Blockchain y criptomonedas, el poder en manos de todos

La descentralización de la información como base de sistemas más justos y seguros

Foto:

La información es poder. El poder, en manos de unos pocos es lo que mueve el mundo, pero en la sociedad actual esto comienza a no ser admisible, gravita hacia la inequidad, tiene efectos corrosivos, y tarde o temprano corrompe.

La tecnología blockchain permite la descentralización de la información, como consecuencia, el poder se ve atomizado en todos los usuarios del sistema, de manera que ninguno puede ejercerlo unilateralmente. Esto supone un cambio de paradigma, la información es de todos y el poder de nadie. No me negarán que el corolario obtenido es ambicioso y totalmente disruptivo.

En línea con el concepto de descentralización de la información, uno de los principios fundamentales de blockchain es Distributed Ledger Technology (DLT), esto significa que no existe un documento único, mantenido por un solo agente (un banco, una institución gubernamental, etc.), donde se registran todas las transacciones, sino que cada usuario (también llamado nodo) mantiene su propia copia del registro de transacciones. Esto conlleva ventajas significativas: al no ser necesaria la existencia de un agente central, el sistema se torna más transparente y por lo tanto más justo, además de reducirse los gastos de intermediarios y aumentar la velocidad y agilidad de las transacciones; también se gana en seguridad e incorruptibilidad del sistema, ya no hay un único documento central susceptible de ser alterado fraudulentamente, sino tantos de ellos como usuarios existan en dicho sistema, falsear una transacción significaría alterar de manera simultánea miles o millones de documentos.

Que la tecnología blockchain es la tecnología del futuro, nadie lo duda en el sector financiero

Que la tecnología blockchain es la tecnología del futuro, nadie lo duda en el sector financiero. Todos los bancos y empresas relacionadas están invirtiendo y preparándose, con mayor o menor éxito, para esta revolución tecnológica que sólo es comparable con la aparición de internet en nuestras vidas. Las aplicaciones son infinitas y la revolución es imparable.

Continuando lo expuesto anteriormente sobre los riesgos del dinero fiat (“Y así sucedió el apocalipsis financiero”), y gracias a esta nuevas tecnología, las criptomonedas se postulan como el candidato perfecto para convertirse en el nuevo medio de cambio.

Las criptomonedas (también llamadas criptodivisas, monedas virtuales y monedas digitales), aprovechan las ventajas que provee blockchain para crear sistemas monetarios más justos y seguros, en definitiva, más eficientes.

Una criptomoneda puede definirse como un medio digital de cambio que utiliza métodos de encriptación para verificar la transferencia de fondos y garantizar que se realicen de forma segura. Las criptomonedas se crean y almacenan electrónicamente y, dada la naturaleza de blockchain y DLT, son independientes de un banco central. Cada transferencia de dinero se ve reflejada en la cadena como un nuevo bloque. Para que un bloque pueda agregarse a la cadena, primero debe verificarse su autenticidad, lo cual se logra a través de complejas operaciones matemáticas. Cada bloque contiene referencias encriptadas a sus bloques anterior y posterior. Adicionalmente, los registros de todos los nodos de la cadena deben contener la misma información, de no ser así, el bloque no podrá incluirse en la cadena. Este conjunto de medidas otorga a las criptomonedas mayor seguridad de la que poseen otros medios de cambio.

El crecimiento de las criptomonedas ha sido explosivo como puede apreciarse en los siguientes gráficos, donde se incluye la evolución en el último año de las principales por orden de capitalización. En este orden es imposible no separar al bitcoin, sin duda la más importante, y luego en otro orden de magnitud las principales altcoins (monedas virtuales alternativas).

Bitcoin (BTC)

Ethereum (ETH) Litecoin (LTC) Dash (DASH) Bilur (BILUR)

[Bitcoin, Ethereum, Litecoin y Dash pueden adquirirse en distintos exchanges, destacando Poloniex and Bitfinex. Bilur puede adquirirse en la plataforma bilurmarket]

A pesar de todos estos beneficios, algunas criptomonedas no escapan aún a todos los peligros del dinero fiat, ya que su valor no deja de ser especulativo. Es por esto que surge la imperante necesidad de una criptomoneda cuyo valor esté dado por materias primas y no por mera especulación. Tal como lo hemos expuesto anteriormente (“¿Por qué un inversor siempre pierde dinero con los ETFs de petróleo?”), la energía resulta la mejor opción ya que es un elemento necesario para el funcionamiento de cualquier sociedad moderna y tiene un valor real y medible.

Transacciones rápidas, seguras y sin intermediarios; registros transparentes e incorruptibles; independencia de bancos centrales; las criptomonedas, con soporte en materias primas como la energía, son el medio de cambio del futuro.

Agustín Muñoz C.O.O., R-Fintech Plc.

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y Master en Dirección y Administración de Empresas. Ha sido responsable del departamento de I+D+i en una reconocida consultora especializada en ingeniería civil. Actualmente trabaja en el sector Fintech, impulsando el lanzamiento de productos financieros innovadores.

Tribuna Mercados

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios