Consejos para que tu bebé no coja un resfriado durante los días más fríos

Las estancias al aire libre con largos paseos, junto con la lactancia materna, son los mejores estimulantes del sistema defensivo

Foto:

PREGUNTA. Tengo un bebé de seis meses y me preocupan los catarros, ¿son más propensos a ponerse malos si uno de los de la casa está acatarrado?

RESPUESTA. El recién nacido ha recibido a través del cordón umbilical información de las células de la madre sobre las infecciones que esta ha pasado y le otorga durante unas semanas cierta protección frente a ellas; posteriormente, si el bebé es alimentado con leche materna, a través de ella ayudamos a su sistema defensivo por medio de todos los elementos vivos que la leche materna contiene.

Posteriormente, y durante los primeros meses de la vida, el sistema de defensas de los niños está todavía inmaduro y eso les hace más propensos a las infecciones. Es por ello que conviene que estén en hogares bien ventilados, evitemos los típicos besos en las manos (que posteriormente van a la boca) o el contacto con personas con enfermedades infecciosas en activo. Sin embargo, esto no significa que los bebes de seis meses tengan que estar aislados del mundo: el sentido común debe prevalecer. Las estancias al aire libre con largos paseos, junto con la lactancia materna, son los mejores estimulantes del sistema defensivo y ayudan a su maduración, siempre que los hagamos con las condiciones adecuadas según la climatología.


P. ¿Cómo diferencio si es un simple catarro o algo más grave?

R. El estado general, la sonrisa, las ganas de comer y la respuesta a nuestros cuidados son señales que ayudan a distinguir un cuadro banal de otro más serio. Un niño que no ha perdido las ganas de comer, sonríe y/o juega, probablemente esté pasando un cuadro banal. Si por el contrario está decaído (independientemente de la temperatura), no sonríe y rechaza totalmente el alimento, probablemente nos esté diciendo que el proceso es más importante. Evidentemente sin olvidarnos del pediatra de nuestro bebé que es quien mejor lo conoce y debe decidir.

La sonrisa, las ganas de comer y la respuesta a nuestros cuidados son señales que ayudan a distinguir un cuadro banal de otro más serio

P. ¿Cómo son los síntomas de una bronquitis?

R. En lactantes, es quizá más frecuente lo que llamamos bronquiolitis (actualmente, en plena época epidémica), que consiste en la inflamación que algunos virus provocan en los bronquios más pequeños (llamados bronquiolos). Esta inflamación ocasiona que los bronquiolos se cierren un poco, produzcan más moco y dificulten la ventilación. Todo se traduce en un regular estado general. Si nos fijamos, veríamos cómo el bebé tiene que hacer uso de músculos accesorios para respirar, con lo que se hunden las costillas o vemos la respiración en el cuello, está cansado y rechaza el alimento. Nuestro pediatra nos indicará qué debemos hacer.

P. ¿Pueden tomar antibióticos tan pequeños?

R. La respuesta es clara: los que indique su pediatra, a las dosis que indique y el tiempo que indique.

P. ¿Es recomendable abrigarles mucho cuando salen a la calle?

R. Como decíamos antes, debe prevalecer el sentido común y vestirlos de acuerdo con la climatología. Lo importante es evitar cambios bruscos de temperatura o corrientes excesivas.

*Si tienes alguna duda sobre la consulta resuelta y quieres más información, puedes contactar con el Hospital Quirónsalud Valencia.

Consultorio médico

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios