Tengo que someterme a diálisis, ¿cómo va a afectar a mi vida diaria?

El paciente debe acudir tres días a la semana, cuatro horas al día, pero con una correcta organización y adecuación al tratamiento, muchos pueden seguir realizando una vida normal

Foto:

PREGUNTA. Tengo que empezar con diálisis, ¿cómo va a afectar esto a mi vida diaria?

RESPUESTA. Supone necesariamente un cambio muy importante, ya que es necesario disponer de cuatro horas, tres veces por semana (si se realiza la diálisis en un centro). A esto hay que añadir el desplazamiento. Por consiguiente, son limitaciones considerables que hacen que la vida cambie de forma importante. No obstante, una correcta organización y adecuación a este tratamiento permite que muchos pacientes puedan seguir realizando una vida normal solo con algunas limitaciones. La inmensa mayoría de personas que reciben diálisis pueden seguir trabajando o estudiando. Naturalmente, estarán limitadas por la edad y las condiciones de la enfermedad original que ha producido la insuficiencia renal.

P. ¿Qué pasa si un día estoy enfermo, no puedo ir al hospital y no puedo recibir tratamiento?

R. Si una persona que precisa diálisis no se dializa, evolucionará progresivamente hacia una uremia terminal, falleciendo sin remedio en el término de semanas o algunos meses. Cuando el paciente desea viajar o veranear a otro lugar, puede hacerlo previa reserva de puesto de diálisis en el centro más cercano.

P. ¿Qué consecuencias tiene a medio y largo plazo la diálisis?

R. Una caída repentina en la presión arterial durante la diálisis tiene efectos secundarios a corto plazo, como síntomas gastrointestinales, musculares y neurológicos. Los pacientes también sufren a largo plazo ataques de apoplejía, daños al corazón e incluso la muerte. En estos pacientes, las complicaciones cardiovasculares son la principal causa de muerte. Y la presencia de calcificaciones vasculares juega un papel importante en su desarrollo. Las células producen y liberan a la sangre sus desechos, que son filtrados y eliminados a través de la orina gracias al riñón. Pero cuando este deja de funcionar, las toxinas no pueden ser eliminadas y esto genera un 'envenenamiento' del organismo que origina un envejecimiento acelerado.

Cuando el paciente desea viajar o veranear a otro lugar, puede hacerlo previa reserva de un puesto de diálisis en el centro más cercano

El Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD) ha encontrado una alternativa para prevenir esas calcificaciones vasculares, esos desechos de las células que se acumulan en la sangre. La investigación, publicada por la revista 'Scientific Reports', de 'Nature', pone su foco en la enzima fosfatasa alcalina. Las metodologías innovadoras permiten eliminar artificialmente en cuatro horas las toxinas generadas por nuestras células que se han acumulado desde la anterior sesión de diálisis. Así, eliminadas las toxinas, la fosfatasa alcalina trabaja más eficazmente porque ya no hay toxinas que bloquean su función. El hallazgo abre una nueva puerta para mejorar la calidad de vida en los pacientes sometidos a diálisis, dado que puede convertir esta enzima en una posible diana terapéutica para combatir las citadas calcificaciones vasculares.

P. ¿Hay alternativas a la diálisis?

R. Los riñones son unos órganos muy importantes para el cuerpo, ya que cumplen funciones vitales en nuestro organismo. Si la detección del problema renal es precoz y aún se conserva parte de la funcionalidad, se podría, con un adecuado tratamiento, evitar la diálisis. En caso contrario, puede ser necesario comenzar con alguna de las distintas modalidades de tratamiento que existen para reemplazar la función renal, necesaria para nuestra supervivencia; y estas modalidades, por ahora, son únicamente la diálisis o el trasplante.

*Si tienes alguna duda sobre la consulta resuelta y quieres más información, puedes contactar con la Fundación Jiménez Díaz.

PREGUNTAS DEL CONSULTORIO MÉDICO


Condiciones de uso de Consultorio inmobiliario

En cumplimiento con la normativa de protección de datos de carácter personal -LO 15/1999 y RD 1720/2007- los datos de carácter personal remitidos a través del formulario será tratados en el fichero denominado “USUARIOS WEB DE TITIANIA” notificado ante la Agencia Española de Protección de Datos con nº de registro 2060040405, titularidad de TITANIA COMPAÑÍA EDITORIAL, S.L. sito en la calle Virgilio, 25 – 1 A/D con código postal 28223 Pozuelo de Alarcón -Madrid- para la finalidad exclusiva de gestionar las consultas que nos efectúen a través de la sección MOTOR. En todo momento, puede ejercitar los derechos que se le reconocen -acceso, rectificación, cancelación y oposición- mediante comunicación al efecto a través del mail: info [@] elconfidencial.com.

De igual forma, al remitirnos su consulta acepta que ésta junto con la información suministrada sea comunicada a la entidad colaboradora para la finalidad descrita, autorizando, en su caso, la publicación de la misma en la sección o Página Web titularidad de la entidad editora.

Le informamos, igualmente, que no todas las consultas podrán ser resueltas por la entidad colaboradora, efectuándose una selección y publicación de las más importantes, en virtud del grado de interés que pudieren suscitar las mismas. En todo caso, las consultas serán resueltas con el máximo rigor y profesionalidad, no siendo vinculantes para las partes, recomendando que para mayores detalles, a la vista de la consulta o de los hechos del caso en concreto, pudieren dirigirse a profesionales del sector para un asesoramiento del mismo.

Para cualquier aclaración puede dirigirnos su consulta a través del correo electrónico dispuesto en la presente sección.

Consultorio médico

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios