El portavoz de Occupy Wall Street: "Los indignados nos enseñaron mucho"
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. Confidencial Social
Iván Gil

Confidencial Social

El portavoz de Occupy Wall Street: "Los indignados nos enseñaron mucho"

“Los indignados españoles que vinieron a las primeras asambleas generales nos aportaron la base y el contexto necesario para lo que estamos haciendo. En realidad, aprendimos

“Los indignados españoles que vinieron a las primeras asambleas generales nos aportaron la base y el contexto necesario para lo que estamos haciendo. En realidad, aprendimos muchísimo de ellos”. Así lo asegura Marisa Holmes, destacada activista del movimiento Occupy Wall Street y cineasta, en una entrevista concedida al líder de Wikileaks, Julian Assange, durante el último episodio de su programa de entrevistas emitido por el canal internacional Russia Today.

Si existe alguna máxima en las ciencias sociales es que nada surge espontáneamente, aunque así se suela afirmar cuando la explicación de la realidad se hace demasiado compleja, pero todo fenómeno social tiene sus causas y antecedentes. En este caso, el levantamiento ciudadano en Estados Unidos se ha retroalimentado directamente del 15M y este, a su vez, de la Primera Árabe.

La agitación global ha prendido a un ritmo vertiginoso, pero con la característica de que ha traspasado las fronteras digitales, saltando de la red a la calle para replegarse intermitentemente en las trincheras virtuales.

De la red a la calle contra la extradición de Assange

Esta transición entre las difusas fronteras de los mundos online y offline “es realmente práctica porque hay una especie de síntesis; una sinergia que permite difundir información desde el ángulo de los medios de comunicación digitales y, al mismo tiempo, ejercer nuevas formas de democracia directa” alejadas de los personalismos, apunta Graeber. “Tanto las experiencias políticas online como offline coinciden en la ausencia de liderazgos”, añade Aaron Peters, doctorando de la Royal Holloway University y miembro de Occupy London. Una desmitificación purificadora de la praxis política que la aísla de la obtención de intereses particulares.

La emisión del programa se produjo unas horas antes de que el Tribunal Supremo de Gran Bretaña diese luz verde a la extradición a Suecia del fundador de Wikileaks, donde se le acusa de varios delitos sexuales. Por cinco votos a favor y dos en contra, el supremo rechazó el recurso de la defensa de Assange entendiendo que la euroorden emitida por Suecia cumple con los requerimientos legales. La temática e invitados de este último episodio no son casuales, al igual que el lanzamiento de la red social de Wikileaks. Assange intenta ahora visibilizar su situación, denunciarla y recabar unos apoyos que parece que seguirán la misma lógica de saltar de la red a la calle.