Qué hacer antes y después de las comidas copiosas para evitar la acidez de estómago

Aunque lo ideal es evitar comidas muy abundantes, o aquellos platos muy fríos o calientes, existen algunas recomendaciones para minimizar el dolor

Foto:

PREGUNTA. Es habitual que en las fechas navideñas tenga cierta acidez. ¿Es lo mismo que el reflujo?

RESPUESTA. Ambas entidades se manifiestan como una expresión de la afectación por el ácido de la región gástrica o esofágica. La acidez estomacal es una molestia parecida a un ardor que generalmente se manifiesta en la región media justo por debajo del esternón, como consecuencia de una intensa afectación ácida, pudiendo ser episódica, frecuente y/o persistente. El reflujo gastro-esofágico consiste en el paso del contenido ácido del estómago hacia el esófago. Por lo tanto, el reflujo ácido es la acción que provoca el síntoma. Mientras que la acidez estomacal es un síntoma, el reflujo gastroesofágico puede enmascarar una enfermedad.

Aunque muchas personas pueden presentar episodios fisiológicos, la presencia de un cardias (músculo) laxo o de una hernia de hiato favorece la intensidad y frecuencia del reflujo. Puede desencadenar síntomas digestivos típicos como la acidez, ardor, dificultad al paso del alimento, etc. O extradigestivos atípicos como la tos, ronquera, disfonía, asma... Se aceptan una serie de normas higiénico-dietéticas sencillas para mejorar los síntomas.

P. ¿Qué alimentos debería evitar para no tener acidez?

R. Para disminuir la acidez y el reflujo gastro-esofágico debe procurar tomar con mayor frecuencia alimentos ricos en proteínas pero con bajo contenido en grasa (carnes magras, leche descremada, quesos no curados, etc.) y alimentos ricos en hidratos de carbono y bajo contenido en grasa (pan, cereales, pasta, patata, arroz...). Por el contrario, debe evitar, en la medida de lo posible, la ingesta de alcohol, café o té fuertes, alimentos condimentados (especias, salsas, picantes, pimienta…), ácidos (vinagre, cítricos, zumos ácidos tipo naranja, limón, uva o tomate), alimentos de alto contenido en grasa (fritos, aceite, mantequilla o margarina, carnes grasas, etc.), bebidas carbónicas, productos efervescentes, chocolate o menta.

Para disminuir la acidez y el reflujo debe procurar tomar con mayor frecuencia alimentos ricos en proteínas pero con bajo contenido en grasa

P. ¿Es recomendable tomar un protector de estómago antes de grandes comidas?

R. Para minimizar las molestias, es importante la prevención. Desde una perspectiva dietética, debe evitar las comidas muy abundantes. Es preferible realizar comidas más frecuentes (5 tomas de comida al día) pero en pequeñas cantidades, sin que ello suponga aumentar la ingesta total de calorías. Evitar ingerir alimentos muy calientes o muy fríos. Si la acidez es puntual, existen algunas medicaciones que disminuyen la secreción de ácido en el estómago: son inhibidores de la bomba de protones (IBPs tipo Omeprazol y derivados) o anti-H2 (tipo Ranitidina y derivados). Consulte con su médico en caso de considerarse necesarios.

P. ¿Qué puedo tomar después de las comidas para que se me pase esa acidez?

R. Existen algunas situaciones que pueden disminuirle el reflujo después de las ingestas:

- Evite agacharse y realizar ejercicios físicos que supongan un aumento de presión abdominal, así como permanecer en cualquier posición que favorezca la aparición de acidez de estómago.

- Evite llevar prendas apretadas tipo cinturón, faja o corsé que le comprima y aumente la presión abdominal.

- Evitará acostarse o tumbarse hasta pasadas, por lo menos, dos horas de la comida o de la cena.

- Si es por la noche, en algunos casos, puede beneficiarse de levantar las patas de la cabecera de la cama unos 15-20 cm mediante tacos de madera o similar. No es eficaz el colocarse varias almohadas en la cabeza para dormir.

En algunas situaciones puntuales, puede beneficiarse de algunas medicaciones antiácidas y/o neutralizantes que alivien rápidamente las molestias: Almax®, Gaviscon®, Alcalinos, etc.

Puede beneficiarse de levantar las patas de la cabecera de la cama; no es eficaz colocar varias almohadas en la cabeza para dormir

P. ¿Es útil dar un paseo después de comer?

R. Es bueno que realice un paseo cada día, de aproximadamente 30 minutos de duración, preferiblemente tras la comida, por terreno llano y sin cansarse en exceso. Ejercicios físicos violentos, intensos o que aumenten la presión abdominal (hacer flexiones, levantar pesas, etc) no son aconsejables.

P. Si como mucho, ¿evito cenar?

R. No es aconsejable mantener el estómago durante largo periodo de tiempo sin ingesta. En caso de que durante el día ingiera abundante cantidad, es bueno que antes de acostarse tome un tentempié para evitar largo periodo de tiempo nocturno en ayunas.

P. ¿En qué momento empieza a ser un problema grave estos dolores de estómago?

R. El reflujo gastro-esofágico, en general, es una enfermedad benigna pero sintomática. Cuando se hace persistente, pueden aparecer lesiones en el esófago, tipo erosiones o úlceras que pueden producir dificultad de la ingesta, sangrado, etc. A largo plazo, puede sufrir transformaciones con un pequeño potencial de malignización (esófago de Barrett) que requerirá controles estrictos por su médico especialista. Para su tratamiento, existen métodos higiénico-dietéticos, farmacológicos y quirúrgicos. Recientemente, han aparecido técnicas endoscópica, a través de la boca, que ayudan a cerrar la musculatura entre el esófago y el estómago, tratando eficazmente el reflujo. Estas permiten evitar la presencia de síntomas y la ingesta mantenida de fármacos, como la novedosa técnica endoscópica de MUSE.

*Si tienes alguna duda sobre la consulta resuelta y quieres más información, puedes contactar con el Hospital Universitari Dexeus - Grupo Quirónsalud.

Consultorio médico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios