¿Por qué España odia a Yoko Ono?
  1. Cultura
  2. Animales de compañía
Peio H. Riaño

Animales de compañía

Por

¿Por qué España odia a Yoko Ono?

No importa que sea mujer japonesa con nacionalidad estadounidense, que se dedique a asuntos tan insignificantes en el bar español como la música y el arte,

Foto:

No importa que sea mujer japonesa con nacionalidad estadounidense, que se dedique a asuntos tan insignificantes en el bar español como la música y el arte, porque ella es la culpable de todo. Ella es quien sopló la reforma laboral a Mariano Rajoy, la que subió el IVA cultural, la que dio la orden de disparar pelotas de goma, la que logró que WhatsApp cobrara por los mensajes, quien coló “precuela” en la nueva edición del Diccionario, ella se inventó las preferentes y los minijobs, creó Fogasa para que los empresarios se fueran de rositas, trabajó con Wert en la LOMCE y con Gallardón en la otra, ella es quien hace crecer la deuda española, ella es La Prima de Riesgo. Podría ser, incluso siendo mujer, el nombre oculto detrás de la canción de Astrud Hay un hombre en España que lo hace todo. El odio es irracional e incurable. Yoko Ono es condenada de todo lo que se le acusa entre la mayoría de nuestros encuestados, salvo uno, pero no cuenta, es italiano. ¿Por qué España odia a Yoko Ono?

PORQUE ES INMIGRANTE(Y TIENE ÉXITO)

Debe tener tanto dinero como un consejero delegado de alguna de las empresas del Ibex 35, no lo ha ganado trabajando y, encima, es inmigrante. El prejuicio racista convierte las peculiaridades de una cultura diferente a la occidental en una actitud provocadora. En el caso de Ono hay que sumar su vinculación al mundo de la cultura y del arte de vanguardia. Ha abandonado sus orígenes por entregarse a la bohemia.La mezcla explosiva hace de ella un bicho raro, de presencia inquietante, que se ríe de nuestra inteligencia con sus inventos de artista conceptual. Intolerable.

placeholder Yoko Ono pasándolo grande en el Guggenheim. (Reuters)
Yoko Ono pasándolo grande en el Guggenheim. (Reuters)

PORQUE ES ARTISTA CONCEPTUAL (Y NO ES MALA)

“Artista conceptual. Pa mear y no echar gota. Llevo muchos años haciendo el imbécil”. Así arranca el Testimonio de Joaquín Reyes (en La hora chanante) sobre Yoko Ono. El grupo de humoristas jugaba en esta histórica sección con los prejuicios de la percepción colectiva, sin declararse a favor o en contra de ellos. Y al hacerlo desvelaban la imagen dela artista en la sociedad para la que trabaja y con la que se quiere comunicar:una mamarracha que nos toma el pelo. Lo más curioso del fenómeno Yoko es que es ahora, con 60 años de trayectoria, cuando se muestra por primera vez en España una completa retrospectiva sobre su trabajo (desconocido por completo y oidado al máximo). La inquina impide descubrir unaartista que busca la complicidad del espectador, con un discurso muy accesible y colaborador.

PORQUE CREE EN LA PAZ (Y NO ES CÍNICA)

Este es el argumento es total. Como la paz no es posible, porque basta con abrir los periódicos o encender el televisor o hablar un rato con el vecino del quinto, para confirmarse en el credo del cinismo, todo rayito de esperanza debe ser exterminado. Así acabamos con las frustraciones. A quién se le ocurre hablar de paz con la que cae o imaginar un mundo mejor. Todo esto no es más que una ocurrencia de melenudos perroflautas, nietos de los hippies, drogatas y porreros, incapaces de encarar las responsabilidades de una vida normal, con todas sus hipotecas y sus obligaciones. Imagina que no hay cielo, ni infierno, ni nada por lo que matar o morir, ni fronteras, ni hambre… ¡Madura de una vez Yoko Ono!

PORQUE NO NECESITA TRABAJAR (Y NOSOTROS, SÍ)

Está un poco pirada, vive de la herencia de su marido y de lo que saca de sus conciertos y sus performances. No es que no se pueda vivir, sino que así no se debe vivir. En Españaentendemos de lo que se debe y lo que no se debe hacer para vivir. Las herencias están muy mal vistas en el paraíso de los terratenientes, donde de nacimiento uno puede ser señorito para toda su vida. Además,¿dónde están las giras, cuántos bolos ha hcho en su vida esta señora? ¿Cómo se llama su grupo? Aquí, sialguien se gana el pan cantando con Lady GagaoIggy Popo bailando en un vídeo deKarl Lagarfeld es que está engañando al personal.Todo lo que no sean ocho horas puteado con un jefe cabrón es estafa. Mentirosa.

PORQUE PASA DE NOSOTROS (Y HACE LO QUE LE DA LA GANA)

La impasibilidad ante el desprecio hiere al que desprecia en lo más hondo de su orgullo. Yoko Ono es segura y autónoma a pesar de nuestros desaires y críticas. Ni siquiera se atreve a competir por ser la mejor, por ser la más famosa, por ser la más entrevistada, por aparecer en más portadas que nadie, por tomarse una copa con el presidente, por protagonizar películas o anuncios antiarrugas. Es insoportable ese aire de autosuficiencia con el camina por ahí, sin importarle lo que pensemos de ella. ¿Cómo es posible que haya resistido seis décadas tomando dos tazas de desinterés y otras dos de indiferencia? No le importa que no sepamos cómo es, no nos deja ver quién es. Inadmisible.

PORQUE ES MUJER (Y HACE LO QUE LE DA LA GANA, 2)

Raffaella Carrá, sí; Yoko Ono, no. ¿Por qué? Porque la primera funde una tableta de chocolate con almendras con un latigazo de cadera y la otra es capaz, dicen las redes sociales,de disolver el colacao en leche fría sólo con mirarlo. Tiene más que ver con el terror que inspiraba Greta Garbo que con el encanto de la esbelta y elegante Audry Hepburn. De todas maneras, ahora somos mucho más de Kate Moss, la reina de la transformación, capaz de reinventarse continuamente. Pero Yoko Ono siempre es igual, como la cocacola: disimula su feminidad, oculta su sexualidad y viste como un tío. Una vez vi un cartel que decía: “Fumar puede causar culo de Yoko Ono”.Además, hace lo que le da la gana. ¿Es que no podía haber hecho como el resto de las novias de los componentes del grupo y sentarse fuera del estudio? Rompió las reglas y se mostró como una mujer obstinada en su lucha feminista, que ni siquiera era rubia caucásica, yentró donde no tenía acceso. Insostenible.

placeholder

PORQUE ES UNA BRUJA (Y LENNON HIZO UNA CANCIÓN PARA ELLA)

El amor no puede surgir entre dos personas de distintas razas. ¿Es que alguien piensa que de una pera y una manzana puede salir algo? Si se casaron en 1969 y se mantuvieron juntos hasta 1980 es porque Yoko era una manipuladora que sólo buscaba la pasta y la fama de su marido, y Lennon un calzonazos. Debería haber muerto ella en lugar de él. Odiarla es un rito de paso si amas a Lennon o los Beatles; al menos no ha ofrecido resistencia ni se ha opuesto. Ha aceptado ser una caricatura del mal, ultrajada, dilapidada y escupida públicamente. Es tan sencillo definirla y denostarla de esta manera.

PORQUE CONVIRTIÓ A LENNON EN UN TROTSKISTA(Y LO MATARON)

Uno de los eslóganes que más se repiten por las tiendas de camisetas es: “Todavía estoy cabreado con Yoko”. Si no le hubiera animado a embarcarse en todas esas protestas públicas contra la guerra de Vietnam o a pedir juntos por la paz desde el edredón de su cama, nadie habría querido meterle dos tiros delante del edificio Dakota, en el Central Park West de Nueva York. Pero no, tuvo que convertirle en un radical de extrema izquierda que discutía de política, de lucha de clases, que defendía la música country y que amaba las canciones de Dylan que nacían de baladas revolucionarias irlandesas.

¿Qué es eso de Power to the People? ¿Qué pasa con Come together, por qué dejó de hacer canciones en las que se apoyaba a un aspirante a gobernador de California que estaba a favor del consumo de LSD? La policía era el enemigo natural de una familia obrera como la suya, que despreciaba al Ejército porque se llevaba a sus amigos y los abandonaba muertos, ¿por qué tuvo que dejar de escribirle canciones de amor al LSD para pedir la revolución? Eso llamó a su muerte y sólo hay una culpable.

PORQUE ACABÓ CON LOS BEATLES (Y ELLOS NO SE ODIABAN...)

Es imposible amar a Yoko Ono y a los Beatles a la vez, así que ella sale perdiendo. A pesar de que el enemigo declarado de los cuatro de Liverpool fue su productor George Martin, la responsabilidad de la desaparición en 1970 del grupo recayó durante cuatro décadas sobre Ono. Era una tía pelma que agobiaba al grupo, siempre presente los días de ensayo, los días de grabación, los días de directo. Manipuló, fue grosera con el resto del grupo -ahí callad todo el día sin decir nada-, logró que John se enganchara a la heroína y le animó a dejar el grupo porque los veía como la competencia.La misoginia cultural hizo el resto: la mujer que destripa el club secreto de los machitos, y estos sienten que las reglas las ha cambiado una mujer. Bajonazo.

El año pasado Paul McCartney rompió la leyenda. Otra cosa es que aceptemos la sentencia exculpatoria, que aclaraba, en declaraciones a The Times: “Sin duda Yoko no rompió a los Beatles”. La nipona esperaba aquella declaración desde hacía demasiado tiempo: “Me quedé en shock. Pensé, ¿ahora dices eso, después de 40 años?”, y agradeció el gesto. Pero el mal ya está hecho: “Hacer un Yoko Ono” es separar al novio de sus colegas… En Euskadi todos esperan que haga una de las suyaspara disolver la ETA.

PORQUE SOMOS ESPAÑOLES (Y SIN PREJUICIOSQUÉ SERÍAMOS)

Como españoles sabemos que lo peor de odiar es que se indigeste el odiado, pero no importa, hacemos de nuestro odio un ocio. El odio da sentido a nuestra existencia. ¿Qué sería de nosotros sin odio, sin Yoko Ono? El odiador sin odio se vacía, desaparece. Aunque todo apunta a que esta animadversión contra Yoko es una cuestión universal.

El redactor recomienda