Mario Vargas Llosa da el salto del tigre para acabar con su gafe intelectual

El Nobel pasa de criticar la banalización de la cultura a dar entrevistas al 'Hola' para hablar de su loca vida sentimental. Este sábado entregará un Goya. ¿Qué está pasando?

Foto: Vargas Llosa junto a su amada. (EFE)
Vargas Llosa junto a su amada. (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

Mario Vargas Llosa, premio Nobel de literatura, publicó hace cuatro años un ensayo titulado 'La civilización del espectáculo' (Alfaguara). Don Mario bramaba contra la banalización cultural. Vivimos en "la confusión de un mundo en el que, paradójicamente, como ya no hay manera de saber qué cosa es cultura, lo es y ya nada lo es". “La cultura, en el sentido que tradicionalmente se ha dado a este vocablo, está en nuestros días a punto de desaparecer”, escribió el maestro. El periodismo banal ha acabado con el periodismo crítico, anunció. Nadie hace caso ya a los intelectuales porque estamos demasiado ocupados divirtiéndonos con informaciones "frivolizadas".

[Lee aquí: Vargas Llosa frenó en seco su 'offshore' días antes de recibir el premio Nobel]

¿La receta de Vargas Llosa para acabar con esta deriva cultural en 2016? Dar una entrevista al 'Hola' para hablar de lo suyo con Isabel Preysler. A lo loco, sí. Su primera exclusiva, chispas.

'Hola'
'Hola'

La lógica indica que ahora es cuando este reportero debería sacar el látigo moral y fustigar al escritor por caer en flagrante contradicción. En efecto, he aquí un caso de libro del: Consejos/Lecciones/Turras vendo y para mí no tengo. Pero no. Porque la tesis de este artículo es justo la contraria: ¿Y si en realidad no es mala idea que Mario Vargas Llosa diserte menos sobre política y alta cultura y más sobre su fogosa vida sentimentalnbsp;

Presidente fallido

A Vargas Llosa siempre le quedó pequeña la categoría de novelista, él quería ser también intelectual de referencia y político, pero pese al cuartelillo que le ha dado la prensa amiga en España, el hombre se ha quedado a medias. ¿El motivo? El mal fario.

Su carrera política ha estado marcada por el gafe. Quiso ser presidente del Perú con un programa neoliberal y parecía que ganaría de calle, pero un japonés desconocido -el siniestro Fujimori- salió de la nada para ganarle las elecciones. Más tarde pidió el voto para UPyD, dio ruedas de prensa con Rosa Díez y se apuntó a la Fundación de un partido... que va camino de la disolución.

¿Y su carrera de intelectual de referencia? Presa del gafe y del autosabotaje. Vale, el amor tiene razones que la razón desconoce, pero hay que estar gafado para escribir un ensayo contra la frivolización cultural y enamorarte de Isabel Preysler acto seguido...  

Hay que estar gafado para escribir un ensayo contra la frivolización cultural y enamorarte de Isabel Preysler acto seguido

Ahora retomemos la tesis: dado que Mario parece gafado tanto para lo político como para lo cultural, ¿por qué no darle una oportunidad como cronista del cuore? Puede que Vargas Llosa no conquistara el corazón de los peruanos, pero sí ha conquistado el de la reina de corazones, la más deseada, la única mujer del mundo que parece treinta años más joven que su hija. ¡He aquí un triunfador sentimental!

Por otro lado, quien creyera que Llosa iba a moverse como pez fuera del agua en el mundo del cuore, se equivocó. No hay más que leer su espectacular entrevista de esta semana. La portada del 'Hola' nos muestra a Mario pegadito a Isabel, casi en posición de perreo, con mirada de galán latino castigador. Muy pero que muy a tope. Para colmo Mario ha resultado ser una máquina de dar titulares:  "Este ha sido el año más feliz de mi vida". "La convivencia está siendo maravillosa". Y mi favorito: "El nuestro es un amor de una buena novela romántica". Sí, amigos, quien pensara que por salir en el 'Hola' iba a perder toda su credibilidad como intelectual, se equivocó. El amor entre Mario e Isabel no es de novela barata de Corín Tellado o E.L. James, su amor es tan sofisticado que solo una Austen un Proust o un Tolstói podría hacerle justicia. Faltaría más. ¡Vivan los novios!

Pero acabemos el artículo en lo más alto: citando otra vez al maestro. En estos tiempos "confusos" en los que "ya no hay manera de saber qué cosa es cultura", don Mario ha vuelto a iluminar nuestro camino: cultura es dar el salto del tigre sobre el lecho de Isabel Preysler y contárselo a toda España. Oh, yeah.

PD: Mario e Isabel asistirán a la gala de los Goya y él dará el premio al mejor guion. ¡Viva el glamour! ¡Viva Perú!

Animales de compañía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios