Lo mejor de Apple es justo lo que no ha presentado Apple

Lo hemos vuelto a oír: "Apple ya no innova". La realidad es que nadie lo hace porque el problema está en el producto: los 'smartphones' han tocado techo. Suerte que Mario le ha puesto alma al iPhone 7
Foto: Shigeru Miyamoto, creador de Super Mario, durante la presentación de Apple. (Foto: Reuters)
Shigeru Miyamoto, creador de Super Mario, durante la presentación de Apple. (Foto: Reuters)

He de confesar que por primera vez en mucho tiempo me he vuelto a emocionar viendo una presentación de Apple. Y ocurrió justo en el momento en que Apple dejó de ser protagonista. La gran sorpresa no fue el iPhone 7, ni el Watch, ni los nuevos (y caros) auriculares inalámbricos de la compañía. Fue Shigeru Miyamoto, creador del juego 'Super Mario', quien se llevó la ovación más atronadora de la noche. Un detalle muy revelador. 

Ver al colorido fontanero corretear en la pantalla de un iPhone fue un extraño contraste: de repente, el móvil de Apple volvía a tener alma, dejaba de ser un capricho frío e impersonal para convertirse en una especie de Game Boy del futuro. La imagen describe bien lo que les ocurre a Apple, Samsung y al resto de fabricantes de telefonía: sus productos hace tiempo que no sorprenden. 

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Y no, no me refiero al absurdo y cansino mensaje del "Apple ya no innova". Llevamos años oyéndolo. Nadie innova. Salvo por mejoras incrementales en la cámara, la pantalla y la potencia, los 'smartphones' no han cambiado como concepto durante la última década. No es un problema de innovación, es que es imposible poner patas arriba un sector cada dos o tres años, como hizo Apple en 2007. Son ciclos, y muy largos. Esas disrupciones solo ocurren una vez cada 10, 15 o 20 años. Ni los 'haters' ni los 'fanboys' de Apple se quieren dar cuenta: el asunto es que el 'smartphone', como producto, ya ha dado de sí todo lo que tenía dentro.

Toca pasar página, centrarse en otros sectores que nadie haya reventado todavía. El iPad no estuvo mal, pero no revolucionó nada. Tampoco el Watch: resulta que nadie quiere vivir atado a una máquina que dispara notificaciones sin piedad. Quizá tengan más suerte con los coches eléctricos, en teoría su siguiente gran apuesta más allá del iPhone.

Shigeru Miyamoto, durante la presentación de Apple. (Foto: Reuters)
Shigeru Miyamoto, durante la presentación de Apple. (Foto: Reuters)

La aparición de Shigeru Miyamoto anoche para anunciar el lanzamiento de 'Super Mario Run' en iOS, un juego que nos devolverá a muchos directos a la infancia, demuestra que el 'smartphone', como plataforma, ha tocado techo. ¿Se puede volver a reinventar, como ocurrió en 2007? Tal vez. Pero de momento nadie ha dado con la fórmula. Mientras tanto, cualquier directivo haría lo que hace Tim Cook en su lugar: mimar, estirar y administrar la máquina de fabricar dinero. ¿Debería arriesgar más? Puede que sí. Pero cuando ya has construido un imperio, siempre vas a tener mucho más que perder. 

Nintendo y Apple se necesitaban entre sí. La primera estaba perdida en el mundo del móvil y la segunda sabe que por mucho que recorte milímetros y ponga nuevos chips, los móviles siguen siendo eso, un trozo de metal. Apple necesitaba dotar de alma al nuevo iPhone 7, y Super Mario ha venido al rescate. Quizá termine siendo solo un golpe de efecto temporal, al estilo 'Pokémon Go', pero demuestra que Apple sabe muy bien cuál es el reto: la fiesta del 'smartphone' se ha terminado y toca imaginar lo siguiente. De ello dependerá que sigan vivos en la próxima década. 

Homepage

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

El ídolo de barro (1949) de Mark Robson (El Despotricador Cinéfilo)
Nuestro homenaje al Gran Pepe Cuenca: ¡Doctor en matemática aplicada!
When your boyfriend catches you in bed with Obama - Fleabag: Episode 1 - BBC Three

ºC

ºC