Robe Iniesta, la furia del converso contra la piratería
  1. Cultura
  2. Animales de compañía
Carlos Prieto

Animales de compañía

Por

Robe Iniesta, la furia del converso contra la piratería

Cómo el cantante de Extremoduro pasó de defender el top manta y las descargas a pedir la intervención de la policía para detener a los piratas

placeholder Foto: Robe Iniesta
Robe Iniesta

Cosas veredes, amigo Robe, que farán fablar las piedras. La semana cultural ha estado marcada por la insospechada alianza entre dos de las mayores instituciones de celtiberia: la Guardia Civil y Extremoduro. La Benemérita detuvo al mozo de almacén que filtró en internet el nuevo disco del grupo de Robe Iniesta (Plasencia, 1962). No faltó quien interpretó la noticia en clave paradójica: los autores de varios himnos antiautoritarios recurriendo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para proteger sus derechos de autor. Extremoduro, símbolos estéticos de la actitud contra-toda-autoridad, con el tricornio puesto y al grito de: "¡Piratas del mundo: ¡Alto a la Guardia Civil!".

Algunos fans criticaron la supuesta falta de coherencia política de la banda (resumiendo: no está bien recurrir a la policía para según qué cosas). Otros defendieron a Extremoduro a capa y espada; alegando incluso que la denuncia no la puso la banda, sino su compañía (Warner), quizás porque desconocen la beligerancia actual de Robe Iniesta contra la piratería.

placeholder Concierto de Extremoduro

Lo crean o no, el líder de Extremoduro tiene una actitud más cafre contra las descargas en internet que la Benemérita y PROMUSICAE juntos. No hay más que ir a la hemeroteca y rescatar sus perlas recientes sobre derechos de autor. Año 2008:

"Me parece fatal que la gente se aproveche... eso no es legal. Igual que no es legal robarle la rueda a un coche. Lo que pasa es que si le robas la rueda a un coche, te coge la policía... Si quieres robar, roba, pero con dos cojones, no te aproveches de cuando se puede y cuando no se puede... Y que encima digas: 'No, es que los artistas tienen mucho dinero y se lo merecen'. ¡Y una polla! Lo haces porque puedes (...) Si antes a los grupos nuevos les costaba mucho salir, ahora, con la piratería, mucho más".  

Un abogado especialista en derechos de autor podría matizar que las descargas en internet no eran ilegales en 2008. Pero quizás Iniesta instaría al picapleitos a meterse sus tecnicismos por donde le quepan... En efecto, cada vez que el cantante de Extremoduro abre la boca para hablar de piratería, arde Troya. Sin medias tintas y sin hacer prisioneros, como en las siguientes declaraciones de 2011:

Decía mi padre que en España el que no roba y el que no jode es porque no quiere

"Decía mi padre que en España el que no roba y no jode es porque no quiere. Me parecía una frase triste, pero pasan los años y te das cuenta de que tenía razón. Que hace falta la policía. Es un poco lo que pasa con internet y el pirateo. Hay gente a la que sí le hace falta la policía, porque si puede robar, roba. No roban carteras porque te llevan a la cárcel, pero como en internet no te llevan a la cárcel, roban".

Podría ser el siguiente himno de Extremoduro: 'Contra la piratería, mano dura y policía'. Así que todos aquellos que vaticinaron que la detención del filtrador de su disco iba a incomodar a Iniesta, estaban diametralmente equivocados.

Más paradójico resulta comprobar que su actual visceralidad antipiratería fue un día, ay, visceralidad propiratería.

Corría el año 2002 y Extremoduro ya había pasado de grupo de culto a superventas. Su disco Agila -que ahora ha dado nombre a la operación de la Guardia Civil- reventó las listas de ventas en 1996. Pero convertirse en un artista de éxito no aplacó la actitud contra todo y contra todos característica del cantante. Robe Iniesta en 2002:

1) "El 'top manta' también tiene su lista [de ventas]. Eso también mola, ¿no?... Hay gente que no se compraría el disco si no fuera por la 'manta'. Y es gente que al final va a los conciertos".

Las compañías que me han hecho cosas peores que los negros que venden discos por la calle

2) "Son todos iguales. Negros o blancos. Son unos hijos de puta todos. Me da igual el que lo vende por la calle que los de las compañías. Muchas compañías me han hecho cosas peores que los negros que venden [discos] por la calle...[La piratería] me parece igual de mala que las compañías discográficas. Son todos unos hijos de puta".

Conclusión: Iniesta ataca ahora a la piratería con la peor de las furias: la del converso.

Todo esto, por supuesto, daría para escribir una enciclopedia sobre la incoherencia, aunque quizás el delito de Roberto Iniesta no sea tan grave. ¿Las contradicciones políticas le hacen a uno menos político? ¿Son las virtudes privadas de Iniesta más importantes que sus aportaciones musicales? Por no hablar de esa tendencia mainstream que exige a los artistas políticos coherencia extrema, pero ríe todas las gracias de los artistas apolíticos.

Con todo, puede que lo verdaderamente interesante sea analizar en profundidad los límites políticos de Extremoduro. Si realmente es un grupo tan político como algunos creen. O si sus himnos antisistema tienen más que ver con el pasotismo y el nihilismo que con lo político en sí. El debate está servido. 

El redactor recomienda