La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El disparate del Estado del Bienestar o por qué me niego a pagar más impuestos

Hoy vengo beligerante, quedan avisados. Me enerva la tergiversación del mensaje sobre el necesario ajuste fiscal español de los últimos días. Estoy de acuerdo en que

Hoy vengo beligerante, quedan avisados. Me enerva la tergiversación del mensaje sobre el necesario ajuste fiscal español de los últimos días. Estoy de acuerdo en que resulta inevitable, llegados a este punto, actuar tanto en la recaudación como sobre el gasto. Sin embargo creo que, lo que menos necesitan tanto los españoles como los observadores internacionales en este momento, es demagogia a espuertas como la defendida por un sector de la progresía gubernamental y circundante. A su insensato discurso, sólo falta unirle cuarto y mitad de victimismo para que el campo quede abonado de la odiosa semilla del totalitarismo, la confrontación y la lucha social. Lo que nos faltaba. Hay que erradicar tal tentación de raíz, poniendo los puntos sobre las íes.

Uno, lo que necesita España no son figuras impositivas ad hoc sino una reforma tributaria completa que suponga una simplificación del régimen nacional, una mayor correlación entre los objetivos de la política económica y la fiscalidad, una racionalización por tanto del sistema de deducciones y bonificaciones, una homogeneización de las disposiciones regionales con objeto de evitar el dumping fiscal entre comunidades y favorecer de ese modo el mercado interior y un reforzamiento de la lucha contra el fraude, entre otras medidas. Debería ser una prioridad minimizar el carácter cíclico de los ingresos de la Administración en este país, que se disparan en épocas de bonanza y se colapsan en los momentos de dificultades. Ese es el quid de la cuestión y no otro.

Dos, actuar simplemente sobre los tipos marginales, y por ende medios, o sobre un determinado segmento de la población o de actividad, no sólo puede implicar, paradójicamente, menor progresividad si nos atenemos a la Curva de Laffer, sino que no ataja el problema principal antes citado que es resultado de nuestro errado modelo productivo hasta el estallido de la crisis. Hablar de que han de pagar los que más tienen es un disparate. Que, ateniéndonos a lo publicado por El País el sábado, sus principales defensores sean ministros que toda su vida han vivido de la sopa boba como Blanco, Chacón, Corbacho o Chaves, clama al cielo. ¡Qué sabrán ellos lo que supone hacerse un patrimonio! Porque parecen olvidar, uno, que la mayoría de los “ricos” -como ellos los llaman- lo son gracias al ímprobo trabajo de años en los que han creado empleo y pagado religiosamente sus impuestos. El intento de demonización es un insulto para buena parte del empresariado de este país. Y dos, no se puede penalizar el ahorro (sea en cualesquiera de las formas para el cómputo que ahora se quieren establecer) frente a la locura de gasto que condujo a España donde ahora está. Una posición absurda que penaliza la prudencia frente el dislate.

Tres, de ahí que la actuación inevitable haya de ser sobre el gasto público, en general, y sobre el modelo de estado del bienestar en particular. Y afirmar esto es tirar piedras sobre el tejado de todos los españoles, empezando por el mismo McCoy. Les recomiendo que se vayan a la EPA y se den un garbeo por sus cifras para darse cuenta de la insostenibilidad de la coyuntura actual. Les llevará 20 minutos, no más. En grandes números, a cierre de 2009, la población española era de 45,67 millones de personas. De ellos, 18,88 son ciudadanos ocupados, uno; 4,15 profesionales parados, dos; 15,39 inactivos entre estudiantes (2,30), jubilados (5,26), amas o amos –seamos políticamente idiotas, como parece que toca en la era zapateril- de casa (4,52), incapacitados (1,15) y otros prestatarios de pensiones y demás (2,16), tres; y, el resto, menores de 16 años ajenos formalmente al mercado de trabajo (7,24). Economía sumergida aparte, es fácil comprobar cómo 18,88 millones de trabajadores sostienen por la vía de su renta disponible o de sus impuestos a otros 26,79. Es decir, tocamos a 1,4 por cada uno, entre propios y ajenos. No está mal, ¿no? Y eso que estamos en el hoy y no en el mañana de inversión de la pirámide poblacional que nos espera.

Pero, no se vayan todavía, que aún hay más. Dentro del segmento de trabajadores ocupados, hay un apartado denominado asalariados del sector público. Gracias a Ansón, entre otros, ya saben a cuánto asciende dicha partida en términos absolutos: 3,06 millones de funcionarios a nivel nacional, entre estados, regiones y entes provinciales y locales, dato confirmado por la EPA. No voy a caer ahora en la tentación divisora de identificar el porcentaje del total de la población activa de verdad que suponen en las distintas Comunidades Autónomas. Para eso cuentan ustedes con las tablas. Lo importante es –insisto, economía B aparte- que el número de pertenecientes al régimen privado de actividad asciende a 15,82 millones de ciudadanos (18,88 del total menos 3,06) lo que implica que, sobre sus espaldas tributarias recaen 29,85 millones de habitantes de España (26,79 más 3,06), sean nacionales o inmigrantes. Esto es: cada día que usted y yo vamos a trabajar, afortunados somos, lo hacemos por nosotros y por casi dos personas más entre parejas e hijos, parados, empleados de la Administración, jubilados y demás dependientes. Si quitamos los primeros, 15,82 soportamos a 15,79 receptores de rentas públicas. ¿Y aún pretenden que pague más impuestos? Vamos anda. ¿No tendrá más sentido, a ver Rajoy si tú también te enteras, tratar de actuar sobre las fuentes del gasto?

España se ha convertido en una nación en la que existe un gran desequilibrio entre lo que ofrece y lo que realmente puede ofrecer a sus ciudadanos de acuerdo con el nivel de ingresos fiscales medios del ciclo que tiene. Un agujero construido sobre un sueño de riqueza colectiva del que ha despertado bruscamente sólo para encontrarse con unos gastos corrientes y una percepción de derechos adquiridos difíciles de desmontar a día de hoy de forma no traumática. Pero hay que hacerlo; hay que poner el dedo en esa llaga si no queremos condenarnos a un futuro aún más oscuro de lo que ya parece. No hay de qué preocuparse, la necesidad agudiza el ingenio. De no ser así nos podemos encontrar con que la gran conquista social en nuestro país en los últimos años del siglo XX y primeros del XXI, la construcción de una amplia y solvente clase media, sea sólo un tierno recuerdo en apenas un par de décadas. ¿Tan grave como eso? Se abre el telón de sus comentarios. Buena semana a todos.

Más en http://twitter.com/albertoartero y en la cuenta de Alberto Artero en Facebook.

#205
Ampliar comentario
#204
2 Tambi
Ampliar comentario
#203
Enhorabuena a este chaval pero los periodistas, como de costumbre, no saben de que hablan y exageran demasiado. Asturix no es un SO sino una distribuci
Ampliar comentario
#202
Aplaudo enormemente la iniciativa de estos chicos, el problema es que en la tierra que han nacido dicha actitud est
Ampliar comentario
#201
Chicos como este en este pa
Ampliar comentario
#200
201

Ja ja ja ja ja ja ja ja ...

jam
Ampliar comentario
#199
198

bueno espero que metiera viagras machacadas en el roquefort, es metaf
Ampliar comentario
#198
Mientras se construia mucho,habia mucho empleo,eso deslumbraba a los macroeconomistas y la television nos comia el coco diciendonos que todo iba de maravilla.Pero lo cierto es que a
Ampliar comentario
#197
EL DISPARATE DEL ESTADO...DE LAS AUTONOM
Ampliar comentario
#196
197

Pero lo m
Ampliar comentario
#195
157 Buenas don liber,

Si a
Ampliar comentario
#194
Yo creo que mientras los politicos se han subido los sueldos,los medicos,abogados,arquitectos y gente de carrera,a mantenido los suyos,el resto de la poblacion sin ninguna carrera ni cualificacion,hemos visto como una invasion de extranjeros,hundia nuestros sueldos y nos dejaba sin empleo.anto trabajadores como autonomos[entre los que me encuentro yo].Muchos autonomos,nosomos mas que trabajadores a destajo,que ganamos mas que los demas porque trabajamos el doble o el triple que los demas.Trabajamos de sol a sol,no tenemos dias libres,ni vacaciones,ni horarios y nuestro sueldo es proporcional a la media del sueldo que cobra la mayoria de la gente.Asi durante unos a
Ampliar comentario
#193
Bueno, hoy me apetece salir por peteneras. Vamos:
Es cierto, y yo soy de los primeros en haberlo advertido 50 meses antes, que estamos condenados a empobrecernos un 20%, Krugman lo de deja a precio de amigo [socialista] en el 15%. Vale sea el 15 no le vamos a dejar mal a un Nobel y encima &034;progre&034;.
Pero la cuesti
Ampliar comentario
#192
&034;que la mayor
Ampliar comentario
#191
El rey cobra 20 millones de euros y tiene 200 empleados,se gastan en decorar una cupula 25 millones,envian al fondo iberoamericano 200.000 millones,a Palesina 5000 millones,a Haiti 340 millnes, a Africa por la igualdad de las mujeres 90 millones[que se lo gastan las que van a las convenciones en hoteles de lujo,aviones en primera clase,fiestas,brindis y reuniones],en hacer un mapa del clitoris 60 mil,en ir a rezar con obama[van 50 diputados]porque se han vuelto todos muy catolicos de repente,me imagino que 5 millones por lo menos,en un viaje con el jet privado a Togo para impulsar la abolicion de la pena de muerte otra pasta,el alcalde de mi municipio que sera como el de tantos otros 7000 euros al mes,se pasa el dia vijando,solo se hospeda en hoteles de 5 estrellas,sol come en los restaurantes mas selectos y viaja en primera clase,pues oro chorro de millones,se hermana con todo el mundo,los invita con todos los gastos para aca y lugo ellos corren con los gastos para alla,lpos concejales se gastan 6000 euros al mes en telefono cada uno,podria seguir y la cifra alcanzaria billones gastados en los ultimos a
Ampliar comentario