La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

¿A cuánta gente estamos lanzando a emprender para que se arruine?

Hay emprendedores que lo son por vocación y otros casi por accidente. La prensa y la clase política son en parte responsables de unas expectativas infladas
Foto: ¿A cuánta gente estamos lanzando a emprender para que se arruine?

Me lo decía hace poco un conocido que trabaja en un banco: “Cada vez que pienso en las hipotecas que he dado alegremente, en los depósitos que he recomendado sin saber de lo que hablaba, en lo bien que me miraba antes la gente y lo mal que me mira ahora... Se me cae el alma a los pies”. En realidad ambos sabemos que él no tiene culpa, o que su culpa es mínima. Es un mero empleado de banca de provincias que ni pincha ni corta, y no movía un solo dedo sin que lo dijese su director. Pero no puede dejar de sentir remordimientos por haber contribuido, de manera indirecta, a construir algunas de las realidades que hoy conocemos.

A mí me pasa algo parecido con mi trabajo en medios de comunicación y todo este asunto del emprendimiento. Llevo cerca de cuatro años escribiendo sobre emprendimiento, nuevas startups, nacimiento de empresas y creación de empleo, y por delante de mí han pasado emprendedores de todo tipo: el que estaba convencido desde el principio, el que no se atrevía y finalmente se lanzó, el que aprovechó un despido para intentarlo, el que se lo ha encontrado casi de casualidad y también, cómo no, el que nunca se había planteado emprender pero lo está haciendo por desesperación

¿Cuántas posibilidades hay de que un emprendedor se la pegue?

Cada vez que conozco a una de estas personas, sé que las probabilidades de que se la pegue son altísimas. Y esto no es malo (per se) ni ilógico, ojo. En un país en el que la mortalidad empresarial supera (en el mejor de los casos) el 20% un año después de su fundación, que un emprendedor se pegue el batacazo, lejos de ser raro, forma parte de la normalidad estadística. Sin embargo, muchos de los que emprenden no lo saben. 

Como las cifras del paro no remontan (o lo hacen a un ritmo desesperantemente lento), hace años que nuestros políticos decidieron decirle a la gente que lo que tienen que hacer es emprender

Muchos de los que emprenden lo hacen por una mezcla de necesidad, desesperación y -por qué no decirlo- oportunismo político. Como las cifras del paro no remontan (o lo hacen a un ritmo desesperantemente lento), hace años que nuestros políticos decidieron decirle a la gente que lo que tienen que hacer es emprender. Que el empleo no llega solo, oiga, y que si quiere trabajar deje de lloriquear, levante el culo del sillón y monte su propia empresa. Y una vez que los tienen atrapados en ese discurso, pasan al optimismo: emprender no solo te dará un empleo, sino que además te hará crecer como profesional, te preparará para la vida, te hará mejor persona y hasta te crecerá el pelo (o lo que tú quieras que te crezca). Vamos, que emprender mola de cojones.

Y no. De eso nada. Emprender es duro de narices. Efectivamente, te da un empleo (si te sale bien la cosa) y es muy probable que te convierta en una persona más independiente y mucho más preparada, pero también hay que enseñar la cara B de la cinta: emprender te quita (muchas) horas de tu vida, te roba momentos de sueño, te roba ratos con familia y amigos, te estresa, consume todos tus recursos y, hasta que las cosas salen bien (e incluso después), te genera una ansiedad inimaginable.

Un emprendedor no es un superhéroe, ni mucho menos, pero pasa muchas más penurias de las que algunos quieren contar. Yo llevo cuatro años como autónomo, soy socio de un par de empresas y sé que, pese a todo lo malo, no cambiaría ni un solo aspecto de mi vida. En realidad, yo sí que pienso que emprender mola, y mola muchísimo, pero no se me ocurre la estupidez de soltar una frase así, descontextualizada, en ningún foro público.

¿Qué responsabilidad tenemos los periodistas?

Por todos estos motivos, hace tiempo que decidí echar un poco el freno al hablar de emprendimiento. Si antes escribía con optimismo, ahora lo hago con precaución. Si antes quería contagiar de mi actitud a todos los posibles parados que se planteen emprender, ahora lo que quiero es prevenirles. Porque, si fracasan, no quiero ocupar sus rencores cuando piensen que nadie les contó la historia entera. 

Esta pretendida autoprecaución (que aún tengo que seguir mejorando) a veces me ha causado el enfado de algún ministerio, donde parecían convencidos de que, cuando escribo, ando más preocupado de ver el lado malo de los datos que el bueno

Esta pretendida autoprecaución (que aún tengo que seguir mejorando) a veces me ha causado el enfado de algún ministerio, donde parecían convencidos de que, cuando escribo, ando más preocupado de ver el lado malo de los datos que el bueno. Una vez, incluso, un político me llegó a decir que en realidad yo no quiero que España salga de la crisis, una enorme estupidez cuyo tamaño era inversamente proporcional a la capacidad intelectual de dicho sujeto. Lo que pasa es que, dentro de diez años (como mucho), ese político ya no ocupará su cargo. Y no es que dentro de diez años la situación social de nuestro país le vaya a dar igual, ni mucho menos, pero lo cierto es que nadie le pedirá ya responsabilidades por haber animado a todo Dios a emprender en un acto de evidente irresponsabilidad política.

Está claro que, si un emprendedor fracasa, lo cosa no tiene por qué ser culpa de nadie. Como mucho, será suya propia. Sin embargo, conviene que todos nos preguntemos qué parte de culpa tenemos los que hemos contribuido a que esa persona, que en realidad no tenía ni idea de lo que conlleva sacar adelante una empresa, se la haya pegado. Seguramente no seamos culpables de su error, pero quizá sí hayamos sido cómplices.


#39
En respuesta a sandorxul
Compartir

 

Es posible que el artículo este algo carente de soporte documental, aunque está claro que no es una tesis sino un artículo de opinión. Si te fijas, de todas formas, tú haces lo mismo pero además con datos en mi opinión muy equivocados.

Me ha parecido entender que estás comparando el estrés y ansiedad que viven los emprendedores con el que sufre empleado con un mal jefe o que trabaje muchas horas...se nota que no has emprendido nunca. 

Mira, yo soy emprendedor y para empezar no tengo indemnización por ese despido que tanto te preocupa. Leo que me hablas del despido como amenaza permanente...bendito problema que te despidan y te den una indemnización!!. Yo me voy a la calle mañana y no tengo ninguna indemnización.

Y tampoco tengo derecho a paro. Así, como lo oyes. Mientras cualquier trabajador va a estar 2 años buscando trabajo con una entrada de dinero recurrente (poca, pero suficiente para vivir), los emprendedores no tenemos derecho a paro.

Y ya van dos enormes diferencias, de las que de verdad preocupan y generan estrés. Ésto se cierra y no entra en mi cuenta NI UN EURO.

Pero es que además, invertimos importes muy considerables en la empresa. En muchas ocasiones, hay empresarios que lo han invertido TODO en la empresa. Lo que es suyo, lo que iba a ser suyo pero será del banco, lo de sus padres, hermanos, amigos...cantidades económicas que DEBES y que te tienes que ir a dormir pensando a ver cómo te las ingenias para pasar de este mes.

Mira, las cosas están dificiles para todos y no lleva a ningún lado hacer comparaciones porque todos los que nos despertamos y luchamos cada día por mejorar esta sociedad, por generar riqueza y crear empleo (directa o indirectamente), nos merecemos un respeto (trabajadores y empresarios), pero por favor...al César lo que es del César.

Ampliar comentario
#38
Compartir

Es cierto que los políticos y los líderes de opinión han encontrado en la palabra "emprendedor" la figura perfecta para conseguir transmitir optimismo a corto plazo, bajar las listas del paro y no tener que lidiar con el termino empresario que sigue estando maldito.

 

Sin embargo, como bien dices en el artículo, emprender no es tarea fácil, no contamos con la formación necesaria y la sociedad, no termina de reconocer el esfuerzo que supone arriesgar el dinero propio sólo con la esperanza de generar riqueza, para uno mismo y, para la sociedad.

 

Todo esto lo desarrollo en mi libro, ¿Empresario o Emperdedor?, 10 errores que nunca debe cometer en su negocio, un libro escrito deswde la experiencia de más de una docena de EMPERDIMIENTOS.

 

Ampliar comentario
#37
Compartir

Personalmente opino que al artículo le falta un poco de argumentación. Tus argumentos son, en resumen, por una parte que si te anima un político es algo malo y, por otra parte, la cantidad de tiempo y recursos que fagocita el emprender.

 

Por la parte de los políticos, estoy de acuerdo contigo en que el 99,9% de lo que dicen está sustentado en un desconocimiento notorio de la situación de la que opinan, o lo hacen movidos por un interés personal....pero hasta un reloj parado acierta la hora dos veces al día, y creo que animar a emprender (con todas las dificultades que ello conlleva) no es un mal consejo.

 

Por otra parte hablas del estrés, tiempo y recursos que requiere la empreduría. Bueno, tienes razón, no te lo discuto. No obstante, hoy por hoy muchos trabajadores por cuenta ajena realizamos horas extra no remuneradas, trabajos complementarios por falta de personal, y vivimos con la espada de Damocles del despido constantemente, aparte de las presiones de los jefes y etc... vamos, que emprender en cuestión de gasto de recursos y tiempo viene siendo "el mismo perro pero con distinto collar"

 

En conclusión, que si un 20% de los emprendedores fracasa es porque un 80% lo consigue (al menos el primer año). No me parecen malas cifras, la verdad. 

Ampliar comentario
#36
Compartir

Totalmente de acuerdo con el artículo.La culpa es por este orden de 1) los políticos, que como no tienen ni idea de como generar riqueza y empleo, utilizan el emprendimiento para tener a la gente entretenida y que salgan de las listas del Inem....hasta qué se pulen los ahorros.

2)De los medios de comunicación, que presentan al emprendedor como un tio guay con un Mac delante, cuando probablemente se parezca más a un tío con mono y la caja de herramientas en la mano

3)Los empresarios, a los que se les llena la boca con el discurso del esfuerzo y la iniciativa cuando, al menos en este país, los únicos negocios que saben hacer es al calor de las administraciones y con sobres de billetes por debajo de la mesa

Ampliar comentario
#35
Compartir

¿La "clase política" lanza a los emprendedores a arruinarse??????

¿EIN??????

Deduzco que los emprendedores son menores de edad inconscientes obligados a emprender por los políticos?

Hombre, un poquito de por favor. Basta de considerarnos a todos como niños necesitados de papá Estado. Resulta que nos pasamos el día rajando contra la "clase política", y luego nos empeñamos en considerarlos responsables de todos nuestros actos.

El que emprende, lo hace conscientemente, por su cuenta, y debe asumir los éxitos y fracasos. Punto.

Ampliar comentario
#34
Compartir

Si es que este pais es de traca, la mejor inversión ahora mismo es equivocarse a favor de hacienda en unos cuantos miles de euros en la declaración  y que se los devuelvan posteriormente al interes legal del dinero, que creo que está en el 4%.....

 

Que banco le dá el 4%? y con todas las garantias del mundo mundial ,oiga....

Ampliar comentario
#33
Compartir

pues a la mayoria.

Ampliar comentario
#32
Compartir

hace años que vengo diciendo que esto del emprendimiento a toda costa es un timo http://direccionresponsable.org/2013/05/13/el-timo-del-emprendimiento/

Ampliar comentario
#31
Compartir

 

La célebre frase me parece una estupidez (típica de las fábricas de humo que son las escuelas de negocio USA y que ahora se están copiando en España).

 

Yo no tengo la fórmula, ni creo que la tena nadie, ni sabría advinar quién va a triunfar y quien no (y creo que nadie lo sabe).

 

¿Quien predijo, dos años antes, el éxito de Google o del iphone o del iPad? NADIE.

 

Bueno, y centrándonos en España ¿Quién predijo que GoWex era una estafa y no un éxito? REcuerdo que le dieron un premio (entregado por Mariano Rajoy y Luis de Windows, in person).  para desocnojonarse, vamos.

 

Y TODAVIA NO HA DIMITO NADIE DE LA ADMINSITRACIÓN!!!!

 

 

Ampliar comentario
#30
Compartir

¿emprendedores en españa?

Ja je ji jo ju.

Imposible. Ni emprendedores ni ayudas al emprendedor. Hay que ir a otros países donde hay ambos para darse cuenta de ello; de cómo en algunos sitios, hasta los del 92 años, están pensando en hacer algo, en cómo hay servicios públicos que reciben a los emprendedores, escuchan sus ideas, proponen cambios o sugieren nuevas orientaciones, analizan negocios y la viabilidad de los mismos, ayudan con la financiación, te facilitan técnicos y especialista que hasta te ayudan en la publicidad y el marketing, por no hablar del estudio completos y de las posibilidaddes de éxito o de cómo conseguirlo.

En este país estariamos dando botes de alegría con la renta básica, así muchos vivirían sin dar un palo al agua.

 

Ampliar comentario
#29
En respuesta a david dr
Compartir

Porque es una habilidad rentable... Y difícil... No todo el mundo es capaz de corromper políticos. En esto, como en todo, quien mejor lo hace, gana...

 

Ya sé que suena cínico, pero la vida es así... Hay que ser realista, y adaptarse...

Ampliar comentario
#28
En respuesta a xxharkonnenxx
Compartir

Ningún empresario aspira a 'crear más empleo', y cuando piden el abaratamiento del despido solo están pensando en reducir costes, y por ende, en aumentar sus beneficios. Pero ese incremento de beneficios, que es el ciego objetivo del capitalista, resulta en un enriquecimiento global de la sociedad, y en el correspondiente incremento de la demanda, lo que puede -o no- generar puestos de trabajo. El empresario solo los creará si piensa que, haciéndolo, puede incrementar sus beneficios.

Ampliar comentario
#27
Compartir

Respuestas:

 

A la primera pregunta: MUCHAS.

A la segunda pregunta: > 95%

A la tercera: NINGUNA. Los periodistas no sois nadie. Eso si, os créeis muy importantes. 

Ampliar comentario
#26
Compartir

En España el emprendedor se la pega, el amigo de políticos corruptos se enriquece.

Ampliar comentario
#25
En respuesta a xxavier
Compartir

 

 

O sea que te crees el cuento que el abaratamiento del despido hace que se contrate más. Ya se ha visto ya. Trabajo creado a espuertas desde que se abarató el despido.

Ampliar comentario