Es noticia
Menú
La mejor técnica para operar las metástasis pulmonares (y en algunos casos la única)
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. Consultorio médico
Grupo Quirónsalud

Consultorio médico

Por

La mejor técnica para operar las metástasis pulmonares (y en algunos casos la única)

La metastasectomía láser es una cirugía eficaz que ayuda a salvar más pulmón y es más segura. En algunos casos puede ser la única alternativa para poder realizar la operación

Foto:

Me han diagnosticado metástasis de pulmón y me van a operar, ¿cuáles son los principales riesgos de esta cirugía?

La cirugía de las metástasis pulmonares es útil para controlar la enfermedad, prolongar la supervivencia y, en algunos casos, incluso curar la enfermedad. Este procedimiento consiste en extirpar todas las metástasis, cada una de ellas con un margen de tejido pulmonar sano. Los riesgos de la cirugía dependen de factores como el número de metástasis y su profundidad, así como de la capacidad pulmonar de los pacientes antes de la intervención. Es fundamental que estos casos sean valorados por un cirujano torácico, en coordinación con los equipos de oncología médica y radioterápica, para ofrecer la mejor alternativa de tratamiento.

¿Cuál es la mejor forma de operar las metástasis de pulmón? ¿En qué se diferencia de otras técnicas?

La cirugía ideal de las metástasis pulmonares es la que permite la extirpación completa de todas las lesiones de la forma menos invasiva y conservando al máximo el pulmón sano. La técnica convencional utiliza unas grapadoras lineales que extirpan las zonas afectas por las metástasis, sellando el pulmón sano. Sin embargo, esta estrategia tiene limitaciones importantes: cada extirpación puede suponer la pérdida de tres a cinco veces más pulmón sano que volumen de las metástasis. En casos con múltiples metástasis la pérdida de pulmón puede ser inaceptable, especialmente si se considera que estos pacientes pueden precisar sucesivas intervenciones en caso de reaparición futura de las metástasis. Por otro lado, las lesiones profundas no son fácilmente extirpables con grapadoras al encontrarse cerca de los vasos principales del pulmón.

La técnica más novedosa consiste en la utilización de energía láser en vez de grapadoras. El láser permite ‘perfilar’ cada una de las metástasis según su contorno, por lo que la pérdida de pulmón sano es mucho menor. Además, el láser puede profundizar en el tejido pulmonar con más seguridad y menos pérdida de sangre, sellando el órgano a medida que se progresa, para poder acceder y extirpar las lesiones más profundas.

En resumen, la metastasectomía láser contribuye a un sustancial ‘ahorro’ de pulmón, a mayor seguridad para el paciente y a una cirugía más eficaz. Además, en algunos casos con un gran número de lesiones puede ser la única alternativa razonable para poder realizar la cirugía.

¿En qué más especialidades o cirugías se opera con láser diodo?

La energía láser tiene una gran precisión y minimiza las lesiones a los tejidos sanos vecinos. También tiene efectos cauterizadores y vaporizadores. En cirugía torácica se utiliza también en otros procedimientos como la simpatectomía láser para el tratamiento de la hiperhidrosis (sudoración excesiva) o como la eliminación de lesiones en la vía aérea. Otras especialidades como urología, ginecología o cirugía vascular también hacen uso del láser para procedimientos endoscópicos o endovasculares.

placeholder

Me han diagnosticado metástasis de pulmón y me van a operar, ¿cuáles son los principales riesgos de esta cirugía?

Cáncer