A LA VENTA 'BAD MAGIC', ÁLBUM NÚMERO 22

La nueva vida de Lemmy: Motorhead saca su primer disco sin Jack Daniel's

El experimento forzado ha salido bien. Este nuevo disco de la banda londinense suena igual de vertiginoso que los anteriores pese a que se haya 'fabricado' de una manera diferente: con vodka

Foto: Lemmy Kilminster, vocalista y bajista de Motorhead.
Lemmy Kilminster, vocalista y bajista de Motorhead.

“El compromiso con los doctores fue cambiar el bourbon por el vino, pero no les dijo que a veces se bebe dos botellas… Así que estas son un poco las batallas en las que está luchando”. Las palabras del manager, Todd Singerman, se produjeron a principios de 2014 tras cancelar una gira invernal por los problemas de salud de Lemmy Kilminster, vocalista, bajista y alma de Motorhead. Lemmy acababa de cumplir los 68 años y estaba luchando para rebajar su consumo de speed, cigarrillos y Jack con Cola por su problema de diabetes. Intentó sustituir el bourbon por el vino pero la prueba falló porque terminó bebiéndose un par de botellas al día... Un año y medio después, con 69, Lemmy es un hombre nuevo: “Me gusta más el zumo de naranja, ¡así que a la mierda la Coca-Cola!”. Ahora viaja con un bastón y bebe Absolut con zumo de naranja, con el que se ha inspirado, por primera vez en 40 años de la banda, para componer un disco que salió este viernes: 'Bad Magic', el vigesimosegundo de la banda.

¿Cómo sonará Motorhead sin Jack Daniel´s? “Es una patada en los dientes”. Es la definición que Lemmy da a este álbum tan particular y que Área Rock ha tenido la ocasión de degustar. Suena a Motorhead, con naranja o Coca-Cola, da igual. Es Motorhead. Hay grupos que evolucionan o maduran –según quien lo escuche- con el paso de los años. No es el caso de esta banda londinense que nació en 1975 y que actualmente está inmersa en una gira por Estados Unidos que les llevará posteriormente a Europa (4 de febrero en el Sant Jordi Club y 6 de febrero en el Barclaycard Center junto a Saxon y Girlschool).

“Aparentemente sigo siendo indestructible”

Hace un mes visitaron nuestro país en el Resurrection Fest y allí, entre bastidores, se pudo comprobar que esta leyenda de avanzada edad se apoya en un bastón en determinadas ocasiones. “Mis piernas están jodidas”, admitió Lemmy a mediados de agosto a The Guardian. A quien fuera roadie de Jimmy Hendrix en los 60 comienza a pasarle factura el medio siglo que lleva mezclando alcohol y anfetaminas. Aunque “aparentemente sigo siendo indestructible”, se regocija en dicha entrevista.

Su genética le ha permitido llegar vivo al siglo 21 pese a que en el año 2000 se le fuera diagnosticada una diabetes (lleva un desfibrilador en su corazón desde entonces), motivo por el cual en 2013 debió cancelar parte de su gira y por el cual ha cambiado su ‘dieta’ en la actualidad.

Continúa siendo un amante de la lectura, la estética Nazi (ojo, sólo la estética, “he tenido ocho novias negras”), las tragaperras y adora la vida en el autobús aunque tenga su residencia en Los Ángeles, donde paga 900 dólares por su apartamento.

Escrito y creado en el estudio

De la cafeína de la Coca-Cola a las vitaminas de la naranja… Además de este hábito y la compañía de un bastón, otra novedad en su vida es que su 'Bad Magic' lo han grabado junto a sus compañeros Phil Campbell y Mikkey Dee con ideas que han surgido en la misma habitación. “Nosotros solo vamos al estudio cuando tenemos que grabar y lo hacemos en el tiempo que necesitamos. Nunca hemos sido esa clase de banda que necesita un año para hacer sus cosas. Cameron Webb —productor del disco— nos sugirió que la banda debía escribir y grabar estando juntos en el estudio, en lugar de hacerlo cada uno por separado. Y parece que ha funcionado”.

Además de la velocidad de un disco de Motorhead, en este truco de magia se puede encontrar un solo de guitarra de Bryan May (en el tema The Devil) y una versión del Sympathy for the Devil. Un guiño a los Stones a pesar de que The Beatles “son la mejor banda del mundo”. Una cosa no quita la otra.

“Este no deja de ser otro disco de Motorhead. Nada más y nada menos”. Son las mejores palabras para definir el disco número 22 de Motorhead. Lemmy sienta cátedra con ellas porque, a pesar de su ‘nueva’ vida, el fan no notará diferencia en los trece temas y estos 43 minutos nuevos minutos de Motorhead, en comparación con los anteriores.

PD: Antes de terminar, un consejo de Lemmy: “Hay que elegir entre el matrimonio y el rock and roll. El sexo dura 30 minutos y un concierto dura una hora y media. Así que la elección está clara”.

Siga Área Rock en Facebook
Siga Área Rock en Twitter

Área Rock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios