"Veo luces parpadeantes a través de un ojo, ¿puede ser desprendimiento de retina?"

Un estudio del fondo del ojo determinará si el desgarro retiniano es grave y conllevará por tanto un despredimiento de retina o se estabilizará sin causar daño alguno

Foto: Es casi imposible evitarlo, pero pasamos demasiado tiempo delante de todo tipo de pantallas. (iStock)
Es casi imposible evitarlo, pero pasamos demasiado tiempo delante de todo tipo de pantallas. (iStock)

PREGUNTA. Veo luces parpadeantes a través de un ojo y me han dicho que puede ser un desgarro de retina. ¿Es grave?

RESPUESTA. Ver luces o relámpagos puede ser una señal de alarma de un posible desprendimiento de retina, pero no necesariamente tiene que ser el caso. Las luces se producen por un efecto mecánico en que el vítreo tira de la retina. Suele producirse en casos de desprendimiento del vítreo posterior (DVP). El vítreo es el gel que ocupa el espacio interno del globo ocular y está en contacto con la retina en varios puntos. Es común que el vítreo se separe de la retina, con la consecuente desorganización de sus fibras, y por eso se puede ver la famosa 'mosca' u otras imágenes como hilos o telaraña. En este proceso de separación, el vítreo tira de la retina en los puntos de contacto, lo que puede llevar a producir desgarro retiniano que puede llegar a causar un desprendimiento de retina. En la gran mayoría de los casos, el desprendimiento de vítreo se estabiliza sin causar daño alguno a la retina. Se aconseja acudir a revisión oftalmológica urgente en caso de observar estos síntomas.

P. ¿Qué tipo de consecuencias puede tener un desprendimiento de retina?

R.El desprendimiento de retina es una patología relativamente frecuente, sobre todo a partir de los 65 años. Normalmente, se produce porque el tamaño de la cápsula que envuelve el humor vítreo va disminuyendo por deshidratación a causa de la edad o de una operación de cataratas. Por estos motivos, la cápsula se desprende de la pared posterior de la retina produciendo un desprendimiento de vítreo y un desgarro que deja pasar líquido y que acaba dando lugar al desprendimiento de retina.

La recuperación de la visión tras una operación por desprendimiento de retina se experimenta entre seis y 12 meses después de la intervención

El síntoma más frecuente es la aparición de las miodesopsias o moscas volantes, aunque también produce visión borrosa, destellos de luz o sombras en parte del campo visual. Es imprescindible visitar al oftalmólogo si descubrimos alguno de estos síntomas, ya que si no se actúa a tiempo, puede tener consecuencias irreversibles, pudiendo ocasionar la pérdida de visión permanente. En definitiva, si esta patología no recibe tratamiento, acaba produciendo la pérdida de visión de ese ojo.

P. ¿Qué tipo de pruebas deben hacerme para confirmarlo?

R. Las patologías de retina se detectan a través de un estudio del fondo de ojo para ver la retina y la papila del nervio óptico. Hay diversas pruebas muy avanzadas para diagnosticar las patologías retinianas. Las más comunes son la tomografía de coherencia óptica (OCT) y la angiografía fluoresceínica (AFG) con contraste. La OCT se utiliza para diagnosticar patologías de la mácula, como la degeneración macular y la capa de fibras del nervio óptico; mientras que la AFG ayuda a diagnosticar patologías que afectan a los vasos retinianos, como la retinopatía diabética.

Si patologías como visión borrosa o destello de luz no reciben tratamiento, el paciente puede acabar perdiendo la visión de ese ojo

En la actualidad, en la Unidad de Retina del Hospital QuirónSalud Marbella, aplicamos la última tecnología en el diagnóstico de patologías retinianas, que combina la OCT y la AFG en la misma prueba y sin inyección de contraste. Esto disminuye las complicaciones y efectos secundarios asociados a esta prueba, como la intolerancia o las reacciones alérgicas al líquido de contraste. Además, esta nueva técnica ofrece la posibilidad de visualizar en 3D los vasos sanguíneos retinianos desde diferentes perspectivas y, gracias a los resultados en detalle, los oftalmólogos también podemos realizar un seguimiento del paciente y monitorizar los avances de las patologías para que las decisiones terapéuticas que tomemos sean más rápidas y eficaces.

P. ¿En qué consiste una cirugía de retina? ¿Qué complicaciones y efectos secundarios tiene?

R. La cirugía de retina engloba varios tipos de intervenciones quirúrgicas dependiendo de la patología que haya que tratar. La cirugía retiniana más común es para el tratamiento del desprendimiento de retina mediante vitrectomía. Se realizan también con frecuencia las vitrectomías para tratamiento de las membranas maculares. Esta técnica mínimamente invasiva, que se realiza con anestesia local, consiste en extraer el gel vítreo del ojo que rellena la cavidad ocular por detrás del cristalino y que está en contacto con la retina.

La recuperación total o parcial de la visión se experimenta trascurridos los primeros seis y 12 meses de la operación, dependiendo de la complejidad del desprendimiento tratado. Durante el posoperatorio, el paciente continuará con tratamiento de medicamentos antibióticos y antiinflamatorios y se le recomendará una controlada actividad postural. Una vez recuperado de la intervención, será necesario que el paciente acuda a controles posoperatorios rutinarios para vigilar la evolución del tratamiento realizado.

Si tienes alguna duda sobre la consulta resuelta y quieres más información, puedes contactar con el Hospital QuirónSalud Marbella.

Consultorio médico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios