La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Por qué España DEBE ser la nueva Irlanda

Wolfgang Münchau ha vuelto a poner el dedo en la llaga en su columna de ayer de Financial Times al afirmar, en relación con la baja
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    Wolfgang Münchau ha vuelto a poner el dedo en la llaga en su columna de ayer de Financial Times al afirmar, en relación con la baja tasa fiscal corporativa de Irlanda, que “it is hard to conceive of an issue that is less relevant to the current problem”. Sin embargo, numerosos analistas en nuestro país siguen erre que erre, empeñados en atribuir a ese 12,5% la causa de gran parte de los males que afectan al que fuera llamado Tigre Celta, sin darse cuenta de que España se puede ver abocada en breve a adoptar un esquema tributario similar. De que, de hecho, replicar tal ventaja impositiva puede ser la única alternativa para acometer de modo rápido y eficaz el cambio de modelo productivo que España necesita, la vía más limpia y menos dolorosa de evitar los años de estancamiento que nos esperan por delante. De que, a lo mejor, España debería ser, desde ese punto de vista y sólo desde él, la nueva Irlanda.

    A un servidor no le gusta escribir dos veces en un breve intervalo de tiempo de una misma cuestión. Creo empero que esta vez merece la pena. Me van a permitir para situar la cuestión que apele a mi post del viernes. En él hacía referencia a los siguientes hechos, que no hipótesis:

    1. El establecimiento de un tipo del Impuesto de Sociedades bajo en Irlanda, que se aplica en exclusiva a la actividad productiva, cumplió con su finalidad en origen: dar la vuelta a la estructuralmente precaria situación económica del país. Posteriormente la ceguera política, financiera y ciudadana torcieron las cosas.
    2. Si en España se hubiera aplicado una ortodoxia similar a la irlandesa en los activos en el balance de la banca ligados a construcción y/o inmobiliario, con recortes de valoración medios del 50%, se abriría un agujero del 20% del PIB que, añadido al existente, nos colocaría a la par con la situación presupuestaria de la isla. Cuidado con sacar pecho.
    3. Son el consumo y las rentas del trabajo las que sostienen los ingresos públicos en ambas naciones, no los impuestos pagados por las corporaciones que, además, pueden encontrar otras áreas geográficas -como una Suiza que ya se está postulando- e incluso resquicios legales dentro de la propia Eurozona para minimizar sus pagos a Hacienda. Sin embargo, el establecimiento de compañías en un territorio repercute de forma importante, vía creación de empleos-salarios-compras, en la recaudación fiscal: IRPF e IVA.
    4. Además, en el caso irlandés donde el perfil es eminentemente tecnológico, dicho establecimiento ha permitido el desarrollo de una notable actividad exportadora al amparo de la desarrollada por dichas compañías. Prueba de ello es que Irlanda se han disparado los flujos a las arcas del estado procedentes de aranceles y que el volumen de inversiones directas procedentes del extranjero se va a situar el presente ejercicio en máximos de siete años.
    5. Por último, mientras que a octubre de 2010 la contribución del Impuesto de Sociedades al total de las aportaciones tributarias en Irlanda era del 10,5%. En España se situaba en el 9,5%. No sólo eso: su porcentaje respecto al PIB es mayor en aquel país que la media de la UE, de acuerdo con la OCDE. Vaya, vaya… Es importante recordar que se trata de una figura que, en el globalizado mundo actual, es extraordinariamente sensible a los tipos que la configuran de modo tal que una bajada de los mismos puede conducir a un mayor nivel de ingresos por este concepto.

    Hecho este necesario circunloquio, volvamos a la propuesta que da origen a este post y que parte de una premisa esencial, con la que se puede o no estar de acuerdo: la incapacidad de nuestros dirigentes de establecer los parámetros adecuados para facilitar el cambio de la estructura productiva que España necesita. Una reforma imprescindible que, de no producirse de dentro afuera, habrá que forzar que se materialice de fuera adentro a través de medidas que permitan atraer las fuerzas necesarias para transformar nuestra economía. Propuesta de corte fiscal-impositivo a implantar de forma paralela a las de categoría fiscal-fraude (afloramiento de actividad sumergida) y fiscal-gasto (eficiencia frente a reducción indiscriminada de la acción pública). ¿Sería posible en el marco comunitario actual? Difícil parece en un momento en el que se tiende a la armonización entre los estados miembros y cualquier movimiento es interpretado en términos de amenaza para la supervivencia del proyecto colectivo del euro (a costa de sacrificar la viabilidad de cada uno por separado).

    Aun así, bajar en un momento como el actual el tipo del Impuesto de Sociedades permitiría aprovechar la corriente internacional en sentido contrario que afecta tanto al ámbito real como financiero, sobre la base de las especiales particularidades que ofrece España como lugar idóneo para vivir/trabajar. No sólo ayudaría a minimizar el peso de las industrias de menos valor añadido y la adecuada transición hacia la excelencia, sino que facilitaría la atracción y retención del capital humano foráneo y patrio, dinamizaría el mercado inmobiliario tanto terciario como residencial de alquiler, contribuiría a la apertura al exterior de nuestras medianas y pequeñas compañías al calor de los nuevos parámetros de competitividad que terceros imponen, traería consigo el mejor aprovechamiento de las infraestructuras, impulsaría la cultura del emprendimiento y acabaría con la del provincialismo rancio, provocaría una liberación de caja para acometer nuevos proyectos, implicaría el retraso en la activación de las pérdidas fiscales con el consiguiente impacto positivo para las arcas públicas, auxiliaría a la Seguridad Social por el aumento de número de cotizados y así sucesivamente. Y todo ello aliviando nuestros déficits gemelos, presupuestario y exterior. Por soñar que no quede.

    ¿Un disparate? Seguro. Pero no muy distinto a los que nos tienen acostumbrados nuestros gobernantes. Y, al menos, esta idea puede responder a alguna lógica, más ahora que los potenciales efectos perniciosos que algunos oponen a una proposición de este corte, sobrecalentamiento al calor de esa llegada de nueva riqueza societaria, se ven claramente minimizados por la coyuntura tanto global como doméstica y por las lecciones que se pueden extraer de los errores irlandeses. Me he enrollao demasiao.

    Más en http://twitter.com/albertoartero y en la cuenta de Alberto Artero en Facebook.

    #127


    Y como piensan monetizarla?

    El articulista podia haber aportado algo en este sentido ...

    .
    Ampliar comentario
    #126
    Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
    Ampliar comentario
    #125
    Ampliar comentario
    #124
    Yo me la descargue y me pareci
    Ampliar comentario
    #123
    Me lo instal
    Ampliar comentario
    #122
    Me repugna que adem
    Ampliar comentario
    #121
    127 Mi opini
    Ampliar comentario
    #120
    125 A m
    Ampliar comentario
    #119
    124 Herostrato:

    Debe ser Deuda Total.

    Esto es: Deuda Soberana+Deuda de su Sistema Financiero.

    Un saludo.
    Ampliar comentario
    #118
    124 Los 115.000 millones los he sacado del Diario Expansi
    Ampliar comentario
    #117
    110 pithaguru. Seg
    Ampliar comentario
    #116
    No entiendo su argumento ni me parece que Ud. entienda como EE.UU. llego a darle a Irlanda este tan privilegiado tratad de dobel imposicion sin quid pro quo.
    Ampliar comentario
    #115
    115 Tienes raz
    Ampliar comentario
    #114
    Sr.McCoy:
    Ampliar comentario
    #113
    11 Tiene usted toda la raz
    Ampliar comentario