perfil de un hombre del renacimiento

Hay un hombre en España que lo escribe todo: César Vidal

El escritor periodista publica un ensayo sobre los secretos de la Iglesia Católica española. Un título más que sumar a su kilométrica bibliografía

Foto: El escritor y periodista César Vidal
El escritor y periodista César Vidal
Autor
Tags
Tiempo de lectura6'

La noticia es la siguiente: César Vidal publica nuevo libro: La historia secreta de la Iglesia Católica en España (Ediciones B). Ocurre que calificarlo de "noticia" es cuando menos arriesgado: la verdadera noticia (bomba) sería llegar a una librería y no encontrarse uno de sus libros en la mesa de novedades. En efecto, el titular "César Vidal publica libro" está a la altura de "Descubren al Monstruo de las Galletas comiendo galletas" o "Encuentran a Julio Iglesias tomando el sol".

En efecto, lo realmente asombroso es que La historia secreta de la Iglesia Católica en España sea el primer libro publicado este año por César Vidal (Madrid, 1958), aunque en su descargo hay que decir que estamos ante un ensayo de 914 páginas.

En 2013, sin ir más lejos, el ex locutor de la COPE publicó cinco libros:  No vine para quedarme: memorias de un disidente, El holocausto, El Talmud, El tributo de los elfos y Mahoma: el guía, lanzados en editoriales como Plaza & Janés, Alianza y Anaya, según la infalible base de datos del ISBN.  

A primera vista parece una exageración publicar cinco libros en un año, a no ser que uno se llame César Vidal, en cuyo caso podríamos hablar incluso de bloqueo creativo. En efecto, no hay más que repasar su bibliografía para certificar su actual crisis de producción:  en 2006, por ejemplo, publicó 28 libros, 22 de los cuales fueron primeras ediciones.

Prácticamente ninguna editorial española se libró de editar ese año a Vidal: Espasa, Debolsillo, Ediciones B, La Esfera de los Libros, Mr, Planeta, Punto de Lectura, Grijalbo, Círculo de Lectores, etc. Vidal publicó en 2006 títulos como El talón de Aquiles: los aspectos más oscuros de la condición humana a través de la historia, Grandes procesos de la Inquisición, Yo Isabel la Católica, El aprendiz cabalista, Los masones, La guerra que gano Franco, Nuevos enigmas históricos al descubierto: de Nostradamus a Saddam Hussein... y un larguísimo etcétera.  

César Vidal publicó un libro nuevo cada 16,5 días en 2006Si nos centramos en los 22 libros nuevos que sacó en 2006, nos saldría que César Vidal publicó (es decir, escribió) un libro nuevo cada 16,5 días durante esos doce meses. Y eso que no venía precisamente de estar tumbado a la bartola: en 2005 había publicado 25 títulos entre obra nueva y reediciones.   

Resumiendo: César Vidal es, al mismo tiempo, el hombre responsable de la deforestación de media Europa y el hombre del que viven las imprentas españolas.

Desconocemos cómo logró escribir un libro cada 16 días. Algunos malintencionados hablan de una acusada tendencia al copia y pega. No obstante, en esta humilde columna, vemos su frenesí creativo con ojos más románticos: nos imaginarnos a Vidal en su casa aporreando tres teclados a la vez (con un frenesí propio de Nacho Cano en sus mejores tiempos).  

La pasada década,  Vidal publicó 156 títulos entre ediciones originales, reediciones en tapa blanda y libros colectivos. Sale a 13 libros al año durante una década, según el ISBN.

Dado su enloquecido ritmo productivo, a César Vidal le tenía que caer necesariamente algún premio literario, aunque solo fuera por una cuestión estadística. El autor se ha llevado al menos diez galardones durante su trayectoria. Entre ellos, el polémico premio Torrevieja en 2005, por el que se embolsó 360.607 euros (sí,  no es una errata: en los años dorados del ladrillo español, el Torrevieja tenía la tercera mayor dotación del mundo tras el Nobel y el Planeta).  

Vidal alterna tres géneros: ensayo, novela y reportaje. Respecto a las temáticas, podríamos dividirlas en seis campos: biográfico, histórico, político, religioso, sobrenatural y cultural.

Desde que debutó en 1987 con Recuerdo de un testigo de Jehová, crónica en primera persona de su evolución religiosa (de los testigos al protestantismo), Vidal ha escrito miles de papeles sobre los temas religiosos más variopintos, titánica tarea que culmina ahora con las casi 1000 páginas de La historia secreta de la Iglesia Católica en España.

Otra de sus grandes fijaciones es la izquierda española, a la que ha atizado por tierra, mar y aire en títulos como Checas de Madrid: Las cárceles republicanas al descubierto (2003), Paracuellos-Katyn: Un ensayo sobre el genocidio de la izquierda (2005) o La EZpaña de ZP (2008).

Vidal, de hecho, ha protagonizado más de una polémica con historiadores como Ian Gibson y Ángel Viñas, que le han acusado literalmente de inventarse las citas y las fuentes de sus libros históricos.

Aunque no es objeto de este artículo valorar ideológicamente la obra de Vidal, resulta pintoresco que un autor que se jacta de sus conocimientos historiográficos alterne textos sobre la Guerra Civil con investigaciones sobre asuntos sobrenaturales; campo que, como es sabido, no destaca precisamente por su prestigio cultural. En otras palabras: Si Paul Preston publicara de pronto un libro sobre los extraterrestres, igual le echaban de la London School of Economics.

Pero Vidal no parece ver problema alguno en escribir un día sobre la guerra civil, otro sobre Nostradamus y otro sobre  los extraterrestres (recuerden su ensayo Ovnis: ¿Cuál es la verdad?). Lo que, bien pensado, no deja de tener su lógica: si uno tiene que escribir un libro cada quince días, qué menos que no sea siempre sobre temas sesudos. Poder escribir de vez en cuando sobre, por poner un ejemplo al azar, Las caras de Belmez, debe ser todo un desengrasante mental cuando uno se pasa media vida en Paracuellos y la otra en el Antiguo Testamento.

Aunque es cierto que Vidal centró su estudio sobre los platillos volantes en refutar la verosimilitud del fenómeno, no es menos verdad que lo hizo de un modo peculiar: "Si hay que dar un nombre a las fuerzas invisibles engañosas que se ocultan tras el disfraz de los OVNIS, la evidencia documentada del siglo nos obliga a decir que éste sería el de demonios ... todos estos hechos son asombrosamente similares a la posesión diabólica y a los fenómenos psíquicos", escribe.  Lo que se llama salir de Málaga para meterse en Malagón. Y así todo. 

Animales de compañía

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios