¿Este verano has descubierto manchas en tu piel? Podrían ser hongos

La humedad y el calor de los meses de verano favorecen la aparición de hongos en la piel, que se manifiestan principalmente como manchas más claras o más oscuras que la dermis.

Foto: Al menor síntoma, acude a tu dermatólogo. (iStock)
Al menor síntoma, acude a tu dermatólogo. (iStock)

Me han salido unas manchas blancas en la piel, ¿cómo puedo saber si se trata de hongos?

La presencia de hongos en la piel es frecuente y su crecimiento puede provocar varios síntomas diferentes. Uno de los más frecuentes es la ‘pitiriasis versicolor’. Se trata de una infección superficial de la piel causada por un hongo denominado Malasezzia, un tipo de levadura presente en la piel de la mayoría de la población y que normalmente aparece en los meses cálidos (primavera y el verano).

En este caso, suelen aparecer unas manchas de color más tenue que la piel normal o, al contrario, unas manchas más oscuras, (motivo por el que se le denomina versicolor, puesto que se pueden presentar de un color o de otro). Al inicio, aparecen manchas aisladas, sobre todo en el pecho y la espalda, pero pueden unirse para formar manchas de mucho mayor tamaño. Esto hace que en ocasiones parezca que la mancha es la piel normal y la piel normal la mancha.

El diagnóstico se suele realizar a simple vista, ya que las manifestaciones clínicas son típicas. Un dato característico es el ‘signo de la uñada’, es decir, cuando rascamos las manchas con la uña, aumenta la descamación. En caso de que el diagnóstico nos plantee dudas es posible visualizar los hongos con el microscopio: se toma la muestra con cinta adhesiva transparente y, tras aplicar o no algún producto, se puede observar una imagen típica que se denomina ‘en espaguetis y albondiguillas’.

Puesto que el verano es la época más prolífera, ¿cómo se puede evitar infectarse con hongos en la piel?

Los hongos en la piel pueden aparecer en cualquier momento del año. Sin embargo, el número de consultas aumenta en primavera, manteniéndose el número de casos hasta el verano. El motivo de que aparezca en estos meses podría tener relación con la humedad ambiental, el aumento de la temperatura, el sudor y los baños en playa o piscinas que favorecerían el crecimiento del hongo en la piel causando las lesiones típicas. El aumento de las consultas en esta época del año también puede deberse a que es cuando vestimos más descubiertos y podemos darnos cuenta de las lesiones que hasta el momento habían pasado desapercibidas.

Algunas medidas de prevención que ayudarán a evitarlas o, al menos, minimizarlas incluyen el uso de ropa de algodón, ya que facilita la transpiración correcta de la piel; evitar los ambientes húmedos y el exceso de sudoración; así como secarse muy bien la piel tras las duchas y baños en playas o piscinas.

Una vez infectada, ¿cómo se trata la infección por hongos en la piel?

En primer lugar, habrá que tomar medidas como evitar la sudoración y la humedad continua para no favorecer el crecimiento del hongo. Con respecto al tratamiento dirigido se pueden emplear tratamientos en crema, espuma, champú… o también pastillas. La elección de uno u otro va a depender del perfil del paciente, así como de la extensión de la infección. Es importante recordar que una vez realizado el tratamiento, las manchas pueden mantenerse durante unas semanas o meses, pero que se recuperarán de forma completa con el paso del tiempo.

En resumen, la aparición de hongos en los meses de verano es un hecho frecuente. Una vez aparezcan, debe consultarse con un dermatólogo para realizar un diagnóstico preciso y para instaurar un tratamiento correcto dirigido.

Consultorio médico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios