¿Pueden los pacientes de párkinson vivir de forma independiente?

Durante los primeros años no se ven afectados ni el equilibrio ni los reflejos de enderezamiento, aunque los trastornos de la marcha aparecerán con el paso del tiempo

Foto:

PREGUNTA. A mi padre acaban de diagnosticarle párkinson. ¿Es una enfermedad que solo implica temblores o tiene otras consecuencias?

RESPUESTA. Los síntomas principales del párkinson son: bradicinesia o lentitud de movimientos, temblor en reposo, rigidez muscular, trastornos de postura y de los reflejos de enderezamiento. Los temblores no son necesarios para establecer el diagnóstico de la enfermedad. De hecho, con la presencia de bradicinesia y otro síntoma más ya se puede efectuar un diagnóstico. El temblor suele presentarse cuando las extremidades están en reposo y, en general, es poco incapacitante, porque ese temblor disminuye o desaparece al efectuar movimientos.

Existen diferentes tipos de párkinson con evoluciones distintas. De hecho, los párkinson de predominio tremórico —cuyo síntoma principal es el temblor— suelen ser los de evolución más benigna. Aparte de los síntomas motores, existen los llamados síntomas no motores, de manera e intensidad diversa en los afectados, como dificultades en la olfacción, trastornos del sueño, urinarios, sexuales, cognitivos y dolor, entre otros.

P. Mi padre tiene 60 años, ¿es normal que se lo haya diagnosticado tan pronto?

R. Un 10-15% de todos los diagnósticos de párkinson se efectúan antes de los 40 años. Esta enfermedad afecta aproximadamente a 1% de la población de 60 años y es una dolencia que depende de la edad, es decir, aumenta su prevalencia un 1% más en cada década. Con el aumento de la esperanza de vida, por tanto, aumenta el número total de afectados. El diagnóstico precoz es importante para aplicar medidas que pueden retrasar la evolución. Estudios recientes apoyan la idea de que el estilo de vida, y concretamente del ejercicio físico, pueden modificar el curso de la enfermedad. Todavía no disponemos de medicamentos que puedan frenar el avance, pero están en marcha diferentes estudios para conseguir este objetivo.

Estudios recientes apoyan el papel del estilo de vida y, concretamente, del ejercicio físico como probables modificadores del curso clínico

P. ¿Es una enfermedad con un avance rápido o depende de la persona?

R. La evolución del párkinson es extraordinariamente variada. En líneas muy generales suele obtenerse un buen control de los síntomas durante los primeros cinco años. Después, aunque suele tener un control aceptable, es necesario el ajuste de fármacos de forma más frecuente. La evolución varía según la edad de comienzo —más lento en los casos de inicio joven—; el tipo de párkinson —si es tremórico o no—, y si el paciente tiene un buen estilo de vida con práctica regular de ejercicio. El hecho de tener otras enfermedades asociadas, como cardiovasculares o síndrome metabólico, puede influir en la aceleración del curso de la enfermedad.

P. Vive solo y me preocupa cuando salga a la calle, ¿debería estar siempre acompañado?

R. Durante los primeros años de la enfermedad no se ven afectados ni el equilibrio ni los reflejos de enderezamiento, con lo que no suele haber peligro de caídas. Los trastornos de la marcha irán apareciendo a lo largo del tiempo, en unos afectados antes que en otros. Inicialmente, los pacientes disminuyen la velocidad y el ritmo a la hora de caminar y, posteriormente, aparecen los trastornos del equilibrio y bloqueos en la marcha. Cuando esos síntomas aparecen, hay que pensar en realizar adaptaciones a la vida del paciente, como dejar de conducir, adecuar el domicilio a sus necesidades o acompañarles en los traslados.

La evolución de la enfermedad es variada. En líneas muy generales, suele obtenerse un buen control de los síntomas los primeros cinco años

La unidad de párkinson de Centro Médico Teknon ha desarrollado un dispositivo llamado sistema Rempark. Está basado en modelos de inteligencia artificial, es portátil y se utiliza para el control remoto y autónomo de la enfermedad. Un sensor situado en un cinturón de neopreno identifica en tiempo real los bloqueos y los movimientos anormales e involuntarios del paciente.

Además, cuenta con un sistema de telemedicina que permite al neurólogo acceder a información precisa y fiable para optimizar el tratamiento médico. Así se consiguen evaluar los síntomas de manera fiable, además de permitir la gestión de la enfermedad por parte del propio paciente, ganando autonomía y calidad de vida.

Si tiene alguna duda sobre la consulta resuelta y quiere más información, puede contactar con el Centro Médico Teknon-Grupo Quirónsalud.

Consultorio médico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios