La peculiar apuesta de Springsteen, Neil Young y Beyoncé contra la pobreza

¿Qué pasaría si los cientos de miles de fans que acumulan estrellas del rock como Bruce Springsteen, Neil Young o el grupo Pearl Jam se convirtiesen

Foto: La peculiar apuesta de Springsteen, Neil Young y Beyoncé contra la pobreza
La peculiar apuesta de Springsteen, Neil Young y Beyoncé contra la pobreza
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    ¿Qué pasaría si los cientos de miles de fans que acumulan estrellas del rock como Bruce Springsteen, Neil Young o el grupo Pearl Jam se convirtiesen de la noche a la mañana en activistas que luchan por la erradicación de la pobreza en el mundo? Esa misma pregunta se la han hecho estos músicos, junto a otros de los grupos musicales más exitosos, y para comprobar la respuesta han decidido lanzar la iniciativa solidaria Global Tickets Citizen. El objetivo: “Fomentar el vínculo natural entre la música y el activismo social para generar un cambio en el sistema”, explica el australiano Hugh Evans, uno de los promotores de la iniciativa y director del Global Poverty Project.

    La percha para “enganchar” a los fans en este proyecto con voluntad transformadora consiste en invitar a los conciertos a los aficionados que más contribuyan a visibilizar las campañas ciudadanas contra la pobreza y a recaudar fondos para combatirla. Para ello, se ha diseñado un programa de puntos que los fans podrán conseguir, por ejemplo, al compartir algún vídeo de denuncia en Facebook (un punto) o recolectar bonos de 20 euros entre sus amigos (20 puntos).

    La idea, de la que también ha sido impulsor el manager de Pearl Jam, Kelly Curtis, está concebida para que cada seguidor se convierta en altavoz de esta justa causa entre el resto de sus contactos en las redes sociales. Una campaña de libro de ‘cibermarketing social’, cuyo fuerte principal es la capacidad de influencia de los músicos sobre una buena parte de los usuarios de redes sociales. El resto de artistas que han querido prestar su imagen y tiempo desinteresadamente para esta iniciativa solidaria son Beyoncé, Black Sabbath y Kaney West.

    Dejar las diferencias a un lado para colaborar por una buena causa

    La concienciación de la sociedad es el principal objetivo de la campaña a medio plazo, pero también se esperan recaudar varios millones de euros para hacer frente a la emergencia social en la que vive una buena parte de la población mundial. Y es que solo en el proyecto piloto de la iniciativa, que consistió en un único concierto en Nueva York en el que actuaron Black Keys, Foo Fighters y Neil Young, se recaudaron 1,3 millones de euros que se destinaron a Unicef, Malaria No More, Earth Day Network y otras organizaciones benéficas.

    Para Evans, que lleva desde los 14 años involucrado en ONGs, se trata de “hacer activismo a lo grande”, diseñando una campaña viral que permita hacer llegar este mensaje al mayor número posible de gente gracias a las redes sociales y remover conciencias. Y es que un pequeño gesto en la red puede tener un efecto mariposa si es replicado por el resto de usuarios. Sin embargo, para que sea amplificado se necesita la participación inicial de personas influyentes. Cuando se les planteó la idea a estos artistas “nos dieron el ‘ok’ sin dudarlo ni un segundo”, apuntan los promotores.

    “Al principio pensábamos que era imposible que colaboraran con nosotros músicos de esta talla, pero lo hicieron y nos pareció increíble”, añade Evans. Los mánagers de los artistas, añade el australiano, “pueden llegar a matarse entre ellos, pero tuvimos la suerte de que son bastante altruistas y fueron capaces de dejar sus diferencias a un lado para colaborar en un buena causa”.

    Empecemos por los principios
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    1comentario
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios