El hidrogel de la vergüenza (ajena)

Con la curva disparada, la ciudadanía encabronada y las autoridades superadas, alguien decidió que era buena idea inaugurar un dispensador de hidrogel en el Metro de Madrid

Foto: Aguado, Garrido y el dispensador. (EFE)
Aguado, Garrido y el dispensador. (EFE)

Hay cosas tan grandes que no caben en el cerebro. Cuando el Estado rescató a Bankia nos quedamos petrificados: la cifra era improcesable por abstracta. Pero cuando supimos que los consejeros de Bankia comían cochinillo a nuestra costa... montamos la de dios. ¿Por qué? ¿Es peor un cochinillo que 22.000 millones de euros? No, pero el cochinillo pega directo al cerebro y enerva de lo lindo.

Por eso el nuevo dispensador de hidrogel de la estación de Avenida de América es ya el símbolo de la gestión caótica del covid. El alfa y el omega del sindiós. El monolito que los extraterrestres estudiarán dentro de 200 años para descifrar la era Ayuso (o más bien la era España contra el bicho). Ni la falta de médicos, ni la ausencia de rastreadores, ni nada: el dispensador de hidrogel.

El acto

En efecto, con la curva disparada, la ciudadanía encabronada y las autoridades superadas, alguien pensó que era buena idea INAUGURAR un dispensador de hidrogel en el Metro de Madrid. Al más alto nivel. Con el consejero de Transportes, Ángel Garrido, y el vicepresidente de la CAM, Ignacio Aguado, posando para la posteridad (y quizá haciéndose el 'harakiri' político en directo). Un poco en plan: ¿Creíais que se nos había ido el coronavirus de las manos? Pues no. He aquí el gel que acabará con el covid en un solo golpe maestro. O la política tan reducida al absurdo que Berlanga dimitiría desesperado al verse incapaz de parodiarla. Queda inaugurado este hidrogel.

El resto de enigmas caen por su propio peso. ¿Han tardado seis meses en poner dispensadores de gel en el Metro y encima montan un acto propagandístico? ¿Están empezando a perder la chaveta?¿Cuántos consejeros autonómicos hacen falta para cambiar una bombilla?

¿Estamos ante el mayor avance científico desde que Marie Curie descubrió la radioactividad en 1895? Solo el tiempo lo dirá, pero una cosa está clara: inaugurar un dispensador de gel mientras la ciudad se cae a cachos (por el covid) es un hito absurdo de la propaganda política.

Inauguración de un dispensador de gel en Madrid: un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad... y una gigantesca insensatez para la Vía Láctea.

Animales de compañía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios