. Existirá un perfil, y las empresas de marketing lo usarán, pero no sabrán con certeza cómo somos. Así que debemos ir más allá para obtener una conclusión. Una de las personas que mejor argumentos tiene en contra de la idea de una inversión excesiva es el economista jefe de HSBC en China, Qu Hongbin, quien afirma que los niveles de inversión son altos, pero no excesivos ya que el punto de partida es enormemente inferior, por lo que para compensar la disparidad debemos ver ratios tan altos como los actuales.
      
     
    Si observamos la imagen veremos por una parte el extraordinario nivel inversor de China (izquierda), pero por la otra que si comparamos su stock de capital creado por persona aún se sitúa muy lejos de otros países (derecha). Imaginemos un país A y un país B, el A parte con una casa valorada en 100€ y el país B con una caseta de madera de 10€. En A crece la inversión un 10%, en B un 100%. ¿Sería esta última cifra excesiva? Según dicha teoría no, porque el stock de inversión sería aún inferior en B, 20 frente a 110, por lo que podría seguir creciendo.
     
    Dicha teoría tiene en mi opinión dos problemas: A) China podría tener un nivel de stock inversor bajo y a la vez que la rapidez del crecimiento de los últimos años provocase una inversión no rentable, y por tanto insostenible. B) Un país puede tener muchos proyectos interesantes en mente, pero ¿puede pagarlos? Con estos dos conceptos nos vamos al siguiente método, con el que ya tendremos una gran base para juzgar.
     
     
    En esta gráfica de Nomura pueden ver la teórica curva que debería de producirse según el “estándar” que vimos en la primera gráfica de SocGen. Observamos que hay grandes discrepancias. China podría seguir tanto los pasos de Japón, y dejar de crecer en consumo de acero per cápita, como los de Corea del Sur, y seguir creciendo durante varios años más. En este enlace pueden observar gráficas para el acero, el cobre o el aluminio.
     
    Pero he aquí la grandeza del análisis de Nomura (o Citi), quien se plantea lo siguiente. Es cierto que la población es un factor muy importante para juzgar la cantidad de materias primas necesarias, pero lo más importante será el tamaño de la economía, porque dicha variable será la que determine la capacidad de la economía para seguir consumiendo. O si lo prefieren, para seguir pagando. Numerosos países africanos seguramente tengan un stock de inversiones ínfimo y podrían seguir invirtiendo, el problema es que no tienen dinero para ello. Podríamos decir aquello de, no invierte quien quiere sino quien puede.
     
    ¿Puede China?
     
     
    En la gráfica podemos observar en el eje izquierdo las toneladas necesarias para generar 1 millón de dólares en PIB, en el eje inferior el tamaño de la economía. Ahora sí podemos observar perfectamente que a medida que China ha ido creciendo no ha seguido la ruta habitual del resto de países, volviéndose menos intensivos en consumo de materias primas, por la contra su consumo se escapa de cualquier comparación. Es tal el nivel que el país asiático difícilmente podría consumir una mayor cantidad de commodities si aspira a alcanzar a EEUU en PIB, unos precios más altos y los millones y millones de toneladas necesarias lo harían inviable.
     
    A juicio de Nomura la conclusión es que China sufrirá un “soft landing” que podría hacerse sentir como un “hard landing” para aquellas empresas relacionadas con las materias primas que no se ajusten a las nuevas expectativas. Estamos hablando por supuesto de materiales como el cobre o el acero, y no de las conocidas como “soft commodities” que se mueven por otros factores.
     
    Para terminar una última reflexión. China seguramente sea algo único en la historia, pero la mentalidad humana no lo es y por algún motivo el comportamiento de las materias primas es reiterado a lo largo de los años. No sé si se trata de un recurrente pensamiento “malthusiano” o que de vez en cuando aparece un nuevo actor en la escena global,  pero los auges y colapsos son habituales. Termino con dos gráficas, una que muestra la similitud de los ciclos en las dos últimas centurias y otra que nos muestra donde acaban las materias primas tras tanto movimiento. ¿En dónde? Véanlo ustedes mismos, terminan en el mismo sitio, crecimiento cero. El consumo actual también lo hará, antes o después. Colorín, colorado…
     
    Perlas de Kike
    Comparte en:
    Sigue esta sección:
    #63
    Compartir
    8 Bueno, yo mismo me contesto: el link con la fuente sí está en el texto. Mis disculpas al autor. [...había pinchado en hueso, je].
    Ampliar comentario
    #62
    Compartir
    Me ha interesado mucho el análisis. Y en especial el cuadro de precios de materias primas desde 1795. Pero no se da la fuente.

    ¿alguien puede decirme de dónde sale? ¿Qué productos incluye?

    he trabajado con metales para el siglo XX y el resultado -se parece- pero no es lo mismo.

    Gracias.
    Ampliar comentario
    #61
    Compartir
    2 Creo que usar el consumo de acero [ y la producción ] per capita como indicadores de demanda y oferta [ entiendo que como agregados ], depende.
    Depende del grado de desarrollo de cada país, ya que los sustitutivos del acero en éstos son muchos; y que las infraestructuras ya están hechas, frente a las necesidades de desarrollo de los BRICs y del resto. Esto distorsiona mucho los resultados de los índices.
    Por poner un ejemplo. Los suizos usan una tonelada de acero [ inoxidable o aleado ] para hacer 10.000 relojes; los coreanos para hacer parte de la chapa lateral de un contenedor.
    Los norteamericanos no usan ya acero, mas bien silicio. En fin,..Un cordial saludo.
    Ampliar comentario
    #59
    Compartir
    Pués la población de India dentro de poco superará a China y ambas sólo son el 50% de Asia, los recursos son limitados: agua, acero, pero la población sigue creciendo...y tan sólo podemos aportar soluciones desde los factores que estén bajo nuestra esfera de influencia.
    Ampliar comentario
    #58
    Compartir
    Qué maravilla de análisis!!

    Muchas gracias, Sr.Vázquez.
    Ampliar comentario
    #57
    Compartir
    2 .... cuando esto no es cierto [salvo quizás en el acero y ya veremos]. El resto de materias primas se distorsiona por medio de los derivados y los productos de estafa legales equivalentes. Si las materias primas dependieran de la oferta y la demanda industrial el petroleo no estaría a más de 100$ en estos momentos.

    Los precios de las commodities depende del $ y de las políticas expansionistas monetarias. Mientras alla QEs los precios seguirán alto pq es necesario que se sostenga la demanda internacional de dólares. Cuando la FED considere que no es necesario inyectar más entonces y solo entonces las commodities [de todo tipo] bajaran.
    Ampliar comentario
    #56
    Compartir
    Y una vez más nos quieren vender un cuento.

    ¿por donde empezar?

    En primer lugar por algunos conceptos básicos q apuntan al análisis en plan, en estadísticas ponemos lo que nos da la gana. Varios datos del gigante chino, en primer lugar su PIB manufacturero ya superó al PIB manufacturero USA el año pasado [1,6 trillones anglosajones de $]. El problema aquí es que se mide en $. China puede fabricar 1000 bicicletas a 10$ y USA solo 100 a 100$, por lo tanto confiar en cifras de $ en lugar de toneladas de acero es poco adecuado y muy distorsionador.

    En segundo lugar el uso del acero como indicador. Es un buen indicador. De todas las materias primas el acero es el que menos está controlado por el LME y los mercados de derivados. Aunque el LME ya lanzó sus emisiones de contratos en acero justo antes de empezar la crisis.

    Ahora bien, si bien el acero podría comportarse mejor que ninguno como indicador de demanda y oferta no ocurre lo mismo con el resto de materias primas sobretodo con el petroleo y el cobre por ejemplo.

    El artículo nos intenta llevar por el cuento [chino] de que las materias primas basan su precio en la oferta y demanda. Y que por lo tanto los precios bajaran...
    Ampliar comentario
    #55
    Compartir
    Artículo buenísimo.
    Felicidades y gracias
    Ampliar comentario
    #54
    Compartir
    42 Te sugiero algo muy sencillo para que entiendas a la izquierda que dices pertenecer, para que veas la amplitud de esos presuntos 100 años de honradez [que después de las que hicieron Felipe y Cía. ya no se han atrevido a retomar el slogan].

    Mira la estatua de Latho Caballero en Nuevos Ministerios. Bien, despacio... pero céntrate en el pedestal y la leyenda que allí reza.

    Luego, nos lo cuentas.
    Ampliar comentario
    #53
    Compartir
    54 Largo Caballero quise decir.
    Ampliar comentario
    #52
    Compartir
    50-Que Quevedo no te deje con la duda,yo te lo confirmo:eres un estúpido MUY MUY acreditado en estos foros.
    Ampliar comentario
    #51
    Compartir
    42 Te daré un disgusto, muchacho: yo SOY de derechas, no de centro.

    Y trataré de explicarte por qué. Durante demasiados años ya he visto que la Izquierda -cualquier izquierda- sólo fomenta una sociedad de parásitos en la que quienes debían esforzarse para mejorar su nivel de vida y su condición, y la de los suyos, se dedican a vegetar porque ya proveerá papá Estado.

    También he visto durante todos esos años -aunque ahora más- que esa izquierda sólo pretende corromper a la sociedad en que se instala, eliminando los valores -Valores: lo pongo con mayúscula para que lo entiendas- que durante siglos mantuvieron a dicha sociedad cohesionada y dinámica. Podría citarte muchos ejemplos, pero me bastará con uno: la tasa de natalidad y, frente a ella, la tasa de abortos que existe en la sociedad española.

    Podría decirte mucho más, pero te sugiero que visites la página del Pluralpuntocom. En ella encontrarás el nivel -intelectual, cultural, moral,- al que ha quedado reducida la izquierda.

    Si yo fuera tú, me preocuparía de estar compartiendo dicho nivel. Y si eso no te preocupara, entonces me preocuparía por tu propio nivel.

    Que descanses.
    Ampliar comentario
    #50
    Compartir
    49-Tú es que estás &034;trufado&034; de sabiduría,chaval:lees nuestro pensamiento,conoces nuestro fuero interno y haces el pino cantando la Internacional,¿quién da más?
    Ampliar comentario
    #49
    Compartir
    Tengo que reconocer Quevedo que cuando estoy un poco bajo de autoestima, cuando considero que soy un estúpido, llega Vd. y me la devuelve. Leyéndole me crezco, me digo, joder Averno, vés como hay gente peor que tú, y hasta puede que haya algún necio mas que le crea.

    Muchas gracias Quevedo, con tus artículos y tu pretendido conocimiento, perdonen la palabra, me descojono de risa y digo como una amiga mía decía, que guapa soy, que buena estoy.

    De corazón Quevedo, gracias por hacerme sentir mejor. Sigue así, no me defraudes ahora.
    Ampliar comentario